Romney y Gingrich luchan codo a codo en Carolina del Sur

Univision.com | Jan 21, 2012 | 9:41 AM

Republicanos todavía no tienen claro qué candidato enfrentará a Obama en noviembre

NORTH CHARLESTON – Este sábado se llevará a cabo el primer enfrentamiento republicano en un estado clave del sur de Estados Unidos. Y al término del día podría asomar el candidato que el primer martes de noviembre enfrente al presidente Barack Obama, o bien prolongue el cerrado duelo de la oposición por encontrar al candidato que le arrebate a los republicanos el control de la Casa Blanca.
El viernes, Romney admitió que se encuentra en una reñida competencia con Newt Gingrich por las primarias en Carolina del Sur, en una campaña republicana –dijo The Associated Press- que repentinamente se tornó turbulenta.
Los ataques y las acusaciones entre los candidatos llueven. Muchos se preguntan cuánto desgaste sufrirán y soportarán los republicanos en la contienda, y si el daño auto infringido durante el proceso podrán revertirlo para luego enfrentarse a la maquinaria demócrata, con Obama a la cabeza. No hay respuestas.
Por ahora y a escasas horas de los resultados de Carolina del Sur, la primaria puede resumirse en una carrera “codo a codo” entre el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, y el ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich. Y detrás de ellos Rick Santorum y Ron Paul, que amenazan con dar una sorpresa y complicar aún más unos comicios que acaparan titulares y la atención de los estadounidenses.
Pronósticos fallidos
Una semana antes Romney pronosticó una clara victoria en un estado cábala: el republicano que gana Carolina del Sur gana la nominación. De hecho, el ganador de la primaria del estado ha llegado a capturar la nominación republicana en todas las campañas desde 1980, escribió AP.
Pero las preguntas sin respuestas acerca de la fortuna de Romney y su declaración de impuestos cobraron factura, y permitió que Gingrich avanzara en medio de polémicas revelaciones de una de sus ex esposas y un debate que le permitió blandir una buena actuación.
El viejo zorro de la política estadounidense sabe cómo utilizar el discurso para decirles los electores republicanos lo que ellos quieren escuchar en esta cerrada contienda. De eso no caben dudas. Como dice el refrán, 'más sabe el diablo por viejo que por diablo'.
El equipo de campaña que logre dominar los escenarios en Carolina del Sur colocará a su candidato en una posición dominante de cara a las primarias de Florida, a celebrarse el 31 de enero. Y se ahí en adelante el camino, aseguran los expertos, comenzará a aclararse para bien de los republicanos, y también para los demócratas, quienes entonces podrán completar su estrategia para que Obama gane la reelección.
Si pierde Romney
The Associated Press señala que si el ex gobernador de Massachusetts tropieza en Carolina del Sur, eso podría augurar una interminable batalla por la nominación que se extienda por meses y exponga aún más las divisiones dentro del partido, entre aquellos que quieren un candidato que pueda derrotar a Obama más que cualquier otra cosa, y aquellos que prefieren un conservador sólido.
Mientras los republicanos resuelven la problemática y deciden al candidato, algunos se preguntan en qué estado llegará el partido a las elecciones de noviembre. Y aunque algunos de los candidatos mencione que las primarias cada día se vuelven más "emocionantes", los electores temen que ese cúmulo de emociones los encandile y le otorgue a los demócratas el espacio de maniobra suficiente para ganar en noviembre, e incluso para recuperar el control de ambas cámaras del Congreso.
Por ahora Romney sólo ha ganado una primaria, New Hampshire. En Iowa se impuso Santorum y en Carolina del Sur Romney y Gingrich llegan empatados. Mañana domingo se escribirá una nueva historia que apuntará hacia Florida, y después de Florida quién sabe. El escenario es complejo y los republicanos lo saben, pero sus estrategias no lo mencionan porque en política las debilidades y las incertidumbres hay que mantenerlas ocultas del adversario.
El factor Iowa
¿Y un escenario inesperado? Santorum continúa presentándose como el verdadero conservador del Partido Republicano en el día de las primarias de Carolina del Sur. Intenta aprovechar el impulso que le dio la noticia del viernes de que superó sorpresivamente a Romney por 34 votos en el escrutinio definitivo de las asambleas partidistas de Iowa, elección que hasta ese día Romney utilizaba como munición en este duelo incierto.
Santorum dijo a C-SPAN el viernes que la contienda por la candidatura presidencial republicana "ha dado un giro en las últimas 24 horas" y que él se mantiene como un factor muy importante en la misma.
Más tarde descartó al representante por Texas Ron Paul, el cuarto aspirante en la contienda.
"Hay cuatro, tres de los cuales tienen la oportunidad de ganar la nominación", señaló el ex senador al incluirse en la lista.
Del hecho de que Paul no figure en la lista de Santorum es un problema que va más allá de las apreciaciones de Santorum. Significa que tres semanas después de iniciadas las primarias los republicanos siguen divididos y continúan dividiéndose, lo que puede interpretarse como "una falla importante en el proceso de selección", escribió el diario La Opinión de Los Angeles.
Andrea Hatcher, de la Universidad del Sur en Sewanee, Tennessee, señaló que "lamentablemente, la moderación no entusiasma a nadie" (…) "los partidos apelan a los (votantes) extremos que son los que más posiblemente acudirán a las elecciones primarias, situación que imprime más radicalización al proceso".
¿Demasiado temprano?
Hasta ahora sólo se han registrado dos primarias, Iowa y New Hampshire. Han votado nada más que 371,910, y otros 460 mil lo harán esta noche en Carolina del Sur, estimó The Associate Press. Si sumamos, en las tres primeras elecciones republicanas internas habrán participado apenas alrededor de 834 mil, cantidad representa apenas 0,006% del total de votos que obtuvo el candidato republicano en las anteriores elecciones generales, el hoy senador John McCain, quien perdió en 2008 ante el presidente Barack Obama.
Otro dato interesante aportado por La Opinión: para este sábado sólo se conocerán 65 de un total de 2.286 delegados para la Convención Nacional Republicana. Para ganar la candidatura presidencial, el aspirante debe reunir el apoyo de 1,144 delegados en el curso de las asambleas partidistas y las elecciones primarias, que concluirá a finales de junio.
Todavía falta mucho terreno por recorrer. Pero si no gana Rumney, o si Gingrich adelanta con escaso margen y Santorum y Paul vuelven a pisarle los talones a Rumney y Gingfrich, el Florida se estarán repitiendo los pronósticos desalentadores que muestran a un partido que le quiere ganar a los demócratas, pero que no tiene claro con qué tipo candidato quiere sentar en la Casa Blanca para que se convierta en el 45 presidente de Estados Unidos.
©Univision.com
Comentarios