Compañía afirma que comandante de crucero cometió 'errores de juicio'

Univision.com | Jan 15, 2012 | 7:58 AM

Continúan las tareas de rescate de unos 40 desaparecidos

GIGLIO –  La compañía Costa Cruceros, propietaria del "Costa Concordia", cuyo naufragio el viernes ha causado al menos cinco muertos, reconoció que el comandante del navío había "cometido errores de juicio" y "no había seguido el procedimiento" previsto en una situación de emergencia.
"La justicia, con la que colabora Costa Cruceros, ordenó la detención del comandante, sobre el que pesan acusaciones graves", recuerda la compañía en un comunicado transmitido a la prensa.
"Parece que el comandante cometió errores de juicio que tuvieron graves consecuencias" y que "sus decisiones en la gestión de la urgencia no han seguido los procedimientos de Costa Cruceros, acordes con los estándares internacionales", añade.
La compañía afirma, no obstante, que el comandante Francesco Schettino, que entró en Costa Cruceros en 2002 como responsable de seguridad y ascendió a comandante en 2006, realizó todos los programas de formación requeridos.
Recuerda que los miembros de la tripulación "realizan un ejercicio de evacuación de barcos cada dos semanas" y que "los pasajeros participan en un ejercicio durante las 24 horas que siguen al embarque".
El naufragio del "Costa Concordia", tras haber chocado contra una roca a poca distancia de la costa, causó 5 muertos, unos sesenta heridos y una quincena de desaparecidos.
La compañía reitera "su profundo dolor" y expresa "disculpas por los sufrimientos" de los pasajeros y de la tripulación.
"Unas 1.100 personas de Costa Cruceros en el mundo entero trabajan desde el viernes por la noche para gestionar este terrible incidente y su prioridad es apoyar las operaciones de rescate, prestar asistencia a los pasajeros y a la tripulación y llevarlos a casa en seguridad", asegura.
La compañía recuerda que aún siguen las operaciones de rescate y se niega a dar un balance de la catástrofe, dado que "la situación está en constante evolución".
Por último, Costa Cruceros asegura "haber intervenido inmediatamente para impedir un posible impacto medioambiental" y "elabora un plan de intervención con la sociedad líder en el sector en el mundo, Smit&Salvage", tras haber establecido una "barrera de confinamiento alrededor del casco" de la nave.
Hallaron tercer sobreviviente
Dos días después de encallar en una isla italiana, un tercer sobreviviente fue hallado el domingo dentro del crucero Costa Concordia, indicaron los bomberos que participan en las tareas de rescate, reportó la agencia The Associated Press.
El portavoz Luca Cari dijo que los rescatistas habían hablado con la persona dentro de la nave, un italiano que trabajaba en la cabina de servicio, pero que el sobreviviente aún no fue rescatado.
Cari dijo que podría tener una pierna rota.
Una pareja surcoreana que estaba de luna de miel fue rescatada el sábado por la noche de una parte no sumergida de la nave Costa Concordia, cuando los bomberos oyeron sus gritos.
Acusan al capitán
Un fiscal italiano confirmó acusaciones de los pasajeros y otros de que el capitán del crucero Costa Concordia abandonó el buque antes que todos los pasajeros hubieran evacuado.
El comandante del Costa Concordia, Francesco Schettino, fue arrestado el sábado, confirmó el fiscal jefe de Grosseto, Francesco Verusio.
La Agencia Española de Noticias (Efe) informó que Verusio interrogó durante varias horas a Schettino, de 52 años y natural de Nápoles (sur de Italia). La fiscalía, según los medios italianos, le acusa de homicidio culposo múltiple, naufragio y abandono del barco mientras muchos pasajeros aún se encontraban dentro de la nave.
De acuerdo con fuentes de la investigación citadas por medios italianos, el comandante abandonó la embarcación hacia las 23:30 hora local (22:30 GMT), cuando parte de los pasajeros y de la tripulación esperaban a ser evacuados.
Las últimas personas que abandonaron el crucero, agregaron las fuentes, lo hicieron entre las 02:30 y las 03:00 (01:30-02:00 GMT).
Verusio también dijo a medios nacionales que Schettino eligió deliberadamente una ruta que, sabía, pasaba muy cerca de la costa.

Tareas de rescate

Oficiales del servicio de guardacostas italiano dijeron que los buzos trataban de ingresar a la parte central de la nave en caso de que alguien siga atrapado en el interior, tras encallar el gigantesco crucero con más de 4,200 personas a bordo.
Hasta ahora el saldo de muertos se eleva a cinco, de acuerdo con las autoridades.
Los rescatistas italianos encontraron este domingo dos nuevos cadáveres en el crucero de lujo, con lo que el balance subió a cinco víctimas mortales.
Los submarinistas hallaron los dos nuevos cadáveres en la parte sumergida del crucero de lujo, que yace recostado sobre su flanco derecho. Se trata de personas de edad que se encontraban en las cabinas cuando el crucero se chocó contra una roca.
Hombres rana de la policía y cuadrillas de rescate buscaban el domingo por la mañana alrededor de los escombros del crucero hundido en la costa de la Toscana por unas decenas de personas que aun siguen desaparecidas horas después del naufragio.
Los rescatistas a bordo de botes de goma fueron vistos mientras tocaban el casco con las manos. Estaban cerca del forado de 50 metros de largo por el cual entró el agua que provocó el hundimiento de un lado del crucero.
La nave yace sobre estribor junto a una isla tras naufragar la noche del viernes.
Casi 40 desaparecidos
El número estimado de desaparecidos bajó el domingo a 39 o 38, según las autoridades locales. El prefecto de Grosseto, Giuseppe Linardi, dijo que las autoridades están cotejando las listas para calcular con más exactitud el número de desaparecidos, porque algunas personas podrían no haber sido registradas a causa de la agitación de la evacuación.
Los más de 4 mil evacuados fueron transferidos el sábado de la isla de Giglio al puerto de Santo Stefano, y de allí repatriados en su mayoría a sus lugares de procedencia.
Los bomberos explicaron que las búsquedas en el "Costa Concordia" se hacen difíciles por la importante inclinación del barco que está recostado sobre uno de sus flancos a 80 grados y semi sumergido, reportó la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
Toda una serie de obstáculos bloquean el paso: puertas cerradas, escaleras rotas y elementos de mobiliario amontonados.
No pierden esperanzas
Movilizado junto con unos veinte colegas, Daniele, un buzo de la marina militar, consideró en declaraciones a la AFP que es "posible que se hayan formado burbujas de aire en la parte sumergida", y que haya ahí supervivientes.
A la espera de encontrar más supervivientes, crecía la polémica sobre la responsabilidad del comandante, encarcelado el sábado por homicidio múltiple y abandono de barco.
El fiscal de Grosseto, Francesco Verusio, confirmó el domingo a la televisión SkyTG24 que el comandante Francesco Schettino abandonó el barco "mucho antes de que fueran evacuados todos los pasajeros", y añadió que "la trayectoria seguida por el crucero no era buena".
Numerosos testigos y guardacostas destacaron también que el barco navegaba demasiado cerca de las costas de la isla de Giglio, situada frente al litoral del sur de la Toscana.
En el momento del accidente, los pasajeros estaban cenando o durmiendo.
Muchos describieron "escenas apocalípticas" o de "pánico", refiriendo los empujones entre los turistas para intentar subir a los botes de salvamento, en medio de los gritos y los llantos de niños y jubilados que iban a bordo. Según esos testimonios, algunos se pelearon para hacerse con chalecos salvavidas.
El accidente se produjo el viernes por la noche sobre las 20:45 GMT, cuando el "Costa Concordia", que transportaba a 4.229 personas, impactó contra una roca cerca de la isla de Giglio.
El "Costa Concordia", que había partido de Civitavecchia hacia las 18:00 GMT el viernes, llevaba a más de 3 mil turistas, entre ellos 989 italianos, 569 alemanes, 462 franceses, 177 españoles y 126 estadounidenses, además de unos mil tripulantes.
Caos y terror
Algunos pasajeros relataron a periodistas los primeros momentos de la tragedia en el Mediterráneo a bordo del Costa Concordia.
El primer tiempo de la cena estaba recién servido en el comedor de la nave, cuando las copas de vino, los tenedores y los platos llenos de calamares y setas se vinieron estrepitosamente al suelo, escribió un corresponsal de AP.
En el espectáculo de magia que se ofrecía dentro del teatro, los botes de basura se volcaron y los telones comenzaron a bambolearse. Luego, los pasillos se fueron empinando y los pasajeros debieron gatear, con las rodillas amoratadas, en medio de la oscuridad.
Otros simplemente saltaron a las frías aguas del Mediterráneo.
Tres personas murieron en el desastre. El diplomático peruano, José Betancourt, dijo a The Associated Press por teléfono desde la embajada en Roma que un ciudadano de ese país falleció. Lo identificó como Tomás Alberto Costilla Mendoza, de 42 años.
Francia informó que dos de las víctimas eran originarias de esa nación.
El escape desde el lujoso crucero de línea, en medio del terror y el caos, pareció sacado de una escena de "Titanic", según recuerdan muchos de los más de 4 mil pasajeros y tripulantes del navío, que encalló el viernes por la noche frente a las costas italianas y quedó totalmente recostado sobre estribor, con un boquete de unos 50 metros (160 pies) en el casco.
©Univision.com
Comentarios