Militar asume el poder en Guatemala

Univision.com | Jan 12, 2012 | 6:01 PM

Por primera vez en 26 años de democracia

GUATEMALA - El derechista Otto Pérez se convertirá el sábado en el primer presidente de Guatemala proveniente de filas militares en 26 años de democracia, con el reto de enfrentar la miseria y la violencia del crimen organizado que asfixian a este país centroamericano.
La agencia AFP detalló que el general retirado, de 61 años, tomará posesión en un acto que comenzará a las 14:30 locales (20:30 GMT) en un polideportivo ubicado en el sur de la capital, con la presencia de unos diez jefes de Estado y de Gobierno.
A la ceremonia confirmaron su asistencia los gobernantes de México, Perú, Haití, Surinam, Georgia y de los países centroamericanos El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice, así como el heredero de la corona española, Felipe de Borbón. 
Pérez sustituirá al socialdemócrata Álvaro Colom para gobernar por un periodo de cuatro años, con un Congreso dividido en 13 fuerzas políticas y cuyos 158 diputados serán juramentados el sábado antes del traspaso de la banda presidencial.
Cerca de dos mil policías, apoyados por militares vigilaban desde días antes la llegada de delegados de unos 85 países, según fuentes de la cancillería.
Otto Pérez, experto en lucha contrainsurgente
Fundador del derechista Partido Patriota, Pérez, un experto en lucha contrainsurgente, es el primer mandatario guatemalteco proveniente de filas militares desde que en 1986 el general golpista Óscar Mejía, acusado de genocidio ante la justicia, le entregó el poder a Vinicio Cerezo tras décadas de dictaduras castrenses, dijo AFP.
Con la promesa de "mano dura" contra el crimen, ganó las elecciones en segunda vuelta en noviembre pasado, en un país con una tasa de 38 homicidios por cada 100 mil habitantes al año, y un promedio de 16 muertes diarias, que lo colocan como uno de los más inseguros del mundo.
En la espiral de violencia, los cárteles de la droga, en especial el mexicano Los Zetas, se extendieron en los últimos años por vastas áreas del territorio y son responsables del 40 por ciento de las muertes, según estimaciones oficiales.
La violencia enluta a unos seis mil hogares guatemaltecos cada año, cifra que supera las 5,500 muertes que se registraban durante la guerra que sufrió este país entre 1960 y 1996, y que dejó unos 200 mil muertos y desaparecidos.
Las promesas hechas a Guatemala
"En seis meses los guatemaltecos van a sentir un cambio. Queremos que la población sepa que de verdad existe una preocupación de las autoridades por mejorar la seguridad ciudadana", afirmó esta semana el futuro presidente, retomado por AFP, al señalar que su gobierno aspira a bajar a la mitad la tasa de homicidios.
Pérez también recibirá un país con más de la mitad de sus 14.3 millones de habitantes en la pobreza, y una desnutrición crónica que afecta a uno de cada dos niños menores de cinco años, el índice más alto de Latinoamérica y quinto en el mundo, según las Naciones Unidas.
"En desnutrición crónica, en cuatro años queremos disminuirla en 8 o 10" puntos, manifestó Pérez, quien tendrá como vicepresidenta a la ex periodista Roxana Baldetti, la primera mujer en ese cargo en el historia del país.
En la conmemoración del 15 aniversario de los pactos que pusieron fin al conflicto, Pérez, quien participó en la guerra civil y firmó en nombre del Ejército los acuerdos de paz, afirmó que relanzará los compromisos debido al rezago que tienen, sobre todo en cuanto a la deuda social y la lucha contra la impunidad.
Uno de los principales reclamos que enfrentará por parte de grupos de derechos humanos será el fortalecimiento de la justicia para bajar los alarmantes niveles de impunidad, que según la ONU alcanza a un 98% de los casos que llegan a tribunales.
En el plano económico, se propone impulsar una reforma fiscal -a la que se oponen los empresarios- para mejorar las finanzas públicas, pues según datos oficiales en 2011 la recaudación tributaria representó el 11.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), una de las más bajas del continente.
Quiere recuperar la ayuda militar de EU
Pérez Molina asume el sábado con la prioridad de poner fin a una antigua prohibición estadounidense sobre la ayuda militar, impuesta debido a las preocupaciones por los abusos durante los 36 años de Guerra Civil en el país centroamericano.
Asesores cercanos citados por The Associated Press señalan que Pérez apoya las condiciones delineadas por varias leyes de asignaciones del Congreso estadounidense para restaurar la ayuda, eliminada en 1978 en medio de la Guerra Civil.
Entre esas condiciones está reformar un débil sistema de justicia que no ha podido llevar a los responsables de abusos ante la justicia. Una comisión de la verdad patrocinada por Naciones Unidas después de la guerra dijo que las fuerzas estatales y los grupos paramilitares afines cometieron la mayoría de los asesinatos.
Estados Unidos también insiste en que el gobierno respalde a un equipo internacional de fiscales contra la corrupción, apoyado por la ONU, cuyos esfuerzos han sido criticados por la elite política de Guatemala."Yo sí creo que Otto Pérez Molina buscará el levantamiento de las restricciones a la ayuda militar", dijo Harold Caballeros, el futuro ministro de Relaciones Exteriores. "Tengo la sincera certeza del compromiso de Otto Pérez Molina en mejorar el sistema de justicia en su totalidad en Guatemala".
La primera vicepresidenta de la historia
De carácter fuerte, con fama de prepotente y poco negociadora, Roxana Baldetti, una ex periodista de 49 años, asumirá el sábado como la primera mujer que alcanza la vicepresidencia en Guatemala.
AFP recordó que, tras ocho años como diputada, renunció a su escaño en agosto para aspirar a la vicepresidencia, como compañera de fórmula del general derechista Otto Pérez para un periodo de cuatro años.
Antes de lanzarse a la política, a principios de los años 90, Baldetti, licenciada en Periodismo de la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala, ejerció como maestra de primaria y como periodista en la televisión local e internacional.
Fue corresponsal en Guatemala del programa Primer Impacto de la cadena televisiva hispana Univision de Estados Unidos, según su biografía oficial en la página de internet del derechista Partido Patriota, que cita AFP.
Incursionó en la administración pública en 1990, cuando fue nombrada subsecretaria de Relaciones Públicas de la Presidencia por el entonces presidente Jorge Serrano, quien en 1993 intentó un autogolpe de Estado y terminó destituido y exiliado en Panamá.
Sus detractores la acusan de haber dirigido la censura a la prensa durante el autogolpe; sus defensores la consideran una mujer trabajadora y persistente en alcanzar sus metas.
A principios de los 90 Baldetti conoció al general Pérez y en 2001 lo acompañó en su iniciativa de fundar el Partido Patriota, con el cual dos años después ambos llegaron a ser diputados y ahora alcanzan el gobierno.
Desde el Congreso, fue una de las más activas críticas del gobierno socialdemócrata del presidente Álvaro Colom, a quien acusaba de falta de transparencia en el manejo de los recursos estatales y lo responsabilizaba de programas sociales que, según ella, eran "focos de corrupción".
Nacida el 13 de mayo de 1962, Baldetti, quien a mediados de los 90 también laboró en favor de las mujeres para la Organización de Naciones Unidas a nivel local, procede de una familia conservadora y católica.
Cuando tenía 18 años quedó en segundo lugar como candidata a Miss Guatemala, luego de lo cual incursionó en el sector empresarial cofundando una empresa de productos de belleza y abrió una cadena de salones de belleza y spa.
Baldetti se casó a los 25 años con Mariano Paz, con quien tuvo dos hijos, Luis Pedro y Mario.
Colom buscará reconquistar a su ex esposa
El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, que entregará el cargo el sábado al derechista Otto Pérez, afirmó que buscará reconquistar a su ex esposa Sandra Torres, quien se divorció del mandatario el año pasado para lanzarse como candidata presidencial.
"Tengo la intención de recuperar una relación que se complicó muchísimo el año pasado (...). No sé si lo voy a lograr, pero el esfuerzo lo voy hacer y hay que darle tiempo al tiempo, hay que recomponer las circunstancias", declaró Colom, en una entrevista con la emisora local Radio Sonora.
Torres se divorció en abril del año pasado de Colom, con quien llevaba una década casada, para postularse como candidata en las elecciones generales de septiembre, pues la legislación prohíbe postularse al cónyuge del presidente de turno.
No obstante, el Tribunal Electoral y las cortes de justicia consideraron que la separación fue simulada y rechazaron la inscripción como candidata de la ex primera dama, una empresaria de 56 años.
"Ya en mi vida privada voy a tratar de recuperar (...). Hay una buena relación, hablamos, etcétera. Estoy esperando que llegue el sábado para que en una forma privada y sin presiones de estar entregado el gobierno" dialogar, agregó Colom, de 60 años.
El presidente de Guatemala, quien no tiene hijos con Torres aunque sí dos de un primer matrimonio, vivía con su esposa, que tiene cuatro hijos de otra relación, en una residencia particular, y cuando ocurrió el divorcio se trasladó a la Casa Presidencial. 
"Todo lo dirá el tiempo, pero sí fue bastante complicado y dañado. Pero mi intención es recuperar mi tranquilidad, mi hogar, mi entorno, yo privilegié la presidencia y no podía gobernar en una casa donde se estaba llevando a cabo una posible campaña electoral", añadió.
Al anunciar su postulación por la gobernante Unidad Nacional de la Esperanza (UNE, socialdemócrata), Torres explicó que se divorció por una razón muy poderosa: "Por el pueblo, por mi país, por los adultos mayores, los niños, los discapacitados, los abandonados, los huérfanos, por todos los necesitados de Guatemala", dijo entonces.
©Univision.com
Commentarios