Militares lisiados exigen pensión digna en El Salvador

EFE | Jan 12, 2012 | 4:21 PM

Acuerdo de paz

SAN SALVADOR - Decenas de lisiados del Ejército de El Salvador que combatieron durante la guerra civil (1980-1992) en este país centroamericano salieron hoy a las calles a exigirle al Gobierno un trato digno y que les otorgue, entre otros beneficios, una pensión adecuada y un servicio integral de salud.
En el marco de la conmemoración de los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz, que se cumplirán el lunes próximo, los excombatientes y lisiados del Ejército exigieron al presidente Mauricio Funes "un sistema de salud integral", declaró a Efe el vicepresidente de la Asociación de Lisiados de la Fuerza Armada (ALFAES), Juan Pablo Bonilla.
Explicó que "muchos (lisiados) están muriendo por falta de atención (médica), porque no tienen cómo pagar un tratamiento médico".
La ALFAES organizó la marcha, que no pudo llegar hasta Casa Presidencial debido a una barricada de policías de la Unidad de Mantenimiento y el Orden (UMO).
"En las estadísticas que tenemos cada año están falleciendo más de 60 compañeros al año", por la falta de una atención adecuada en salud, resaltó Bonilla.
Los excombatientes también pidieron un incremento del 100 por ciento a las pensiones que reciben, ya que son "muy bajas", agregó.
Critican pensiones 
Según Bonilla, desde 2005 están luchando por "el incremento de la pensión del 100 por ciento, porque las "pensiones en su mayoría son de 98 dólares", pero aún no han obtenido una respuesta positiva.
Además los manifestantes le exigieron a Funes, quien llegó al poder en junio de 2009 por medio de la extinta guerrilla y ahora partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), destituir a la actual presidenta del Fondo de Lisiados del país, Irma Segunda Amaya, porque consideran que tiene preferencias por los excombatientes de la guerrilla.
Según Bonilla los veteranos de la Fuerza Armada "han sido el sector más marginado" de los que combatieron en la guerra, debido a que "no se les ha dado la atención de los programas que se firmaron en los Acuerdos de Paz", como la obtención de tierra y casas.
"En cambio los excombatientes de la guerrilla sí han logrado esos programas de obtención de tierra, vivienda y todo eso", añadió, al tiempo que aclaró que lo único que desean es un trato "justo y equitativo" porque tanto la exguerrilla como ellos tienen los mismos derechos.
Bonilla, quien perdió el pie izquierdo en la guerra, dijo que no se arrepiente de haber participado en el conflicto, pero lamentó que "después de haber servido a la patria hoy (a los excombatientes) los han dejado en el abandono", sentenció.
Según organismos humanitarios, la guerra salvadoreña dejó 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos, 12.000 heridos y miles de desplazados, además de millonarias pérdidas económicas.
El pasado lunes el Gobierno salvadoreño instaló una mesa de diálogo permanente con los veteranos de guerra del Ejército salvadoreño para buscar cómo solucionar sus problemas y que gocen de las políticas públicas de protección.
También ese mismo día el secretario técnico de la Presidencia, Alexander Segovia, dijo que el Gobierno está trabajando en un "plan integral" de salud para los veteranos de guerra. 
©EFE
Commentarios