La batalla por el segundo lugar en New Hampshire

Univision.com | Jan 09, 2012 | 9:31 PM

Lo que ha mantenido a los precandidatos de puntillas en New Hampshire es el codiciado segundo lugar.

La batalla por la primaria de New Hampshire está por terminarse. A horas de la votación primaria en el “Estado de Granito”, los precandidatos están haciendo sus últimos esfuerzos por sacar la mayor cantidad de delegados.
Es ya casi un hecho que el ex Gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, va a ganar. Según la última encuesta del American Research Group publicada el lunes, Romney tiene una ventaja de 13 puntos porcentuales sobre sus rivales. Aunque su victoria es segura, el mormón multimillonario parece estar descendiendo en las encuestas, del 43% del apoyo republicano pasó al 33% durante el fin de semana.
Ante el eminente triunfo de Romney, lo que ha mantenido a los precandidatos y a los votantes de puntillas en New Hampshire es el codiciado segundo lugar, que aún está en el aire.
Los postulantes en New Hampshire
El puesto que ganó Rick Santorum en Iowa ahora está reñido entre el antiguo Gobernador de Utah, Jon Huntsman, quien según la mencionada encuesta tiene 17% del apoyo, y el médico texano, Ron Paul, quien tiene el 16% de la intención de voto.
Por un lado, Huntsman ha apostado únicamente por New Hampshire, saltándose las campañas en el caucus de Iowa. De hecho según varios entrevistados, las televisoras locales muestran mayormente anuncios de él y de Romney.
El antiguo Embajador de Barack Obama en China se presenta como una alternativa ante Romney, según el Profesor Steffen Schmidt, quien llegó el sábado a New Hampshire y tiene 40 años cubriendo elecciones en Estados Unidos.
Pero ante el poco entusiasmo nacional por su candidatura, a Huntsman le tiene que ir ‘muy bien’ en New Hampshire -por lo menos un 15%, de acuerdo con el analista- o se tendrá que despedir de la nominación. 
Schmidt dice que Huntsman es brillante y muy interesante, pero en su opinión como candidato es “pésimo”. De hecho, ha recorrido gran parte de New Hampshire en los últimos meses, pero sus apariciones con los votantes no son cubiertas por los grandes medios, o quizás no son convocadas de manera efectiva.  
“Por eso yo lo llamo el candidato solitario”, dijo Schimdt. “También en los debates deja caer sus ideas y se va a otro lado. No ha empujando más duro contra los otros candidatos”.
Por otro lado, Ron Paul parece mucho más confiado en New Hampshire, sobre todo después de haber estado empatado con Romney y Santorum durante varias horas en Iowa. Su presencia en los restaurantes y cafeterías de New Hampshire ha sido un espectáculo mediático.
De igual forma, los ávidos seguidores de su mensaje ‘anti-bélico’ son jóvenes entusiastas, similares a los de Occupy Wall Street, que se pueden ver en las calles con pancartas y cuya energía le ha faltado a la campaña de Huntsman.  
No hay duda que el ‘verídico’ ganador de Iowa, Rick Santorum, parece que no tiene ninguna atracción en New Hampshire. Esto es debido a que el antiguo Senador por Pensilvania ganó en Iowa gracias al voto evangélico, y New Hampshire es el 2ndo estado menos religioso en Estados Unidos.
Schmidt explica que la posición socialmente conservadora que le funcionó en Iowa tiene el efecto contrario en New Hampshire, donde él no ha podido conectar con los votantes. Incluso lo han abucheado en algunas apariciones.
Por último, Rick Perry, el Gobernador de Texas, ha sido prácticamente invisible en New Hampshire y sólo ha recibido el 1% del apoyo republicano. Incluso, se espera que reciba los resultados de la primaria en Texas o en Carolina del Sur.
Según Raimon, aún el 30% y 40% de los votantes están indecisos.
Las particularidades de la primaria en New Hampshire
El profesor Steffen Schmidt explica que New Hampshire es un estado muy distinto a Iowa, su predecesor en la campaña por la Casa Blanca, y muy distinto a los estados del sur de Estados Unidos.
“Los votantes de New Hampshire son muy individualistas”, dijo. “No les gustan que las encuestas ni los medios predigan por quién van a votar”.
Marcelo Raimon, enviado el diario Clarín de Argentina, quien llegó el domingo a New Hampshire, dice que los contrastes con Iowa son notables.
“Iowa es una cosa más popular, más democrática", dijo. “Uno sabe que va a haber asambleas, la gente está más preparada para decir sus cosas, porque hay más militantes”.
Por su lado, New Hampshire es una votación secreta, más tradicional, donde la gente va, vota y los resultados de los delegados se llevan a la convención final del Partido Republicano. Por tanto, hay menor involucramiento de la gente que en Iowa, donde la votación es estilo asamblea o caucus.
En New Hampshire se escogen los delegados proporcionalmente, como en el resto de los estados. Todos los candidatos que ganen cierto porcentaje de apoyo van a recibir delegados a la convención.
Incluso en New Hampshire, las personas que no son republicanos inscritos, es decir, los independientes pueden votar en las elecciones del martes. Eso hace que las encuestas sean menos predecibles, porque realmente no se sabe cuántas personas van a ir a votar.
Por el contrario, en Iowa las encuestas eran más predecibles porque se pudo conseguir las listas de los republicanos que iban a votar previamente. En el 'estado de granito", los no matriculados como republicanos pueden dar una sorpresa.
Un ejemplo de esta incompatibilidad con los sondeos fueron las elecciones demócratas de 2008, donde se esperaba que ganase Barack Obama, pero Hillary Clinton terminó llevándose el estado.
A pesar de la incertidumbre por el segundo lugar, con el resultado del primer puesto cantado, las emociones inevitablemente se vuelcan hacia Romney.
Romney, el virtual ganador.
Mitt Romney puede ganar en New Hampshire. Y en los días previos a la primaria ha actuado como si así lo fuera. El periodista del diario Clarín, Marcelo Raimon, lo presenció de primera mano en uno de los últimos eventos de campaña en la ciudad colegial de Exeter, donde el ex Gobernador de Massachusetts estuvo en la tarima con el actual Gobernador de New Jersey, Chris Christie.
"Ahí se vio entusiasmo de campaña", dijo, "un clima de recta final". "Si las primarias terminaran ahora, uno pensaría que Romney va a salir ganador".
El panorama se pinta victorioso para Romney en las próximas contiendas del mes de enero. En Carolina del Sur, tiene una ventaja de más de 10%. Igualmente en Florida, está siete puntos porcentuales por encima de los demás.
No obstante, sigue habiendo fantasmas alrededor del mormón multimillonario, como las recientes denuncias de que no fue un buen administrador de la firma Bain Capital. Igualmente, su comentario en uno de los debates televisados este fin de semana sobre su disposición para despedir empleados también lo ha herido.
Para Raimon, la victoria nacional de Mitt Romney dependerá de qué tanto apoyo reciba del Tea Party y qué tanto daño le hagan sus continuas contradicciones con los temas sociales.
"Romney quiere presentarse como un posible moderado", dijo Raimon, "pero después está contra el Dream Act y lo que hace es cortejar a los conservadores".
En palabras de Schmidt, "es probable que el martes Romney salga ganador. Muchas personas aceptaron eso como un fait accomplit". "Pero ¿quién quedará de segundo? cuestionó. "Esa es la pregunta de los 78 millones de dólares".
@marianaatencio es editora de Destino 2012.
©Univision.com
Commentarios