Costarán $6,000 millones las elecciones presidenciales en Estados Unidos

Notimex | Jan 09, 2012 | 12:06 PM

Las elecciones presidenciales y legislativas del 6 de noviembre serán las más caras de la historia,

 
José López Zamorano. Corresponsal
Washington, 8 Ene (Notimex).- Las elecciones presidenciales y legislativas del 6 de noviembre en Estados Unidos serán las más caras de la historia, con una factura total de más de seis mil millones de dólares, según el prestigiado Centro de Política Responsable (CRP).
El presidente Barack Obama, cuya maquinaria de campaña recaudó 760 millones de dólares en las elecciones de 2008 contra John McCain, podría exceder los mil millones de dólares de contribuciones en su conjunto en busca de su reelección en 2012.
“El Centro cree que las elecciones de 2012 serán las más caras de la historia”, señaló la institución encabezada por Sheila Krumholz.
“Más aún, a raíz de la decisión de la Suprema Corte en el caso de Ciudadanos Unidos contra la Comisión Federal Electoral (FEC), los grupos están gastando con impunidad, en ocasiones sin revelar públicamente de dónde reciben el dinero”, indicó.
Los comicios ponen en juego la Casa Blanca, la Cámara de Representantes de 435 escaños, una tercera parte del Senado de 100 miembros, además de 11 gubernaturas y sus respectivas legislaturas estatales.
Por comparación, las elecciones presidenciales de 2008 costaron unos cinco mil millones de dólares, las intermedias de 2006 unos 2.85 mil millones, las de 2002 unos 2.18 mil millones y las de 1998 un total de 1.61 mil millones de dólares.
Pero la proyección del nuevo récord de gastos deriva en parte de la decisión de la Suprema Corte en el sentido de que la Primera Enmienda de la Constitución prohíbe al gobierno fijar límites a empresas y sindicatos en sus gastos independientes para fines políticos.
La resolución del máximo tribunal provino del grupo Citizens United, debido a que la FEC prohibió divulgar un documental contra Hillary Clinton en el ciclo electoral 2008. Los magistrados conservadores de la corte fallaron a favor de Citizens United.
“Eso fue un terremoto en el financiamiento de las campañas”, aseveró Krumholz.
Ciertamente bajo las leyes actuales, una persona sólo puede aportar dos mil 500 dólares para las elecciones primarias y/o dos mil 500 dólares para la elección general, es decir que las contribuciones personales a candidatos no pueden legalmente exceder los cinco mil dólares en el ciclo electoral 2012.
La ley permite a los estadunidenses aportar 15 mil dólares extras a los partidos políticos nacionales.
De manera adicional cada persona puede contribuir con cinco mil dólares a los llamados Comités de Acción Política (PAC), que son grupos que consolidan dinero en apoyo a candidatos pero tienen que ser transparentes y reportar a la Comisión Federal Electoral (FEC).
“Muchas organizaciones usan esto (a los PAC’s) para exceder lo que pueden contribuir individualmente. Es una manera para algunas personas de acumular poder y tener más influencia”, según Krumholz.
Pero el ciclo electoral presidencial 2012 contará con una nueva figura reforzada a raíz del dictamen de la Suprema Corte de Justicia, los denominados Súper Pac’s, manejados por corporaciones o sindicatos para canalizar dinero sin límite en respaldo a candidatos individuales.
Su única restricción es que no pueden tener una coordinación directa con los comités de campaña de los candidatos individuales, aunque sí pueden gastar en publicidad política negativa contra sus rivales.
En 2010, el mayor Súper Pac de Estados Unidos, American Crossroads -creado por Karl Rove, el llamado “arquitecto” de la presidencia de George W. Bush- gastó 21 millones de dólares para defender a candidatos conservadores en las elecciones legislativas de noviembre.
Antes del fallo de la Corte Suprema, la ley McCain-Feingold prohibía a empresas y sindicatos transmitir anuncios políticos pagados 30 días antes de las elecciones primarias y 60 días antes de las elecciones generales.
En los primeros seis meses de 2011, los candidatos al Senado y la Cámara de Representantes recaudaron casi 300 millones de dólares.
El CPR estimó que sólo para las elecciones primarias republicanas de Carolina del Sur, que tendrán lugar el 21 de enero, los grupos de interés han gastado más de 13 millones de dólares en anuncios de televisión o correo directo, casi el doble de lo erogado en 2008.
Durante las elecciones primarias de Iowa, donde el ex gobernador de Massachussetts, Mitt Romney, se impuso al ex senador Rick Santorum por sólo ocho votos, un Súper Pac llamado “Rojo, Blanco y Azul” gastó más dinero en apoyo a Santorum que el propio candidato.
El ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, se quejó por ejemplo por la avalancha de anuncios de los llamados Súper Pac’s, pero el CPR documentó que uno de ellos que lo apoya lanzó ataques negativos contra Romney.
En el caso de los demócratas, aunque el presidente Obama no enfrenta competencia interna, sólo en el último trimestre de 2001 participó en unos 15 actos de recaudación de fondos, un ritmo que probablemente se intensificará en la recta final de las campañas.
El 31 de diciembre su campaña “Obama para Estados Unidos” invitó a la población a participar en una singular rifa: por una contribución mínima de tres dólares, cualquier persona podía ganarse el premio mayor, una cena privada con el presidente y su esposa Michelle.
©Notimex
Commentarios