Nuevo ataque incendiario en región donde entierran a siete bomberos

AFP | Jan 08, 2012 | 5:30 PM
SANTIAGO DE CHILE - Encapuchados incendiaron una hacienda y dispararon a policías en dos ataques en la región de la Araucanía, sur de Chile, en una zona de latente conflicto mapuche, la mayor etnia chilena, y donde fueron enterrados este domingo siete bomberos muertos en un incendio.
En el primer ataque del domingo, "cinco encapuchados incendiaron la casa patronal, otras viviendas menores e instalaciones dentro de la hacienda La Marina", de propiedad de un militar retirado, dijo Iván Vega, jefe policial de la provincia de Malleco (unos 600 km al sur de Santiago) a radio Biobío.
Vega narró que el cuidador del predio y su esposa fueron amenazados con armas de fuego. "Le manifiestan que la pelea no es con él y luego inmediatamente proceden a prender fuego a su casa".
El segundo ataque se registró cerca de la localidad de Pidima, donde "un grupo indeterminado de encapuchados atacaron con armas de fuego a policías que resguardaban un predio", informó a la AFP una fuente policial que pidió anonimato.
La embestida no dejó heridos, pero los vehículos policiales y un móvil del canal chileno Megavisión, sufrieron el impacto de balas, según imágenes difundidas por medios locales.
Ambos ataques se produjeron en una zona donde habitan algunas comunidades mapuche que desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) exigen la devolución de tierras que han pasado a manos privadas y que consideran suyas por derechos ancestrales.
Desde entonces, grupos radicales mapuche han realizado ataques a predios privados. La Coordinadora Arauco Malleco (CAM) se adjudicó una serie de ataques incendiarios a vehículos y un helicóptero en diciembre pasado.
La CAM fue blanco de las sospechas del gobierno chileno por un último incendio registrado en la región de la Araucanía y que el jueves acabó con la vida de siete bomberos contratados por la forestal Cerda, y que intentaban extinguir el fuego.
El presidente Sebastián Piñera denunció "intencionalidad criminal" en los incendios por lo que presentó el jueves una querella invocando la aplicación de una severa ley antiterrorista para quienes resulten responsables del incendio.
Tres víctimas, menores de 20 años
En tanto, los siete brigadistas muertos: Marcelo de la Vega, Cristián Freire, Carlos Pinto, Diego Mella, Italo Vidal, Juan Carlos Cordero y Rodrigo Cifuentes, fueron velados el sábado y enterrados el domingo en distintas localidades de las regiones de La Araucanía y del Biobío, mientras que el gobierno decretó duelo oficial en ambas regiones.
"Él siempre tiraba para arriba. Si el tenía problemas en el trabajo nunca me decía, se lo guardaba para él", dijo Mariana Contreras, esposa de Marcelo de la Vega, el jefe de los bomberos muertos y quien tenía una vasta experiencia.
Los familiares de las víctimas advirtieron que los brigadistas muertos, tres de ellos menores de 20 años, no contaban con la preparación y experiencia necesaria para combatir incendios, lo cual fue refutado por la empresa para la cual trabajaban.
"Se le dan todas las instrucciones para realizar un trabajo seguro y cuales son los riesgos. Durante cuatro días son instruídos, y después de los sucesos, yo no sé si son suficientes, pero nadie obliga a combatir el fuego hasta morir", dijo el gerente de forestal Cerda, Gerardo Cerda.
Otros dos brigadistas Gonzalo Contreras y Julio Marín, resultaron heridos y son atendidos en Santiago, mientras que Héctor Herrera fue el único ileso de los 10 brigadistas.
El incendio en la Araucanía se suma a otros ocurridos en las regiones del Biobío -que dejó dos muertos-, del Maule y en el parque natural Torres del Paine, que han arrasado con más de 51 mil hectáreas en el sur de Chile.
©AFP
Comentarios