Chávez visitó iglesia para agradecer que ya no tiene cáncer

EFE | Jan 03, 2012 | 5:48 PM

Pidió perdón

CARACAS - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pagó una promesa como ex enfermo de cáncer en la iglesia de su pueblo natal, donde hace 20 años pidió perdón por el golpe de Estado frustrado que lideró en 1992.
"Hace seis meses pasé por una situación muy difícil: una enfermedad terrible incubó en mi cuerpo, pero gracias a Dios (...) hoy me siento curado y vine a pagar hoy mismo una promesa" por ello, dijo el gobernante en la pequeña iglesia de su Sabaneta natal (suroeste).
Ataviado con un escapulario, Chávez se refirió así al tumor con células cancerosas que le fue extirpado de la zona pélvica en junio pasado y que lo obligó a someterse a varias sesiones de quimioterapia que, según ha dicho, lograron acabar con el cáncer.
Refrendó su fe
Indicó que hace 40 años acudió como cadete del Ejército a la misma iglesia, donde hoy asistió a una misa transmitida por la televisión estatal, y que hace 20 años "como comandante rebelde" fue a pedir perdón en vísperas de la intentona del 4 de febrero de 1992 contra el presidente de entonces, Carlos Andrés Pérez.
"Vine a despedirme, porque comenzaba el año 1992 y estaba por estallar una rebelión militar en Venezuela y yo estaba allí comprometido con esa rebelión", relató.
"Tenía una angustia en el corazón, porque no podía decirle a nadie mi secreto, mi gran secreto. Y se lo dije a Dios aquí y le pedí a Dios (...) pedí perdón antes (...), porque una rebelión militar siempre trae dolores, una rebelión militar siempre trae rupturas y trae sangre, casi siempre. Y ese no es el camino que uno quiso seguir cuando era niño aquí", sostuvo.
Cada 2 de enero la familia Chávez acude a esa iglesia para recordar el fallecimiento ese día de Rosa Inés Chávez, madre del padre del jefe del Estado, quien lo crió.
"Mi mamá quería que yo fuera cura. En esta iglesia fui monaguillo y me gustaba tocar la campana (...); en esta iglesia están las más profundas y viejas raíces" familiares, repitió.
Destacó que se encuentra a una cuadra de la casa en la que nació su padre y su abuela, quien fue hija, subrayó, "de la negra Inés, quien era negra, negra, negra".
Durante su visita a Sabaneta, Chávez puso la piedra simbólica del centro de educación "Mamá Inés", que se edificará en el mismo lugar donde estaba la casa de su abuela y donde nació el jefe de Estado.
©EFE
Comentarios