Violencia dejó más de 6,723 muertos en Honduras

EFE | Dec 30, 2011 | 3:32 PM

Más que en 2010

TEGUCIGALPA - La violencia en Honduras ha dejado hasta el pasado 15 de diciembre al menos 6,723 muertes, informó hoy la rectora de la Universidad Nacional Autónoma, Julieta Castellanos.
Las cifras, explicó Castellanos, son del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), institución que en el mismo período de 2010 registró 5,842 homicidios.
Castellanos dijo al Canal 5 de la televisión local que en 2011 se han registrado, hasta el 15 de diciembre, 881 homicidios más que en 2010.
Discrepan en cifras
Las cifras contradicen a las autoridades locales que aseguran que la violencia se ha reducido en los últimos doce meses, debido a la Operación Relámpago que está en marcha desde noviembre pasado, con militares y policías en tres regiones del país.
La operación abarca las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula, y el departamento oriental de Olancho.
Castellanos señaló que la violencia va en aumentó desde 2005, cuando el país centroamericano registraba 37 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, hasta llegar a 81.5 a 15 de diciembre de 2011.
En 2006 la cifra había aumentado a 46 homicidios por cada 100.000 habitantes, dijo la rectora de la Unah.
Abril, el mes más violento
Añadió que en parte tienen razón las autoridades al decir que la violencia se ha reducido en diciembre de 2011, pero que eso ocurre todos los años en el mismo mes, no por operaciones de policías y militares, las que de hecho se vienen desarrollando desde 2002.
Los estudios también indican que abril es el mes en el que por lo general se registran las tasas más altas de criminalidad.
Según el observatorio de la Unah, el país se ha venido "tiñiendo de rojo" al sumarse varios departamentos del territorio nacional que antes incluso tenían una tasa de criminalidad menor a la media normal que establecen las Naciones Unidas, que es de 8,8 homicidios por cada 100.000 habitantes.
Castellanos dijo que en 2010 los homicidios superaban los 70 por cada 100.000 habitantes y que en diciembre de 2011 han llegado hasta los 81,5.
Agregó que "el país está controlado por bandas delictivas" y que "ha perdido el control" de la seguridad ciudadana.
Según la rectora de la Unah, hay jueces y fiscales que no penetran a los espacios controlados por las bandas de criminales, lo que para ella significa haber perdido el territorio.
Castellanos ha sentido en carne propia la criminalidad que vive Honduras, al ser asesinado un hijo suyo, junto a otro amigo y compañero de estudios en la Unah, el 22 de octubre pasado, en un hecho en el que están implicados siete policías y un suboficial.
A raíz del crimen de los dos universitarios, diversos sectores le están exigiendo al presidente hondureño, Porfirio Lobo, una depuración total de la Policía Nacional.
Al respecto, Castellanos dijo a Efe que el Gobierno ha emprendido "algunas acciones que se pueden ver como un gesto para combatir el problema, pero el problema de fondo no se ha tratado, que tiene que ver con la investigación y depuración de la Policía".
"La depuración es importante porque la ciudadanía está sometida a tres tipos de problemas: los crímenes y delitos de la Policía, los de las bandas no policiales y la falta de investigación", subrayó.
Castellanos considera que en el país "no hay investigación policial porque hay jefes de la Policía que reciben beneficios de bandas criminales para no investigar el delito".
"El problema se resuelve con otra Policía, con otros dirigentes que no estén coludidos con el delito. Mientras tengamos directores que han permitido el delito y protegido delincuentes, entonces no habrá investigación", apostilló.
©EFE
Commentarios