Agentes del Alguacil de Maricopa devuelven credenciales federales

Univision.com* | Dec 22, 2011 | 9:46 AM

Joe Arpaio desafía al gobierno por control de inmigración indocumentada

PHOENIX - Decenas de agentes carcelarios de la Oficina del Alguacil Joe Arpaio, en el condado Maricopa, devolvieron el miércoles sus credenciales federales, una semana después de que perdieron el poder de verificar el estatus de inmigración de los reos.
La entrega de los documentos se hizo durante una conferencia de prensa, reportó The Associated Press.
Arpaio, considerado como elo “sheriff más duro de Estados Unidos”, por su cuestionada política antiinmigrante, dijo durante la ceremonia que va a hacer que el gobierno federal cumpla su promesa de enviar 50 agentes federales para realizar tal verificación en su cárcel.
El alguacil advirtió que habrá en la cárcel inmigrantes que viven ilegalmente en el país que no serán deportados y serán enviados de vuelta a las calles.
"Quiero ver cuántos agentes vendrán a nuestra cárcel", dijo Arpaio. "Quiero ver cuánto tiempo tomará para que 50 agentes provenientes de todo el país trabajen en nuestras cárceles".
Retiro de funciones
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció el 15 de diciembre que más del 90% de los agentes carceleros del condado de Maricopa, bajo las órdenes de Arpaio, ya no podrán seguir verificando si los reos tienen papeles de estadía legal en Estados Unidos.
La decisión se tomó tras la divulgación de un mordaz reporte del Departamento de Justicia (DOJ), de que la oficina del alguacil Arpaio tiene un patrón de discriminar a los latinos, de aplicar la ley de inmigración con base en quejas de ciudadanos motivadas racialmente y de castigar a reos hispanos por hablar en español. El alguacil ha negado las acusaciones.
Funcionarios de Seguridad Nacional no hicieron comentarios de inmediato sobre lo dicho el miércoles por Arpaio, dijo AP.
El lunes, la agencia dijo en una carta dirigida al senador federal, Jon Kyl, que enviaría agentes de Inmigración para examinar a los reos del condado más poblado de Arizona. Los asistentes de Arpaio señalaron que únicamente un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha trabajado en las cárceles del condado desde la semana pasada.
La decisión de Seguridad Nacional no fue la primera ocasión en que se eliminan los poderes federales sobre inmigración a Arpaio.
En octubre del 2009, Inmigración y Aduanas retiró a Arpaio su poder para permitir que 100 agentes realizaran detenciones federales en materia de inmigración, pero siguieron permitiéndole que sus agentes de cárceles determinaran el estatus de inmigración de los reos.
El informe del DOJ
La semana pasada el Departamento de Justicia publicó un informe en el que reveló que la oficina de Arpaio cometió una amplia gama de violaciones de los derechos civiles mediante el etiquetamiento racial de hispanos, reprimió la inmigración en base a denuncias racistas y castigó a presos hispanos por hablar español en la cárcel.
El informe explicó que continuarán las investigaciones de denuncias sobre agentes que emplean fuerza excesiva contra hispanos en el condado Maricopa.
El informe fue el resultado de una investigación de tres años del Departamento de Justicia en medio de quejas de etiquetamiento racial y prejuicios.
Las conclusiones del Departamento de Justicia en la investigación civil es la refutación más severa del gobierno federal de una figura que ha cobrado notoriedad nacional por su represión a la inmigración y favorito de los aspirantes a la candidatura presidencial republicana, escribió The Associated Press.
Aparte de la investigación sobre derechos civiles, un jurado federal también ha investigado la oficina de Arpaio por denuncias de abuso de poder desde diciembre del 2009.
El alguacil más duro
Thomas Perez, que dirige la división de derechos civiles del Departamento de Justicia, escribió que las acciones de Arpaio contribuyeron a la "cultura prejuiciosa" de su oficina, y agregó que con frecuencia entregaba cartas con afirmaciones racistas a sus altos asistentes.
Perez dijo que existe una cultura de la inconstitucionalidad en la oficina de Arpaio. Añadió que según el especialista del departamento sobre encasillamiento racial, es el caso más notable encasillamiento en el país que él conozca o sobre el cual haya leído.
Los investigadores entrevistaron a más de 400 personas, incluido Arpaio, leyeron miles de documentos e inspeccionaron la cárcel municipal, añadió.
El informe requiere que Arpaio establezca políticas antidiscriminatorias efectivas, mejore la instrucción del personal y haga otros cambios que serán observados por un juez. El alguacil enfrenta un plazo del 4 de enero para decir si quiere negociar un acuerdo. De no hacerlo, el gobierno federal lo demandará y dejará la decisión a manos de un juez.
Arpaio, que se publicita como el jefe de policía más enérgico de la nación, niega que sus agentes incurran en etiquetación racial y dice que actúan cuando tienen motivos para suponer que alguien ha cometido un delito, y que recién después descubren que algunos están ilegalmente en el país.
©Univision.com*
Comentarios