El mundo reacciona a la muerte de Kim Jong il

Univision.com | Dec 19, 2011 | 11:09 AM

China expresa sus condolencias

BEIJING  - Líderes de diversos lugares del mundo han reaccionado a la muerte de Kim Jong Il. Algunos han reaccionado con cierta cautela mientras otros han mandado el pésame a Corea del Norte.
El principal aliado de Pyongyang ofreció su más profunda condolencia por la muerte de Kim Jong Il, calificándolo de "gran líder" del pueblo norcoreano y un verdadero amigo de China.
El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores Ma Zhaoxu dijo en una declaración que China estaba conmocionada por la noticia de la muerte de Kim y enviaba sus "sinceros saludos" al pueblo norcoreano.
"El camarada Kim Jong Il fue un gran líder del pueblo norcoreano y gran amigo del pueblo de China que hizo contribuciones importantes al desarrollo del socialismo norcoreano y a los amistosos vínculos de cooperación entre China y Corea del Norte", dijo Ma en declaraciones publicadas en el sitio del ministerio.
China cree que el pueblo norcoreano "convertirá su dolor en fuerza, unidos como uno solo y continuará avanzando la causa del socialismo norcoreano", agregó Ma.
Beijing continuará ofreciendo su respaldo y hará "activas contribuciones a la paz y estabilidad de la península coreana en esta región", agregó.
El aislado régimen comunista de Corea del Norte depende fuertemente de China para conseguir respaldo diplomático, al igual que alimentos y asistencia de combustible para su moribunda economía.
Kim viajaba a China con frecuencia y había hecho dos visitas este año, la última en agosto.
Chávez expresó sus condolencias
El presidente venezolano Hugo Chávez se unió a los mensajes de condolencia y mandó su 'más sincero pesr' por la muerte del 'camarada' Kim Jong Il, según  informó el Ministerio de Exteriores de Venezuela a través de un comunicado.
Hugo Chávez expresó en manifestaba su solidaridad al pueblo de Corea del Norte: 'la pérdida de su líder, al tiempo de tener plena confianza en la capacidad de los coreanos de conducir su propio futuro hacía la prosperidad y la paz', expresó.
Canadá espera que se termine época de 'miseria'
Por su parte Stephen Harper, primer ministro de Canadá, dijo que esperaba que Corea del Norte surgiera después de estar 60 años sumidos en la 'opresión y miseria', tras la muerte de Kim Jong Il.
"Conservaremos de Kim Jong-Il el recuerdo del dirigente de un régimen totalitario que violó los derechos fundamentales de la poblacion norcoreana durante casi dos décadas", declaró Harper en un comunicado de prensa.
EU sopesa política norcoreana
El gobierno del presidente Barack Obama observa con cautela los acontecimientos en la península coreana después de la muerte del líder norcoreano Kim Jong Il y podría aplazar la decisión de restablecer relaciones con el aislado país sobre las conversaciones nucleares y proveerle una importante donación de ayuda alimentaria, dijeron el domingo funcionarios estadounidenses.
Se había previsto que el gobierno estadounidense iba a tomar decisiones sobre ambos aspectos esta semana, posiblemente el lunes, pero los funcionarios dijeron que la muerte de Kim podría provocar demoras en el proceso.
Los funcionarios hablaron a condición de mantenerse anónimos debido a la situación delicada. Indicaron que a Estados Unidos le preocupaba en particular cualquier cambio que la muerte de Kim podría provocar en las posturas militares entre el Norte y el Sur pero tenían la esperanza de que iba a prevalecer la paz.
La Casa Blanca dijo que estaba vigilando de cerca la situación y que permanecía en contacto permanente con sus aliados Corea del Sur y Japón, pero no hizo mayores comentarios sobre las implicaciones de la muerte de Kim.
El presidente Barack Obama habló con el presidente surcoreano Lee Myung-bak hacia la medianoche y los dos líderes acordaron mantener cercano contacto.
"El presidente reafirmó el sólido compromiso de Estados Unidos con la estabilidad de la península coreana y la seguridad de nuestro estrecho aliado, la República de Corea", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Amnistía Internacional teme que se intensifique la represión

Amnistía Internacional (AI) dijo que la muerte de Kim Jong-il es una oportunidad de mejorar "el historial catastrófico en derechos humanos" de Corea del Norte, si bien aventuró que su sucesor, Kim Jong-un, intensificará la represión. AI apuntó que en el último año las autoridades del régimen comunista han ejecutado o enviado a campos de internamiento "posiblemente a cientos" de personas vistas como una amenaza para la sucesión de Kim Jong-un, hijo menor del fallecido líder Kim Jong-il. "Nuestra información del último año indica que Kim Jong-un y sus partidarios tratarán de consolidar el nuevo mandato intensificando la represión y aplastando cualquier posibilidad de disentir", indicó Sam Zafiri, responsable de Amnistía en el área de Asia-Pacífico. Según Zafiri, "Kim Jong-il, como lo hizo antes su padre, dejó a millones de norcoreanos en la pobreza, sin acceso a alimentos y sanidad, y con cientos de miles de personas detenidas en brutales campos de prisioneros". Amnistía recuerda que cuando en 1994 Kim Jong-il asumió el poder a la muerte de su padre, el fundador del régimen norcoreano Kim Il-sung, decenas de miles de personas y sus familiares fueron encarcelados y oponentes políticos fueron ejecutados "en secreto o públicamente, después de juicios injustos o incluso sin juicio". AI reclamó la mejora de la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, con la inmediata liberación de los presos de conciencia, el fin de la tortura y de las ejecuciones sumarias y garantías para la libertad de expresión y religión en el país. A la vez, la organización defensora de los derechos civiles con sede en Londres pidió al Gobierno norcoreano y a los donantes internacionales que se aseguren de que los más necesitados reciben alimentos en el país comunista, donde casi un millón de personas han muerto desde mediados de los años 90 por falta de comida. "La población de Corea del Norte no debería sufrir más privaciones a causa de la incertidumbre política", señaló AI, que insistió en que un tercio de la población de Corea del Norte sufre carestía de alimentos y tiene problemas para acceder a un servicio sanitario. "Amnistía Internacional ha recibido informes de gente que sobrevive comiendo hierba y cortezas de árbol, sobre el uso de jeringuillas no esterilizadas y sobre muchas cirugías llevadas a cabo sin anestesia", aseveró la asociación.
©Univision.com
Comentarios