Cristina Fernández de Kirchner: todo bajo control

Univision.com | Dec 09, 2011 | 2:30 PM

Sábado toma de protesta por segundo mandato

BUENOS AIRES, Argentina - La presidenta argentina Cristina Kirchner, una abogada peronista de 58 años de fogosa oratoria que aún luce el luto a más de un año de la muerte de su esposo y antecesor Néstor Kirchner (2003-2007), maneja con mano firme los hilos del poder.
En todos sus discursos, desde que su marido falleció en octubre de 2010, lo nombra a "él" y es el momento en que no puede evitar la emoción, como seguramente ocurrirá el sábado frente al pleno del Congreso en la investidura de su segundo mandato, obtenido en un contundente triunfo electoral el 23 de octubre con 54.11% de los votos.
"Vamos a continuar el rumbo de la patria, el que nos marcaron los próceres de la historia. El de gobernar para mejorar la calidad de vida de la gente, darle mayor autonomía al país, seguridad, equidad, justicia, igualdad y libertad. Vamos a seguir hasta el último aliento, las últimas fuerzas, como lo hizo él", dijo emocionada en su último acto público antes de jurar el sábado.
Salvo esos momentos, esta mujer de amplia experiencia legislativa y forjada junto a Néstor Kirchner en el movimiento universitario de los años 70 en la ciudad de La Plata (62 km) ha mostrado rápidamente que controla las riendas del poder basada en el fuerte apoyo electoral, pero con un estilo menos confrontativo que el de su marido.
Ya pocos días después del deceso de su esposo, el 27 de octubre de 2010, comenzó a mostrar una actitud menos directa en sus discursos improvisados, ahora de tono coloquial, casi de maestra, y ese estilo lo consolidó en más de un año.
Así es Cristina Fernández
Su conducta es diferente a la que tenía cuando Néstor Kirchner la acompañaba en los estrados y asentía cada vez que lanzaba dardos filosos a la oposición, a medios de prensa o a los hacendados, que le hicieron la vida imposible en 2008, el peor momento de su mandato (2007-2011).
Su actitud después de la muerte de su marido, así como las subvenciones sociales y la defensa de los derechos humanos durante su gestión, le dieron grandes réditos políticos y el inesperado apoyo de la juventud, al tiempo que consolidó su predicamento entre las clases más pobres.
"Cristina tiene una dosis de racionalidad. Ella es más analítica", había dicho semanas atrás Alberto Fernández, jefe de gabinete de los Kirchner entre 2003 y 2008, a la AFP. Néstor Kirchner (2003/2007) "era mucho más intuitivo", aseguró el ex funcionario.
Solitaria, es distante aún con sus colaboradores. "Cristina no te deja margen para una relación más íntima. Ella es estadista y pone distancia", dijo a la AFP un funcionario de la Casa Rosada que pidió anonimato.
La presidenta, que ha sufrido varias bajas de presión que la obligaron a suspender sus actividades, incluso viajes al exterior, nació en La Plata, ciudad universitaria 60 km al sur de la capital.
A los 20 años conoció a Néstor Kirchner, tres años mayor, y se casó con él seis meses más tarde.
Ambos militaron en la Juventud Peronista (izquierda) antes de refugiarse en la Patagonia durante la dictadura (1976/83). Tuvieron dos hijos, Máximo, de 34 años, y Florencia, de 21.
Una mujer solitaria
Su primogénito, dirigente de La Cámpora, una organización juvenil de fuerte influencia en el gobierno, es ahora uno de los pocos a los que escucha.
"No nos escucha. No hay lugar para el diálogo", dijo antes de la votación del 23 de octubre el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, su rival del Frente Amplio Progresista, segundo en los comicios.
El gran conflicto con los productores agrícolas, en 2008, devela ese rasgo de su carácter. Rechazó hasta el final cualquier negociación y al año siguiente perdió las legislativas. Su vicepresidente, Julio Cobos, votó en su contra en el Senado y pasó a la oposición.
El enriquecimiento personal de los Kirchner desde su llegada al gobierno (928% entre 2003 y 2010, según su declaración oficial de patrimonio) molesta cada vez más.
Mientras, el fallecimiento de su marido --a su lado, de un infarto el 27 de octubre de 2010 en su casa de la paradisíaca localidad patagónica de El Calafate-- le permitió mostrar una imagen totalmente diferente: más sensible que autoritaria y menos frívola.
"De noche, es la mujer que llora a su marido. De día, es la presidenta", resume Estela de Carlotto, titular de la entidad humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo.

Chávez canceló viaje a Argentina

El presidente venezolano Hugo Chávez suspendió el viaje que iba a realizar para asistir el sábado a la toma de posesión de su homóloga argentina, Cristina Kirchner, así como la visita al ex mandatario Luis Inácio Lula da Silva, dijo el brasileño Instituto Cidadania.
La institución, fundada por el ex presidente de Brasil (2003-2010), dijo en una nota que Chávez anuló el viaje "para monitorear los problemas causados por las fuertes lluvias que pusieron en estado de emergencia varias regiones de Venezuela".
Chávez pretendía asistir el sábado en Buenos Aires a la ceremonia de asunción de Kirchner, que fue reelecta hasta 2015.
El domingo estaba previsto que Chávez hiciera una rápida parada en Sao Paulo para reunirse con Lula, que al igual que él fue diagnosticado con cáncer.
Ambos políticos debían reunirse en Caracas el 11 de noviembre. Pero la cita se suspendió cuando el ex gobernante brasileño fue diagnosticado con un cáncer de laringe.
Este debía ser el primer viaje oficial al extranjero de Chávez desde que le fue diagnosticado un cáncer en junio. El presidente venezolano -que afirma haberse recuperado del cáncer- ha viajado a Cuba pero para someterse a quimioterapia.
Las fuertes lluvias en Venezuela de los últimos días han dejado siete fallecidos y cientos de desalojados producto de la crecida de los ríos, lagos y quebradas.
Santos también ausente
El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo que estará ausente de la ceremonia debido a la emergencia climática que ya deja 141 muertos en Colombia, en plena temporada de lluvias.
"No voy a ir a la transmisión de mando de la presidenta Cristina Kirchner que va a ser mañana (sábado), porque estamos en una emergencia invernal", precisó Santos en un acto público en Bogotá.
Este viernes, el mandatario viaja al departamento (provincia) de Santander (noreste), en donde permanecerá hasta el sábado para coordinar los trabajos de emergencia de esa región, una de las más afectadas y donde el jueves, seis personas murieron al quedar atrapadas en un autobús cubierto por un alud de tierra.
La temporada de lluvias que se inició en septiembre deja, además de 141 muertos, 115 heridos, 13 desaparecidos y 534.887 personas afectadas de 112.162 familias.
Igualmente, los deslizamientos e inundaciones han averiado 77.932 viviendas y destruidas otras 973, en 27 de los 32 departamentos del país, según la Cruz Roja.
Los que sí van
Mandatarios y altos funcionarios latinoamericanos llegan a Buenos Aires para acompañar a la reelegida presidenta argentina, Cristina Fernández, en la ceremonia de toma de posesión.
El primero fue el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, quien arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires, a primera hora de la mañana de Argentina.
En la agenda del heredero de la Corona española está previsto un encuentro con la colectividad española en la embajada y una reunión privada con Fernández el sábado, tras la toma de posesión.
Para las próximas horas se espera la llegada del mandatario de Bolivia, Evo Morales, quien se desplazará a la localidad de Escobar, en la provincia de Buenos Aires, para reunirse con residentes bolivianos.
El uruguayo José Mujica, que había anunciado que no iba a viajara a Buenos Aires por recomendación médica, finalmente decidió acompañar a Fernández.
Hasta el momento han confirmado también su asistencia los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Brasil, Dilma Rousseff; Chile, Sebastián Piñera; Paraguay, Fernando Lugo, y Perú, Ollanta Humala.
Centroamérica estará representada por el guatemalteco Álvaro Colom y el hondureño Porfirio Lobo.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, designó a su secretaria de Trabajo, Hilda Solís, para asistir a la ceremonia.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, desistió de viajar a Buenos Aires por "asuntos internos", según fuentes de la embajada ecuatoriana consultadas por Efe. Tampoco estarán los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y México, Felipe Calderón.
Mientras el gobierno acelera los preparativos para la asunción de la presidenta, el canciller, Héctor Timerman, se reunirá hoy con varios de sus colegas de países de la región y con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.
©Univision.com
Comentarios