Zelaya afirma que Honduras es un estado fallido

EFE | Dec 08, 2011 | 4:56 PM

Mataron a ex asesor

TEGUCIGALPA - El ex presidente hondureño Manuel Zelaya dijo que en su país "se ha producido un Estado fallido" desde el golpe militar mediante el cual fue derrocado en 2009, al condenar el asesinato del exasesor en asuntos de narcotráfico Alfredo Landaverde.
En declaraciones a Efe en Tegucigalpa, Zelaya indicó que el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), del que es coordinador general, "condena y repudia el asesinato de Alfredo Landaverde", registrado hoy en la capital hondureña.
"Condenamos todos estos hechos criminales en el país y queremos calificar la situación que estamos viviendo como el deterioro del Estado de derecho", subrayó Zelaya, quien además recordó que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, "prometió seguridad y no ha podido cumplirle al pueblo, sino que hay más violencia".
Agregó que en Honduras "se ha producido un Estado fallido desde el golpe (el 28 de junio de 2009) a la fecha y no hay otra manera de verlo porque se ha triplicado el crimen y se ha triplicado la impunidad en el país".
Operación Relámpago
"El Gobierno de Porfirio Lobo ofreció resolver la inseguridad en Hoduras y más bien se ha incrementado, eso nos demuestra que las medidas que se han estado tomando como la Operación Relámpago (para frenar la violencia) y los cambios en la cúpula de la Policía no están dando los resultados ofrecidos", subrayó el exgobernante.
En su opinión, en Honduras "se está generando una crisis que aterroriza a la población y se ha demostrado que el brazo del crimen se ha infiltrado en la Policía y el sistema de la justicia".
Landaverde fue asesinado cuando se conducía en un vehículo con su esposa, la venezolana Hilda Caldera, quien recibió dos heridas de bala en la espalda, aunque su situación es estable y hoy condenó la muerte de su marido y exigió justicia.
Honduras vive una ola de violencia pese a que el 1 de noviembre pasado entró en vigor la Operación Relámpago, con policías y militares en un intento por frenar la criminalidad, la que según Lobo se ha reducido sustancialmente.
La operación rige en Tegucigalpa, San Pedro Sula (norte) y el departamento oriental de Olancho.
Lobo condenó hoy la muerte de Landaverde y dijo que se harán todos los esfuerzos necesarios para que el crimen no quede en la impunidad.
El martes fue asesinada en Tegucigalpa la periodista hondureña Luz Marina Paz y su acompañante Delmer Canales, mientras que el lunes un guardia de seguridad resultó herido en un atentado contra el diario La Tribuna, propiedad del expresidente Carlos Flores, fundado el 9 de diciembre de 1976.
©EFE
Comentarios