Senador demócrata ve 'destellos' de esperanza para una reforma migratoria en 2012

Univision.com* | Dec 07, 2011 | 4:45 PM

Al menos 11 millones de indocumentados aguardan una vía de legalización en Estados Unidos

WASHINGTON – Un importante senador demócrata dijo el miércoles que las probabilidades de debatir la reforma migratoria en 2012 lucen una mejor cara que la mostrada hasta ahora.
Charles Schumer (Nueva York), jefe del subcomité de Migración y Seguridad Fronteriza del Senado estadounidense, predijo que "2012 va a ser mejor que 2011, porque nuestros colegas republicanos se están dando cuenta de que su posición políticamente no les está ayudando mucho".
Las declaraciones del senador se registraron durante un encuentro del denominado grupo de Iniciativas Hispanas del Senado, con periodistas, reportó la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
"En el último mes o dos, aunque nada es público, he empezado a ver y recibir algunos detalles de parte de los republicanos. Veo destellos" de posibles acuerdos, dijo Schumer.
Cuesta arriba
Una iniciativa para eliminar las cuotas de admisión de inmigrantes por países fue votada por republicanos y demócratas la semana pasada, y ahora tiene que llegar al Senado.
Pero una reforma migratoria integral, que contemple medidas de refuerzo de la seguridad al mismo tiempo que ofrece un camino para la ciudadanía a 11 millones de indocumentados, está lejos, precisó Schumer y el presidente del grupo de interés hispano, el senador cubano estadounidense Robert Menéndez (Nueva Jersey).
"Ciertamente no creo que vayamos a tener, en la dinámica actual, una reforma integral", dijo Menéndez.
Schumer, Menéndez y otros senadores demócratas lideran una iniciativa de reforma que englobaría aspectos como la legalización de jóvenes que llegaron cuando eran menores de edad al país sin documentos, de la mano de sus padres.
Ese aspecto de la reforma, conocido como Dream Act, conoció un fracaso legislativo hace justo un año, y es una de las batallas políticas más controvertidas en el escenario político estadounidense, a un año de las elecciones.
Schumer advirtió que el Dream Act no es aceptado por los republicanos, pero recordó que en uno de los últimos debates entre presidenciables republicanos, el ahora favorito Newt Gingrich, reputado conservador, se mostró favorable a examinarlo.
Planes truncados
En julio del año pasado Schmmer, Menéndez y el líder del Senado, Harry Reid (Nevada), entregaron en el Congreso un plan de reforma migratoria basado en un fuerte componente de seguridad en las fronteras y una rigurosa vía de legalización.
El plan fue catalogado como una propuesta conceptual para la Reforma Migratoria y tenía como objetivo:
1.    Asegurar las fronteras de Estados Unidos antes de tomar una decisión relacionada con el cambio de estatus de los inmigrantes indocumentados;2.    Incrementar los recursos (personal y económicos) de la Patrulla Fronteriza y agencias encargadas de velar por la seguridad de las fronteras y control de la inmigración indocumentada;3.    Incrementar los recursos de los tribunales de inmigración para proceder contra los individuos presentes ilegalmente en Estados Unidos;4.    Perseguir, detener y castigar severamente el uso y tráfico de documentos falsos de identidad;5.    Crear un documento biométrico para identificar a los trabajadores legales en Estados Unidos (ciudadanos residentes y extranjeros autorizados), y controlar, detener y sancionar severamente la contrata de trabajadores indocumentados;6.    Una vía de legalización rígida que arrancaría toda vez que se garantice el cumplimiento de los objetivos anteriores.
En diciembre los demócratas no consiguieron los votos suficientes para un plan similar.
A puertas cerradas
"Durante los últimos dos meses, nada realmente público, pero hemos recibido señales de ciertos republicanos para trabajar juntos", señaló Schumer sin identificar a legislador alguno ni los temas a los que se refirieron, al participar junto otros siete senadores de su partido en una conferencia para medios de la comunidad hispana, dijo The Associated Press.
Menéndez acusó a la bancada republicana de atender reiteradas invitaciones de Obama para abordar una reforma migratoria integral, que solucione el estatus de casi 11 millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin la debida documentación.
Obama prometió una reforma migratoria durante su campaña electoral, en 2008, pero el Congreso no aprobó medida alguna ni siquiera cuando los demócratas controlaban ambas cámaras durante el periodo legislativo que culminó en diciembre.
Hispanos preocupados
Dirigentes hispanos han reiterado sus preocupaciones ante la agresiva política de deportación que ejecuta el gobierno de Obama, donde en los últimos tres años fiscales casi 1.5 millones de inmigrantes han sido deportados y de ellos, aseguran activistas, entre seis y siete de cada 10 no tenían antecedentes criminales que los convierta en una grave amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), asegura que la mayoría de los expulsados tenía antecedentes criminales serios.
Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes presionan a Obama para que utilice su autoridad administrativa y detenga la expulsión de inmigrantes indocumentados sin antecedentes criminales y que calificarían para regularizar sus permanencias si el Congreso aprueba una reforma migratoria comprensiva.
Nueva política
El pasado 18 de agosto el DHS anunció una nueva política de deportaciones para revisar unos 300 mil casos.
Abogados han advertido que el plan del gobierno no se trata de una amnistía y recomendaron a los extranjeros con órdenes de deportación buscar asistencia legal antes de dar cualquier paso ante las autoridades federales de inmigración.
En noviembre de 2010 los demócratas perdieron el control de la Cámara de Representantes y cinco asientos, y los republicanos han insistido desde entonces que no están dispuestos a respaldar ninguna propuesta de ley que incluya un beneficio migratorio.
Para que la reforma migratoria sea aprobada se necesitan 218 votos en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado. Sólo será posible con un acuerdo bipartidista previo.
©Univision.com*
Comentarios