Pearl Harbor a 70 años del bombardeo

Univision.com | Dec 07, 2011 | 11:46 AM

Más de 2 mil estadounidenses murieron

PEARL HARBOR, Estados Unidos - Setenta años después de Pearl Harbor, los restos del Arizona, el enorme acorazado hundido por la aviación japonesa, todavía deja escapar carburante que evoca para muchos las lágrimas del millar de marines que quedaron atrapados dentro del navío.
El 7 de diciembre de 1941, al alba, Japón despertó al "gigante dormido" estadounidense al bombardear la flota del Pacífico anclada en la base de Pearl Harbor. En dos horas, una veintena de buques de guerra fueron hundidos o dañados y 164 aviones destruidos.
Tras denunciar "una fecha que quedará para siempre en la historia marcada como un día de infamia", el presidente Franklin Roosevelt declaró la guerra a Japón, cambiando el curso de la Segunda Guerra Mundial en un momento en que muchos de sus compatriotas esperaban todavía escapar al conflicto.
De los 2,400 estadounidenses que murieron en el ataque a Pearl Harbor, casi la mitad, exactamente 1.177, murieron en pocos segundos a bordo del Arizona, después de que una bomba hiciera estallar el depósito de municiones del navío, que ardió cerca de tres días.
Hoy los restos siguen visibles, aflorando a la superficie. Una de sus torres oxidadas emerge claramente, coronada con una bandera estadounidense. Cada día, centenares de visitantes contemplan el navío desde un memorial construido justo encima de sus restos.
"Es un gran pedazo de la historia. Es muy impresionante", comenta Gord Woodward, un turista canadiense, encima de una edificación oficialmente considerada como un cementerio militar.
Lo que no deja de impresionar a los turistas son las gotas de carburante que suben a la superficie cada 20 o 30 segundos.
"Algunos las llaman 'lágrimas negras', como si los hombres lloraran todavía en interior del navío", explica uno de los guías en el memorial.
Petróleo en todos los pisos
Antes del ataque, los tanques del Arizona estaban llenos a rebosar con 5,700 toneladas de carburante, pues el buque debía estar preparado para zarpar en caso de conflicto. Una parte de los depósitos quedó destruida por la explosión, pero los de popa solo sufrieron fisuras, explica Daniel Martinez, historiador vinculado al memorial del Arizona.
Desde entonces, el navío gotea a un ritmo de 3,5 litros por día, según el historiador, para quien "ecológicamente hablando, eso no supone un gran problema". "No sabemos la cantidad de carburante que sigue habiendo en el interior", reconoce.
Martinez, quien se ha sumergido varias veces dentro del casco, cuenta que en cada nivel flota una capa de carburante de entre 30 cm y un metro de espesor. Según él, por lo menos el Arizona se ha convertido en un arrecife de coral, que acoge a miles de especies de peces.
"Incluso dos tortugas marinas pusieron su casa en el interior", explicó a AFP.
El historiador reconoce que una marea negra podría invadir el radio del "Puerto de la Perla" si el barco se llegara a romper, soltando todo el carburante. "Somos perfectamente conscientes de este riego, pero el navío parece suficientemente sólido para prevenir una fuga masiva de petróleo", agrega.
Varios estudios establecen que la estructura metálica del barco, construido durante la Primera Guerra Mundial, puede resistir todavía entre 600 y 800 años más.

¿Franklin Roosevelt sabía del ataque a Pearl Harbor?

Durante más de 70 años, muchos han creído que el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt tenía información de inteligencia sobre un inminente ataque japonés en 1941 a la base naval de Pearl Harbor, pero voluntariamente optó por no actuar en consecuencia.
Según esa teoría, Roosevelt lo hizo pensando que el impacto del ataque convencería a los estadounidenses de la necesidad de entrar en la Segunda Guerra Mundial.
"Es una leyenda", dice el historiador militar Daniel Martínez, quien trabaja para el Monumento Nacional Pearl Harbor en Hawai. "Este es el tipo de teoría conspirativa inventada para vender libros", dijo.
De hecho, Roosevelt se afanaba en convencer a los estadounidenses de que ir a la guerra era una necesidad, pero antes del ataque a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, el mandatario tenía los ojos puestos en la batalla que se libraba en la Europa ocupada por los nazis, no en el Pacífico.
"Él quería ir a la guerra contra Alemania", explicó Martínez. "Lo último que necesitaba era una guerra en dos frentes".
Los estadounidenses tienden a olvidar que en 1941 Estados Unidos estaba lejos de ser la superpotencia militar que es hoy.
"Teníamos un pequeño ejército, una marina pequeña, una fuerza aérea muy pequeña", dijo Martínez.
En la víspera del ataque a Pearl Harbor, Roosevelt le escribió al emperador Hirohito de Japón en un intento desesperado por evitar un conflicto militar con Tokio, contó el historiador.
Aunque los servicios de inteligencia en Washington sabían que un conflicto con Tokio era inminente, no había indicios de que la base naval de Hawai se convertiría en el primer objetivo, según Martínez.
Muchos estadounidenses creían que las bases militares estadounidenses en Filipinas eran un objetivo mucho más probable para los japoneses.
Los militares estadounidenses tenían sistemas de radar, pero aún así no detectaron la aproximación de seis portaaviones japoneses, con 400 aviones a bordo, que se detuvieron a unos 350 kilómetros de su objetivo.
"Nuestra vigilancia era rudimentaria", dijo Martínez, al explicar que Estados Unidos estaba cegado por su sentido de superioridad.
"Había una sensación de que los japoneses no eran capaces de eso", señaló. "Veíamos a los japoneses como inferiores militar y racialmente, incluso".
El día después de Pearl Harbor, el Congreso de Estados Unidos declaró oficialmente la guerra a Japón. Tres días más tarde, Alemania declaró la guerra a Estados Unidos. Washington comenzó así a pelear en dos frentes.
Más de 2,400 estadounidenses murieron en el ataque a Pearl Harbor.
©Univision.com
Commentarios