México, el más peligroso para la prensa

Univision.com y Agencias | Aug 25, 2010 | 1:23 PM

"Alarmante violencia"

 
Los relatores sobre libertad de expresión de la ONU y de la OEA concluyeron que México es el país más peligroso para ejercer el periodismo en las Américas y advirtieron de una "alarmante" violencia contra los periodistas, la cual tiende a intensificarse.
Al finalizar una misión conjunta de 15 días al país, los relatores de la ONU, Frank La Rue, y de la OEA, Catalina Botero, presentaron un informe preliminar en el que subrayaron que el goce pleno de la libertad de expresión en México "enfrenta graves y diversos obstáculos", como los asesinatos de al menos 64 periodistas en la última década que se mantienen prácticamente impunes, pero también por una alta concentración en la propiedad y control de medios de radio y televisión, además de una tendencia a restringir el acceso a la información pública.
La Rue y Botero recomendaron a México establecer un mecanismo nacional de protección a periodistas, capacitar a las fuerzas de seguridad y fortalecer su fiscalía especial para atender delitos vinculados contra la libertad de expresión, bajo la premisa de que las agresiones contra los comunicadores provoca "zozobra y autocensura" que impide a la sociedad ejercer su derecho a estar informada.
"Por la gravedad de la situación que enfrenta la libertad de expresión y las personas que se dedican al periodismo en el país, resulta urgente que el Estado mexicano adopte una política integral de prevención, protección y procuración de justicia", señalaron los relatores, que confiaron que México implemente lo más pronto las recomendaciones.
Durante la visita a México, la primera que la ONU y la OEA realizan de manera conjunta a un país de Latinoamérica, los relatores se encontraron con representantes de más de 40 instituciones públicas y más de 100 periodistas y representantes de la sociedad civil, además de que viajaron a algunos de los estados que han registrado ataques a comunicadores y que también son de los más afectados por la violencia del narcotráfico, como Chihuahua, Sinaloa y Guerrero.
Los relatores señalaron que en algunos estados el crimen organizado se ha convertido en la mayor amenaza para la vida e integridad física de los periodistas, sobre todo locales, que se han visto obligados "a silenciarse" y no reportar sobre hechos violentos, los cuales sólo llegan a ser informados por medios nacionales e internacionales.

64 asesinatos del 2000 a la fecha

 
En algunos casos, señaló el reporte, grupos del narcotráfico han buscado influir en los contenidos de los medios de comunicación. Poco antes de la presentación del informe preliminar de los relatores, la cancillería mexicana señaló que el gobierno federal coincide con los relatores de que la amenaza más grave contra el derecho a la libertad de expresión son los grupos criminales, y dijo que analizarán sus recomendaciones para establecer los mecanismos que permitan ponerlas en práctica. Además de las entrevistas con funcionarios, representantes sociales y periodistas, Botero y La Rue basaron sus señalamientos en las cifras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha registrado sobre agresiones a comunicadores: 64 asesinatos de 2000 a julio de 2010 y 11 desaparecidos desde 2006. La Rue lamentó que no haya ninguna cifra registrada por las autoridades y las llamó a investigar cualquier agresión contra periodistas sin prejuzgar el posible motivo. Refirió que solicitaron una reunión con el presidente Felipe Calderón, aunque no se les concedió. La visita ocurrió en un contexto de hechos inéditos en los ataques contra la prensa, como el secuestro de al menos tres periodistas de medios nacionales atribuidos al cartel de las drogas de Sinaloa, en un intento por presionar a que se transmitieran algunos videos contra un grupo rival. Unos días antes de su llegada, periodistas realizaron también inéditas marchas en la capital y algunas otras ciudades en demanda de garantías para su trabajo y protestar por los asesinatos y desapariciones de periodistas. Los relatores presentarán un reporte final en 2011 y confiaron en poder incluir algunos avances en la implementación de las recomendaciones por parte de México.
©Univision.com y Agencias
Commentarios