'Arca de Noé' de semillas protege biodiversidad de Ecuador

EFE | Dec 02, 2011 | 2:16 PM

Buscan oxigenar la Ciudad de Quito

 
QUITO, Ecuador.- Una antigua hacienda andina se ha convertido en un "Arca de Noé" vegetal con 47 millones de semillas, que constituyen una reserva de biodiversidad y el germen de futuros árboles de especies autóctonas con los que el municipio de Quito quiere oxigenar una ciudad cada vez más contaminada.
El Banco de Semillas de Quito es el encargado de cuidarlas, protegerlas del sol, calentarlas y refrigerarlas.  
En total están recogidas 85 especies de árboles nativos de Ecuador y algunos de Colombia y Estados Unidos.
El objetivo es conservar, reproducir y propagar "especies andinas y exóticas" para lograr árboles "de alta calidad", según comenta el director de áreas naturales del Municipio, Pedro Kingman.
El proceso de selección
Los botánicos del banco van a buscar las semillas a toda la región andina de Ecuador e incluso a la provincia amazónica del Napo, algunas de cuyas especies aguantan el clima de Quito, fresco pero sin llegar a helar nunca.
Toman sus especímenes de árboles alejados de la contaminación, que están en su etapa de florecimiento y que, por sus condiciones, son idóneos para proveer un fruto sano.
Trasladan las semillas en el menor tiempo posible hasta el Banco, donde luego de un periodo de secado al sol o en interior, las envían al laboratorio, donde son pesadas, se mide su nivel de humedad y se verifica su viabilidad.
A continuación, los botánicos colocan una muestra en un germinador, una especie de horno que calienta las semillas a 40 grados centígrados para acelerar su crecimiento y que simula las condiciones en las que se encontrarían si estuvieran sembradas.
El plan del Municipio es, a mediano o largo plazo, reforestar la ciudad con el árbol "adecuado" para determinados lugares, puesto que en el pasado se sembraban "miles y miles de árboles que no eran apropiados" y cuyas raíces dañaban las aceras o causaban problemas con los cables de luz, según Kingman.
©EFE
Commentarios