Ecuador libera 70 mil metros cuadrados de minas antipersonales

EFE | Nov 30, 2011 | 5:30 PM

Más de lo que se esperaba

PHNOM PEHNH - Ecuador limpió 70 milmetros cuadrados de minas antipersonales durante el último año, siete veces más de lo previsto inicialmente, anunció hoy su delegación en la reunión de la Convención de Ottawa que se celebra en Phnom Penh.
La Consejera del servicio exterior de Ecuador, Verónica Aguilar, dijo que el objetivo inicial de limpiar 10.150 metros cuadrados pudo superarse gracias a la introducción de maquinaria en algunas zonas afectadas.
"Hasta 2013 haremos el desminado de la zona sur de Loja y Zamora, en la que se puede entrar con maquinaria", dijo Aguilar que, en cambio, advirtió que en otras zonas las tareas serán más costosas.
"Nuestra productividad baja cuando entramos en la selva y tenemos que desminar manualmente en condiciones climáticas muy difíciles", añadió.
Ecuador prevé desactivar más de 16 mil minas antipersonales que se encuentran enterradas desde 1995 en la frontera con Perú de las provincias costera de El Oro, la andina de Loja y las amazónicas de Morona Santiago, Pastaza y Zamora Chinchipe.
Los dispositivos almacenados
Ecuador se integró en la Convención de Ottawa en octubre de 1999 y en 2008 consiguió una prórroga de ocho años a los diez que da inicialmente el tratado para limpiar de minas el país y eliminar el arsenal de este tipo de explosivos.
Esta reunión de Phnom Penh comenzó el lunes con la asistencia de más de cien países encargados de revisar los avances conseguidos con el Plan de Acción de Cartagena, y se clausurará el viernes.
La Convención de Ottawa, que regula el empleo, almacenamiento, producción, venta y destrucción de minas antipersonales, entró en vigor en 1999, con el objetivo de que el mundo estuviera libre de estos artefactos en 2009.
Ha sido ratificada por 158 países, de los que 153 han confirmado que ya no poseen dispositivos almacenados.
Entre los Gobiernos no firmantes se cuentan China, India, Rusia, Estados Unidos, Israel, Marruecos, Cuba o Singapur.
©EFE
Commentarios