Frenan avance de tren radioactivo

EFE | Nov 28, 2011 | 12:40 PM

Acciones de antinucleares alemanes

BERLÍN.- Los sucesivos bloqueos de protesta de los antinucleares alemanes impidieron casi por completo el avance del tren con basura radiactiva en su ruta hacia el depósito de Gorleben, pese al fuerte dispositivo de seguridad.
En toda la jornada el convoy, con once contenedores tipo "castor" cargados con 2.500 toneladas de residuos altamente tóxicos, apenas recorrió unos 60 kilómetros, de Maschen a Dahlenburg.
Así, al cargamento sólo le restarían 30 kilómetros para completar su ruta en tren y podría llegar por la noche a Dannenberg, la última estación de su recorrido, si los antinucleares no vuelven a sorprender de nuevo a las fuerzas de seguridad.
La principal acción de protesta se ha desarrollado durante gran parte del día en la localidad de Hitzacker, donde cuatro personas se encadenaron a las vías mediante un complejo mecanismo de una tonelada de hormigón y un metro de alto.
Mientras tanto, al menos dos grupos de activistas siguen obstaculizando el transporte, una en Hitzacker y la otra en el propio Gorleben.
Los antinucleares han logrado paralizar casi por entero la marcha del tren "castor" desde que alcanzó la estación de carga de Maschen.
La policía, que ha movilizado a 20,000 efectivos, ha señalado que sus agentes han sido atacados con cócteles molotov, bengalas y piedras, mientras que los activistas y los medios de comunicación han destacado el abundante uso de cañones de agua, pelotas de goma y gases lacrimógenos por parte de las fuerzas de seguridad.
La policía alemana ha aplicado este año una estrategia de "tolerancia cero" ante las protestas, frente a la táctica de anteriores años de "rebajar" la tensión, según medios alemanes.
No obstante, tras los repetidos enfrentamientos entre agentes y activistas durante las jornadas del viernes y el sábado, la tensión y la violencia se redujeron sensiblemente hoy, cuando predominaron las acciones pacíficas.
Desde hace años, los transportes de desechos radiactivos alemanes que regresan al país tras ser tratados en Francia generan fuertes protestas del colectivo antinuclear germano, con recurrentes cortes de las vías en su trayecto al depósito de Gorleben.
©EFE
Commentarios