Falta de educación y empleo empuja a jóvenes mexicanos a la delincuencia

Univision.com y Agencias | Aug 24, 2010 | 2:38 PM

Juventud vulnerable

MÉXICO - La falta de oportunidades, de estudios y empelo ha convertido a parte de los jóvenes en presa de fácil reclutamiento por los cárteles del narcotráfico en México, donde este lunes comenzó la Conferencia Mundial de la Juventud 2010.
"Es bueno pensar en todos esos jóvenes que se han sumado a los cárteles, quienes presentan una edad que va de los 18 a los 25 años, y qué están de aquel lado quizá porque no tuvieron oportunidades del lado bueno de la vida", dijo el domingo el ex presidente Vicente Fox (2000-2006) al prensa, desde su rancho en San Cristóbal, en el estado de Guanajuato (centro).
La Conferencia Mundial de la Juventud, que reúne hasta el viernes en la ciudad de León, Guanajuato, a organizaciones civiles, académicas y representantes de gobiernos de 160 países, acompañados por delegaciones de jóvenes, aborda temas de políticas públicas e inversión, pobreza y exclusión, educación, salud y empleo.El dedo en la llaga
A pesar de que no participará en la reunión, Fox puso el dedo en la llaga al pedir que los asistentes traten de encontrar las razones que mueven a esa parte de la juventud "a arriesgar la vida cada día, a salir a jugársela por unos cuantos pesos".
"Más vale cinco años de rey que 50 de buey", es un lema que repiten pandilleros de Ciudad Juárez (norte), la localidad más violenta del país, en la frontera con Estados Unidos, en un reflejo las bajas expectativas de vida que tienen los jóvenes.
En México el "homicidio está a punto de ser la principal causa de muerte" entre jóvenes de entre 15 y 25 años, dijo a la AFP Mario Luis Fuentes, ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social y actual director de una ONG dedicada a investigar temas de desarrollo social.
De los 5,500 homicidios ocurridos desde 2008 en Ciudad Juárez, el 30 por ciento tuvo lugar entre menores de 20 años, de acuerdo con la subprocuraduría de justicia de Chihuahua, estado fronterizo con Texas, Estados Unidos.

Jóvenes asesinados

La opinión pública mexicana se conmocionó a principios de este año cuando comandos armados asesinaron a 14 personas en una fiesta estudiantil, mientras clínicas para adictos han sido blanco de mantazas en esa localidad con decenas de jóvenes muertos.
Monterrey, otra ciudad del norte que concentra los grupos industriales más grandes de México, vive desde hace meses los llamados "narcobloqueos" realizados por pequeños ejércitos de jóvenes sicarios al servicio del narcotráfico que provocan caos viales para impedir la detención de sus líderes.
Según la Red por los Derechos de la Infancia en México, unos 30,000 menores cooperan con los grupos criminales de varias formas y están involucrados en delitos que van del robo al secuestro, extorsión y homicidio.
"Cuando la falta de opciones se combina con el fácil acceso a las drogas y las armas, y la violencia impregna el vecindario, unirse a la delincuencia organizada es una opción tentadora", indica un informe presentado recientemente por la Red.
Generación 'nini'
En México, de 111 millones de habitantes, hay más de 7 millones de jóvenes conocidos como "ninis" porque "ni estudian ni trabajan", según cifras del Instituto Mexicano de la Juventud.
Durante el ciclo escolar 2007-2008, sólo el 50.4 por ciento de los jóvenes en edad de cursar el bachillerato estaba matriculado, mientras que la tasa de terminación fue de apenas el 44.4 por ciento, según un informe reciente emitido por Vernor Muñoz, relator especial sobre Derecho a la Educación de Naciones Unidas.
Los especialistas coinciden en que la falta de una política de empleo empuja a los jóvenes a incorporarse a la informalidad, que en México se ubica en 12,8 millones de trabajadores, casi la misma cifra de los que laboran formalmente.
"México está a punto de pasar, de la oportunidad del bono demográfico, a la tragedia del bono demográfico", sentencia Fuentes, al recordar que la juventud es el grupo poblacional más grande del país y que la mayoría no tendrá habilidades para incorporarse a los empleos que podrían impulsar el desarrollo futuro.
Otros riesgos
Pero involucrarse con la delincuencia organizada es tan solo uno de los riesgos a los que se exponen estas personas, que no estudian y tampoco trabajan. De acuerdo a lo publicado por la versión digital del diario El Economista, expertos del sector salud mexicano dicen que las repercusiones van a la salud mental, y provocan desde depresiones hasta adicciones y suicidios.
Además, este medio advierte las implicaciones económicas que esto tiene, al no darle un futuro a quienes por sí mismos son considerados el futuro de toda sociedad: los jóvenes.
©Univision.com y Agencias
Commentarios