George Clooney y Ronaldo serán testigos en juicio contra Berlusconi

AFP | Nov 23, 2011 | 11:51 AM

Testigos con estrella

MILÁN, Italia - El actor George Clooney, el futbolista Cristiano Ronaldo y una modelo argentina figuran en la lista de testigos de la defensa del ex jefe de gobierno italiano Silvio Berlusconi aceptada por la Corte de Milán por el caso Ruby, en el que se le acusa de prostitución de menor y abuso de poder.
En total, la Corte aceptó 78 testigos de la defensa y 136 de la acusación, entre ellos 32 mujeres jóvenes que habrían participado en las fiestas privadas de Berlusconi, más conocidas como "bunga-bunga".
Berlusconi, de 75 años, es acusado de haber pagado los servicios sexuales de Ruby, apodo de la joven marroquí Karima el Mahrung, cuando tenía 17 años, y de haber intervenido ante la policía de Milán para que la liberaran, después de que fuera detenida por robo la noche del 27 de mayo de 2010.
Para sus defensores, el entonces primer ministro intervino ante el arresto de la joven por razones "institucionales" debido a que pensaba que la chica era sobrina del ex presidente egipcio Hosni Mubarak y por lo tanto debería ser juzgado por una institución del Parlamento.
Según la acusación de la fiscalía, "Ruby Robacorazones" sostuvo "relaciones sexuales con Silvio Berlusconi a cambio de un pago en efectivo u otros" en 13 encuentros que tuvieron lugar en Arcore, cerca de Milán, entre el 14 de febrero y el 2 de mayo de 2010.
Por lo tanto, Ruby, una muchacha fugada de un centro de menores que cumplió 18 años en noviembre del 2010, habría sido contratada para las fiestas privadas del jefe de gobierno, y pagada por éste por servicios sexuales, cuando todavía era menor de edad, sostiene la fiscalía de Milán.
En Italia, sostener relaciones sexuales con una menor es un delito que puede ser castigado con una pena de seis meses a tres años de prisión, mientras el abuso de poder puede ser condenado con un máximo de doce años.
En la lista de testigos figuran también dos exministras, Mara Carfagna y Mariastella Gelmini, su portavoz Paolo Bonaiuti, así como numerosas estrellas de la televisión y modelos, como la bella argentina Belén Rodríguez.
La modelo sudamericana, que goza de enorme popularidad gracias a la saga publicitaria de los teléfonos móviles Tim y que llegó a conducir el festival italiano de música ligera de San Remo, entró en el mundo del espectáculo a través de los canales televisivos de propiedad del multimillonario exjefe de gobierno italiano.
Niegan relación y orgías
Tanto Ruby como Berlusconi han desmentido haber sostenido relaciones sexuales y ambos niegan también que las cenas en las residencias del multimillonario terminasen siendo orgías, como han contado decenas de otros participantes, según grabaciones telefónicas publicadas por la prensa italiana.
El estadounidense George Clooney y su pareja de entonces, la actriz italiana Elisabetta Canalis, figuran en la lista porque Ruby afirmó en un interrogatorio que los había visto en una de las cenas en Arcore, en la residencia milanesa de Berlusconi.
El actor reaccionó entonces ante la noticia, con un comunicado difundido por su agente en Los Angeles. "Todo esto me parece extraño, pues sólo me reuní con (Silvio) Berlusconi una sola vez, para intentar obtener ayuda para el Darfur", afirmó el actor de "Ocean's Eleven", quien pasa mucho tiempo en Italia en su mansión al borde del lago de Como.
En octubre pasado, Clooney aseguró a la revista Time magazine que la velada pasada en casa de Berlusconi "había sido una de las más sorprendentes de su vida" y que el multimillonario político inclusive le llegó a mostrar la famosa cama con baldaquín que le regaló el líder ruso Vladimir Putin.
El portugués Cristiano Ronaldo, estrella del Real Madrid, figura también en la lista de la defensa debido a que Ruby afirmó que recibió un pago de 4.000 euros del famoso futbolista por pasar la noche con él, lo que él niega tajantemente.
Berlusconi, que tuvo que renunciar la semana pasada al cargo de primer ministro tras el acoso de los mercados y la especulación financiera, mantiene su inmunidad como diputado, por lo que es necesario una autorización del Congreso para ir a la cárcel en caso de condena.
Además, debido a que supera los 70 años, puede evitar la prisión ya que no ha cometido un crimen sangriento ni traficado con droga.
La próxima audiencia fue fijada para el 2 de diciembre y estará dedicada a los siete policías involucrados en la acusación de abuso de poder.
©AFP
Comentarios