Españoles votan al sucesor de Zapatero

AFP | Nov 20, 2011 | 9:20 AM

En medio de crisis económica

Los españoles, golpeados por un desempleo récord que afecta a cinco millones de personas, votaban el domingo en unas elecciones legislativas que previsiblemente darán una mayoría aplastante a la derecha como alternativa a una crisis que ya hizo caer a varios gobiernos europeos.
Ante un desempleo del 21.52%, un muy débil crecimiento económico -0.80% previsto este año-, una mayoría de españoles parece decidida a sancionar al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en el poder desde 2004.
Las últimas encuestas predecían la peor derrota de los socialistas desde la vuelta de la democracia, con sólo 112 escaños, mientras que el conservador Partido Popular (PP) se haría con entre 192 y 198 escaños, muy por encima de los 176 escaños que marcan la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.
Los socialistas "no lo hicieron bien en la otra legislatura y tiene que haber un cambio", afirma en un colegio electoral madrileño, María José Ruiz, de 61 años, esteticista en paro.
"Siempre he sido socialista pero no me queda más remedio" que votar a la derecha, asegura.
No obstante, en su opinión el PP "está aprovechando que el cambio es necesario, pero no tiene ningún mérito".
Más de 35.7 millones de electores están llamados a las urnas para elegir a sus 350 diputados y 208 senadores entre casi una veintena de formaciones nacionales y regionales, encabezadas por el PSOE y el PP.
"Es el momento de que la gente hable y decida" y de que los futuros "gobernantes estén a la altura" de las exigencias de un país sumido en la crisis, afirmó el líder del PP, Mariano Rajoy, de 56 años, gran favorito para convertirse en el próximo presidente del gobierno, al acudir a votar.
"España vive una encrucijada histórica", aseguró por su parte el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, de 60 años.
Para el también socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que dirige el país desde 2004, "el futuro hoy más que nunca está en manos de los ciudadanos".
"España busca un antídoto", afirmaba el diario conservador El Mundo. "España decide el gobierno que afrontará el vendaval de la crisis", titulaba su competidor de izquierdas El País.
Las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno saliente -congelación de las pensiones, retraso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, reducción del 5% en los salarios de los funcionarios, aumento fiscal- no lograron atajar el derrumbe económico ni tranquilizar a los mercados, que en los últimos días mantenían al país bajo fuerte presión.
Con estas elecciones "se habrá completado un proceso no escrito ni planificado de sustitución de los gobiernos en todas las economías europeas consideradas periféricas: Grecia, Irlanda, Portugal e Italia, además de la propia España", consideraban los analistas financieros de Bankinter.
Tranquilizar a los mercados sobre una próxima salida de la crisis fue el mensaje de Rajoy durante las dos semanas de campaña.
Para ello receta un fuerte adelgazamiento de las administraciones públicas con que atajar el déficit, que en 2010 fue de 9,3% y este año se debate por llegar al 6%. A esto se agregarán, asegura, deducciones fiscales para estimular una economía que no logra despegar desde la crisis de 2008 y el estrepitoso estallido de la burbuja inmobiliaria.
Si logra una cómoda mayoría absoluta, el PP podrá gobernar solo el país, sin tener que recurrir a pactos parlamentarios con grupos minoritarios, como los nacionalistas catalanes, vascos o canarios de los que a menudo dependió el actual gobierno socialista en los últimos años.
Pero la crisis también ha causado una pérdida de confianza en los dos grandes partidos políticos y una parte de la población considera que ni el PSOE y el PP serán capaces de poner el país en la vía de la recuperación.
Esto podría suponer un avance para los partidos pequeños y una mayor abstención.
Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 09H00 locales (08H00 GMT) y cerrarán a las 20H00 GMT (19H000 GMT), hora en la que se conocerán los sondeos a pie de urna. Los resultados oficiales parciales llegarán durante la noche.
©AFP
Commentarios