Crimen de menor Tomás Santillán estremece en Argentina

AFP | Nov 18, 2011 | 1:14 PM

Expadrastro pudo ser el asesino

BUENOS AIRES, Argentina - La investigación del crimen de un niño de 9 años que estuvo 48 horas desaparecido y cuyo cadáver fue hallado en una zona rural argentina apunta a su expadrastro, dijo el viernes el fiscal del caso, que conmueve a los argentinos.
La pesquisa "está orientada a la persona que se encuentra detenida", en referencia a Ramón Adalberto Cuello, de 36 años, expareja de la madre del niño, Susana Santillán, declaró el fiscal Javier Ochoaizpuro.
"Hay elementos para suponer que esta persona (Cuello) sería la responsable", agregó.
De acuerdo a la autopsia, Tomás Santillán, de 9 años, murió "inmediatamente después" de haber salido el martes de la escuela primaria a la que concurría en la ciudad de Lincoln, en plena Pampa Húmeda, en una rica zona de producción agrícola a 320 km al noroeste de Buenos Aires.
El cadáver fue hallado vestido con la ropa escolar y su mochila cerca en un campo de una localidad vecina.
En su declaración judicial, Susana Santillán afirmó que su expareja la amenazaba y culpaba al niño de su separación hace dos meses.
Desde entonces, la mujer se había ido de la casa y vivía con su hijo y su bebé de siete meses, hijo del sospechoso.
Guillermo Santillán, tío de la víctima, afirmó que "el nene temblaba cuando miraba a Cuello", al que describió como un hombre "con dos personalidades".
Policía calificó el asesinato como brutal
El ministro de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, aseguró que se trató de "un asesinato salvaje".
"Fue asesinado brutalmente con dos golpes certeros en los dos parietales, izquierdo y derecho, cruzados hacia la mandíbula, con un elemento romo", detalló.
Según el ministro, "no quedan dudas de que alguien arrebató al niño del lugar donde estaba, yendo a su casa. El que hizo esto, lo había planeado".
"Esto no es un caso de inseguridad, es una cuestión de locura, lo que se diría de un sicópata", advirtió el intendente de Lincoln, Jorge Fernández.
Tras la autopsia, el cuerpo del niño era trasladado para realizarse este viernes el velatorio.
Vecinos de Lincoln, de 40.000 habitantes, realizaron la noche del miércoles una marcha pacífica y masiva en reclamo de la aparición con vida de Tomás, un episodio seguido por los argentinos a través de la intensa cobertura mediática.
Una desazón similar se vivió en agosto pasado cuando fue hallada muerta por asfixia en la periferia de Buenos Aires la niña de 11 años Candela Rodríguez, tras permanecer nueve días desaparecida, en un caso con numerosos sospechosos ligados al entorno familiar pero aún no esclarecido.
©AFP
Comentarios