Aumentan las muertes en Siria pese a ultimátum

EFE | Nov 17, 2011 | 4:04 PM

Jornada violenta provocó 14 decesos

DAMASCO- A pesar de la advertencia que la Liga Arabe dio al régimen sirio de Bashar al Asad para que ponga fin a la violencia, este jueves continuaron las represiones contra el movimiento que busca su caída.
El opositor Comité de Coordinación Local informó de la muerte de militares desertores y de un civil en la provincia central de Hama, mientras que cuatro civiles más perecieron en Idleb, dos en Homs, dos en Dir Zur y uno en Reqa.
En esta jornada, las provincias más afectadas por la represión del régimen de Bachar al Asad fueron de nuevo Hama, Homs e Idleb, los principales bastiones de la oposición y refugio de supuestos soldados desertores.
Piden liberación de activistas
En Idleb, un grupo de estos militares disidentes atacó con lanzagranadas una sede de la institución gubernamental Liga de la Juventud de la Revolución en Maarat al Nuaman porque acogía efectivos de las fuerzas de seguridad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
Mientras, en Hama, los cuerpos de seguridad han comenzado una campaña de detenciones en Hamidiya, que ha llevado al arresto de 27 personas.
Por otro lado, nueve activistas arrestados en agosto pasado serán presentados hoy ante un tribunal penal de Damasco acusados de formar una organización secreta que pretende cambiar el sistema social y económico del Estado y la difusión de informaciones falsas, según informó el OSDH, que pidió su liberación inmediata.
El sábado vence el plazo
Cabe recordar que la Liga Árabe dio un plazo de tres días al régimen de Damasco para detener la violencia y recibir a observadores árabes sobre el terreno.
En caso de no responder a las peticiones de la Liga Árabe antes del nuevo plazo, que vence el próximo sábado, Siria podría enfrentarse a nuevas sanciones por parte de sus vecinos árabes, que no descartan presentar una queja formal ante la ONU.
La represión ha dejado en Siria más de 3.500 muertos desde el comienzo de las revueltas a mediados de marzo pasado, según las últimas cifras facilitadas por la ONU.
©EFE
Comentarios