Aumentaron las redadas silenciosas en EU

Univision.com* | Nov 15, 2011 | 12:24 PM

Unas 2,500 empresas fueron auditadas en 2010 y más de 500 se encuentran en lista

NUEVA YORK – El gobierno de Washington aumentó en los últimos meses las redadas silenciosas a empresas sospechosas de contratar a inmigrantes indocumentados, reportó el martes el diario The Wall Street Journal (WSJ).
Durante el año fiscal 2010 la Administración de Barack Obama llevó a cabo 2,496 auditorías, frente a las 2,196 ejecutadas en el año fiscal 2009.
El diario agregó en semanas recientes, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), a través de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), notificó a 500 empresas de que serán auditadas en breve.
El año fiscal estadounidense arranca el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre del año siguiente.
Despidos masivos
Las auditorías o “redadas silenciosas” como las denominan las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, provocan que las empresas pierdan “grandes números de empleados”, bajen su productividad y paguen enormes costos por servicios legales, dijo The Wall Street Journal.
Las redadas también abren la puerta para que las autoridades federales multen a las empresas por la contrata de indocumentados y presenten cargos penales contra los propietarios o responsables legales de las compañías auditadas.
Las empresas multadas por la contrata de trabajadores indocumentados también pueden ser vetadas de concursar y firma contratos con el gobierno federal.
Las redadas también están afectando la productividad de algunas empresas, dijo el diario.
A guerra avisada…
A mediados de junio el DHS anunció que al menos 1,000 empresas se hallaban en la lista de una nueva ronda de redadas silenciosas.
La revisión afecta principalmente a compañías vitales para la seguridad nacional y otras funciones gubernamentales y económicas, dijo ICE.
En las semanas siguientes la agencia notificó a las empresas seleccionadas que inspeccionaría sus formularios I-9, planillas que llenan muchos empleadores para verificar si sus trabajadores tienen estatus legal de permanencia en Estados Unidos y están autorizados para trabajar.
"Las inspecciones afectan a empresas de todos tamaños y en todos los estados, con énfasis en negocios relacionados con infraestructura y recursos claves", dijo ICE en un comunicado.
En enero el gobierno había anunciado la creación de una nueva unidad para investigar empresas y poner freno a la contrata de trabajadores indocumentados.
Cambio de política
Obama sustituyó en 2009 las redadas de indocumentados por auditorías para verificar documentos.
En octubre del año pasado la jefa del DHS, Janet Napolitano, advirtió que este tipo de operativos continuarán en 2011, al igual que la búsqueda de extranjeros con antecedentes criminales para ser arrestados y deportados del país.
Durante el año fiscal 2011 el gobierno deportó la cifra récord de 387 mil indocumentados, la mayoría de ellos con antecedentes criminales, cifra que marcó un nuevo récord. En el año discal 2010 la cifra de expulsados fue de unos 392 mil.
Las redadas ejecutadas durante la administración republicana del ex presidente George W. Bush (2001-2009)) concluían con la deportación de los inmigrantes trabajadores sin papeles, pero las “redadas silenciosas”, como suelen llamarle los empresarios y activistas de organizaciones nacionales a las auditorías que ejecuta ICE, terminan con despidos y, en muchos casos, los afectados no son expulsados de Estados Unidos.
De qué se trata
Las redadas silenciosas o electrónicas se llevan a cabo utilizando el E-Verify, una gigantesca base de datos a cargo de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigraciòn (USCIS) que se encuentra conectada con las bases de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del DHS, herramientas que reúnen datos de millones de personas, tanto ciudadanos como residentes legales en Estados Unidos.
El programa es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003 y que forma parte de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques terroristas de 2001.
El sistema, al que los empleadores acceden voluntariamente -por teléfono o internet- faculta al gobierno federal para que verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos, y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.
No se paga
La verificación es gratis, reiteró el gobierno. Pero el optimismo de gobierno choca con la crítica y el rechazo de sindicatos y grupos que defienden los derechos de los inmigrantes, quienes ven en la herramienta una forma de negar la posibilidad aprobar una reforma migratoria que incluya una vía de legalización para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.
Carlos Saavedra, de la Massachusetts Immigrant and Refugee Advocacy Coalition (MIRA), dijo a Univision Online que a medida que el gobierno implemente los sistemas de verificación de empleo, en la misma medida aumentarán las redadas silenciosas.
Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), reiteró su temor de que el E-Verify "perjudique los intereses económicos de Estados Unidos en vez de tomar acción para revivir la reforma migratoria".
©Univision.com*
Commentarios