Suspenso en Argentina por cambios en gabinete

Notimex | Nov 11, 2011 | 6:07 PM

En el inicio de su segundo mandato

BUENOS AIRES, Argentina — La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, mantiene el suspenso en la designación del nuevo gabinete que la acompañará a partir del próximo 10 de diciembre en el inicio de su segundo mandato.
Aunque esta semana se esperaban definiciones políticas de la mandataria, Fernández optó por permanecer en silencio, pese a las presiones que hay en los mercados locales por saber quién será el nuevo ministro de Economía.
Las columnas de los diarios se han colmado de especulaciones sobre el futuro gabinete, pero no hay apuestas seguras ya que la presidenta tiene un estilo unipersonal de decisiones y no consulta con ningún equipo de trabajo.
Así quedó probado, por ejemplo, en junio pasado, cuando Fernández anunció de manera sorpresiva que su candidato a la Vicepresidencia sería el ministro de Economía, Amado Boudou, quien se enteró de la decisión en ese justo instante.
La jefa de Estado argentina fue reelecta el pasado 23 de octubre al obtener el 54 por ciento de los votos, lo que le permitirá gobernar hasta 2015, aunque está obligada a realizar cambios en su gabinete porque varios ministros pasarán al poder Legislativo.
El gabinete ha sido objeto de polémica desde que la presidenta comenzó a gobernar, en diciembre de 2007, ya que heredó a una mayoría de funcionarios que habían colaborado con su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner.
En estos primeros cuatro años de gobierno, Fernández realizó escasos cambios, de los cuales el más dramático fue el de su ministro de Economía, Martín Lousteau, a quien echó sólo cuatro meses después de haber asumido.
El sucesor de Lousteau, Carlos Fernández, permaneció sólo 15 meses en el cargo, ya que en su lugar fue nombrado Boudou, quien ahora dejará el paso libre a una nueva figura debido a que deberá ejercer su nuevo rol como vicepresidente.
Otros cambios obligados van a ser los de la jefatura de Gabinete, porque su actual titular, Aníbal Fernández, ganó una banca en el Senado, mientras que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, será diputado.
En el mismo caso se encuentra el ministro del Trabajo, Carlos Tomada, quien tendrá que dejar el gabinete para sumarse al bloque oficialista en la Cámara Baja.
Con ellos, son cuatro las carteras que quedan disponibles para nuevos funcionarios, además de que Fernández ya anticipó la creación de un nuevo Ministerio de Comunicación, por lo que serán varias las nuevas caras que integrarán el gabinete.
©Notimex
Commentarios