Busca Luisa María Calderón ser primera gobernadora de Michoacán

Univision.com | Nov 11, 2011 | 1:04 PM
MORELIA - La candidata de los partidos Acción Nacional (PAN) y Nueva Alianza al gobierno de Michoacán, Luisa María Calderón, confía en ganar la elección del próximo 13 de noviembre y con ello dar a su partido la primera gubernatura en la entidad.
Luisa María Calderón, quien tiene 55 años de edad y es miembro activo del PAN desde 1976, proviene de una familia de militancia panista histórica. Desde hace 18 años vive con su hijo, Esteban.
En 1983 fue electa legisladora local y de 1988 a 1991 se desempeñó como diputada en la LIV Legislatura federal. Asimismo, como senadora de representación proporcional, de 2000 a 2006.
Luisa María Calderón, de 55 años de edad, nació en la Ciudad de México, pero pasó su infancia en Morelia, en donde estudió la primaria, secundaria, preparatoria en instituciones católicas, mientras que su carrera universitaria la cursó en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), de donde se tituló como psicóloga en 1980.
Hizo la maestría en Investigación Etnográfica, Teoría Antropológica y Relaciones Interculturales, en la Universidad Iberoamericana (UIA), graduándose con la investigación “Del honor en los espacios constitucionales”.
Establecer el orden
Luisa María Calderón consiguió la candidatura a gobernadora por el PAN tras haberse enfrentando en elección interna con Marko Cortés.
Durante su campaña ha insistido en restablecer el orden en la entidad como condición básica para resolver problemáticas como la inseguridad.
Ha sido la única candidata que ha presentado ya lo que sería su plan de gobierno y ha recorrido más de cien municipios durante los 70 días de campaña.
Michoacán, tierra del presidente mexicano Felipe Calderón y el estado donde inició hace cinco años la ofensiva militar contra el narcotráfico, elige el domingo gobernador en una competencia cerrada entre tres candidatos, uno de ellos la hermana del primer mandatario.
El asesinato de un alcalde la semana pasada y el retiro de una decena de candidatos en pequeños municipios muestran la tensión que ha rodeado la campaña en este estado costero sobre el Pacífico.
La campaña se ha realizado en medio del temor generalizado a acciones del cártel La Familia y la organización escindida Los Caballeros Templarios, que además de disputarse entre sí el control del narcotráfico y otras actividades delictivas en la región, justifican sus accciones con un discurso místico en el que se atribuyen el derecho de aplicar una "justicia divina".

Hermana del presidente

La hermana del presidente, Luisa María Calderón, conocida como "Cocoa", es la candidata del conservador Partido Acción Nacional (PAN), que aspira a sacar del poder al Partido de la Revolución Democrática (PRD), que ha gobernado desde 2002 ese estado, uno de los pocos bastiones que le restan a la izquierda mexicana.
"Cocoa" Calderón aparece liderando las encuestas por estrecho margen frente a Fausto Vallejo, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y un poco más atrás aparece Silvano Aureoles del PRD.
Los comicios en Michoacán además son los últimos en el calendario electoral antes de los presidenciales de 2012, en los que el PRI aparece hasta ahora como favorito para recuperar el poder federal que dejó desde 2000 tras más de 70 años de hegemonía.
Por eso los aspirantes presidenciales del PRI y el PAN y dirigentes nacionales de la izquierda se han involucrado directamente en esta campaña.
Vallejo ha recibido el impulso de su correligionario Enrique Peña Nieto, quien según las encuestas es favorito para ganar la elección presidencial a nombre del PRI.
Apoyo de Vázquez Mota
Por su parte "Cocoa" Calderón ha estado acompañada de Josefina Vázquez Mota, Ernesto Cordero y Santiago Creel, los tres aspirantes presidenciales de su partido. Sus opositores aseguran que su campaña también ha recibido un fuerte apoyo del gobierno federal.
En diciembre de 2006, poco después de asumir la presidencia, Calderón lanzó un operativo de choque contra los carteles con el despliegue de 50.000 militares, que comenzó justamente en Michoacán. La violencia atribuida a esa estrategia deja unos 45.000 muertos en todo el país.
"El presidente, que es michoacano, sí quiere ser profeta en su tierra" y, como parte de "una familia que pertenece a las castas del PAN en Michoacán", quiere reafirmar su poder y su política de seguridad, dijo a la AFP Manuel García Urrutia, politólogo y ex consejero del órgano electoral del estado.
García cree sin embargo que la elección será cerrada pues aunque el PAN tiene fuerte presencia en las ciudades como Morelia, capital estatal, el PRI es el único con una sólida estructura partidista en los 113 ayuntamientos, en los que se instalarán más de 6.000 urnas.
El PRD, por su parte, mantiene el apoyo en buena parte de las zonas rurales.
Además de votar por gobernador y 113 presidentes municipales, cerca de 3,5 millones de ciudadanos están convocados para elegir 40 diputados locales.
La seguridad fue reforzada con el envío de militares y de la policía federal a los que puede verse patrullando las carreteras, especialmente tras el asesinato el 2 de noviembre de Ricardo Guzmán, alcalde de La Piedad, que recibió un disparo a quemarropa en esa ciudad cuando repartía volantes para promover a los candidatos del PAN.
Manuel García, secretario de Seguridad Pública del estado, declaró el jueves como focos rojos 18 municipios, donde se podrían registrar brotes de violencia.
Al clima de inseguridad se suma la crispación por una elección que "gane quien gane" acabará en tribunales electorales y con conflicto postelectoral, adelantó García Urrutia.
©Univision.com
Comentarios