Las lecciones de Pearce, extremismo y hartazgo

Univision.com | Nov 10, 2011 | 12:10 PM
WASHINGTON - La destitución del senador estatal republicano de Arizona y presidente del Senado, Russell Pearce, autor de la antiinmigrante SB 1070, no debe caer en los oídos sordos de quienes creen que pueden seguir promoviendo políticas migratorias extremistas que no sólo atentan contra los derechos civiles e individuales, sino finalmente contra frágiles economías estatales en momentos de crisis.
El extremismo tiene un precio y el que incide sobre la economía es uno imposible de ignorar. Con su famosa ley antiinmigrante SB 1070, Arizona fue objeto de boicots; se calcula que perdió millones de dólares en diversas industrias, particularmente el turismo. El efecto dominó sigue reverberando en la economía del estado.
Para muestra un botón
Pero haciendo caso omiso al efecto negativo que estas miopes leyes antiinmigrantes pueden tener sobre sus frágiles economías, otros estados siguen emulando a Arizona aunque una vez están metidos hasta el cuello en el asunto se dan cuenta de que es más fácil decir que hacer.
Alabama es el triste ejemplo más reciente.
Desde que la HB 56 entró en vigor, ha generado no sólo una crisis entre la comunidad inmigrante del estado, sino que ha incidido adversamente sobre su economía, al punto que ahora el propio gobernador, Robert Bentley, admite que la ley es demasiado confusa y hay que aclararla.
Los empleadores en diversas industrias afectadas por la ley no necesitan aclaración, necesitan trabajadores, muchos de los cuales son hispanos que abandonaron  Alabama rumbo a estados vecinos.  Trabajo a largo plazo
Quizá en Alabama el poder político de los latinos sea todavía un trabajo en proceso, pero la coalición que en Arizona logró sacar a Pearce de su escaño no sólo estuvo conformada por hispanos sino por otros votantes, republicanos, demócratas, independientes, en un distrito mayormente republicano y conservador y en un estado mayormente republicano y conservador. El hartazgo no conoce partidos. Y hay hartazgo de políticos que sólo promueven políticas extremistas que pasan por alto los efectos sobre una maltrecha economía que necesita ayuda urgente y no ser empeorada por iniciativas que no suponen crecimiento sino retraso y estancamiento. Hay hartazgo de políticos que quieren desviar la atención usando a los inmigrantes como chivos expiatorios y a la inmigración como muletilla para no tener que enfrentar los verdaderos problemas del país, comenzando por la economía. Un asunto importante para todos los votantes, incluyendo los electores hispanos que después de todo tienen una tasa de desempleo que supera el índice nacional. La encuesta Univision
Pero como demostró el reciente sondeo de Univisión y Latino Decisions, para los hispanos ambos asuntos, economía e inmigración, están entrelazados.
La economía sigue siendo su principal preocupación, pero la inmigración sigue siendo un tema definitorio sobre a quién prefieren como candidato. Pero incluso entre los votantes en general, el sondeo evidenció que ven con mayor positivismo a candidatos que no sólo ofrecen soluciones económicas prácticas, sino que no satanizan a los inmigrantes.
Hasta ahora, el Partido Republicano y los precandidatos republicanos han echado en saco roto el efecto que las posturas extremistas en el rubro migratorio pueden tener sobre los votantes en general y los latinos en particular.
En carne propia
El martes Pearce lo experimentó de primera mano y otros podrían correr la misma suerte en las elecciones generales del año entrante.
El presidente Barack Obama, quien busca la reelección en medio de una crisis económica, sin la reforma migratoria bajo el brazo y con una cifra récord de deportaciones, confía en que los contrastes entre esos republicanos y los demócratas en el tema migratorio motiven a los votantes latinos a acudir a las urnas para concretar la reforma migratoria en su segundo mandato, dijo en entrevista con medios en español.
“Será difícil tener un contraste más claro que el que se ve entre lo que apoyan los republicanos y lo que los demócratas y yo respaldamos. Si existe una alta participación de latinos en los comicios, en estados que son muy importantes para la elección presidencial, se mandará un mensaje explícito de que necesitamos que se concrete una reforma migratoria y quizás ahí la dinámica política puede ser diferente, entrando a mi segundo periodo”, declaró Obama, según ImpreMedia. Queda por ver si ese hartazgo, en efecto, sigue movilizando a los votantes.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice
©Univision.com
Commentarios