OTAN no intervendrá en Siria, como lo hizo con el gobierno libio

EFE | Nov 07, 2011 | 5:14 PM

Operación en Libia, de las más exitosas, afirman

 
WASHINGTON- La Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) ni siquiera ha considerado una intervención militar en Siria similar a la llevada a cabo en Libia, que fue posible porque había un apoyo regional "evidente" y una "base legal", reiteró el representante permanente de EU ante la Alianza, Ivo Daalder.
No existe hoy en día "ninguna base legal para poder pensar en una operación" de la OTAN en Siria, a diferencia del caso de Libia, en el que una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) abrió la puerta a la intervención militar de la Alianza que concluyó el pasado 31 de octubre.
Además, en el caso de Libia, el apoyo regional era "evidente" y todas esas circunstancias juntas "permitieron la intervención", repasó Daalder.
Sin embargo, afirmó en una conferencia de prensa que la situación en ese país es "horrible e inaceptable" por la represión del régimen de Bachar al Asad de las protestas que estallaron en marzo pasado.
Finalizó la misión en Libia
El propio secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó la semana pasada que una intervención en Siria, donde según la ONU han muerto más de tres mil personas desde el inicio de la revuelta, "queda totalmente excluida".
Rasmussen viajó a Washington para reunirse con el presidente de EU, Barack Obama, y luego con la secretaria de Estado, Hillary Clinton.
Obama y Rasmussen hablarán, entre otros asuntos, del fin de la misión de la OTAN en Libia y de los preparativos para la próxima cumbre de la Alianza, que será en Chicago, en mayo de 2012.
Tras recordar que la operación de la OTAN en Libia, conocida como "Protector Unificado" y que se prolongó durante siete meses, ha sido "una de las más exitosas" en la historia de la coalición, Daalder reafirmó que la Administración de Obama "está preparada para trabajar con el nuevo gobierno" libio.
También destacó que esa intervención ejemplificó lo que significa ser un "aliado" dentro de la OTAN, al exponer el caso de Alemania, que se abstuvo en la votación del Consejo de Seguridad de la ONU que aprobó la resolución contra Libia y no participó en el operativo militar, pero "no lo bloqueó".
©EFE
Commentarios