Contraloría del Congreso recomienda frenar muro virtual

Univision.com* | Nov 05, 2011 | 12:06 PM

El muro aprobado durante el gobierno de Bush no funciona y es excesivamente caro

WASHINGTON – En un nuevo peritaje, la Oficina de Contraloría Gubernamental (GAO) recomendó el viernes interrumpir la construcción del polémico muro digital en la frontera con México por su alto costo y su ineficaz sistema de vigilancia y prevención del cruce indocumentado hacia Estados Unidos.
El informe recomendó además desarrollar nuevas operaciones de vigilancia electrónica en la frontera entre el estado de Arizona y México, reportó la Agencia Francesa de Noticias (Afp).
El nuevo informe subraya que el gobierno federal estadounidense ha gastado más de $1,000 millones desde 2005, cuando fue aprobado el programa conocido como SBInet.
El muro digital o muro electrónico, una barrera consistente en torres equipadas con sensores, radares y cámaras automáticas que se ubican de forma paralela a la valla que se erige en gran parte de la frontera de 3,200 kilómetros que divide a Estados Unidos de México, fue aprobado por el Congreso a un costo inicial de $2,000 millones, cifra que luego fue calculada en unos $20 mil o $30 mil.
El Proyecto 28
Durante el primer año el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) adjudicó la construcción de un primer tramo de prueba de 28 millas que se conoce como P-28, a la compañía Boeing. Pero el proyecto, levantado al sur de Arizona, falló y se gastó más de lo estimado originalmente por el gobierno.
En enero de este año el DHS suspendió la extensión del programa SBInet para evaluar su efectividad. Luego anunció un nuevo Plan de Vigilancia Fronteriza, del cual la GEO consideró que "no tiene suficiente información para apoyar totalmente".
El nuevo plan de vigilancia electrónica requeriría otros $1,500 millones. El DHS no cuenta con objetivos claros, ni la tecnología parece suficientemente fiable para reemplazar a los aparatos que ya funcionan dentro del programa SBInet de 2005, cuyo mantenimiento costará este año $26 millones, reporto la Afp.
El reclamo anterior
En octubre del año pasado los medios informaron que el millonario y polémico proyecto para frenar el ingreso de inmigrantes indocumentados provenientes de México y que fue aprobado por la administración republicana del ex presidente George W. Bush, estaría a punto de ser cancelado porque no funciona.
A esa fecha se habían gastado más de $1,200 millones y el muro no funcionaba. El proyecto original, aprobado por el Congreso, garantizaba que iba a ser un cerco de tecnología integrada para mantener bajo vigilancia gran parte de la frontera de casi 3,200 kilómetros (2,000 millas) entre Estados Unidos y México.
Pero la realidad era que, cuatro años más tarde desde su aprobación, sólo cubrió 85 kilómetros en la zona de Arizona y se gastaron más de $10 millones por kilómetro.
El proyecto de la cerca fronteriza y su contratista, Boeing Co., han sido criticados continuamente en reportes de la GAO por retrasos y por exceder los costos.
Danza de millones
El muro virtual fue autorizado a un costo inicial de $2,200 millones y luego ajustado a $6,700 millones. La cerca virtual de cámaras de circuito cerrado de TV, cámaras fotográficas, sensores y radares se encuentra rodeada de fallas técnicas y demoras en la entrega de las distintas fases del proyecto.
Un primer tramo permanente del cerco fue construido en la zona de Sásabe, Arizona, y tuvo una distancia de unos 37 kilómetros (28 millas). Debió ser entregado a la Patrulla de Fronteras (Border Patrol) en enero de 2010 por el principal contratista, Boeing, pero la entrega fue demorada por problemas relacionados con el equipo de video.
Las autoridades federales estadounidenses no descartaron en esa oportunidad que se terminara colocando cercos virtuales sólo en ciertos tramos y no como había previsto el proyecto original.
El plan original indicaba que el cerco virtual debía estar listo para el 2011. Pero los problemas técnicos obligaron en enero al DHS a correr la fecha para 2014.
Una tras otra
En varias ocasiones el DHS y el contratista han afirmado que los problemas con el muro pueden ser resueltos. Pero siguen apareciendo fallas. Una de las más severas fue un problema de software que hizo que los sistemas de video funcionaran mal y usaran la cámara equivocada, impidiendo a los operadores observar el sector indicado.
Los problemas y las dudas del muro virtual no son nuevos. En noviembre de 2006, apenas siete semanas después que el DHS anunciara que la empresa Boeing construiría la cerca digital a un costo de $2,200 millones, un nuevo estudio de ese departamento aseguró que el proyecto podría costar 15 veces más, es decir, $30 mil millones. Pero tiempo después fue reajustado a los actuales $6,700 millones.
El proyecto base del muro señala la colocación de 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica a lo largo de tramos en la frontera entre Estados Unidos y México, principalmente en Arizona.
En 2006 Boing ofreció concluir y tener funcionando todo el sistema en un lapso de tres años, pero el plazo no se cumplió.
El plan maestro
El muro digital en la frontera con México forma parte del proyecto denominado SBInet, parte esencial de una estrategia global de vigilancia conocida por el gobierno como Escudo de Seguridad de Alta Tecnología en las Fronteras, desarrollado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.
El DHS ha explicado que el plan es el mayor esfuerzo en la historia del país para controlar más de 9,600 kilómetros de frontera con México y Canadá, y que su principal objetivo es "frenar" la inmigración ilegal.
En septiembre de 2007, se conoció que una falla técnica que ya demoraba tres meses en ser reparada impidió evaluar a tiempo los resultados de la primera fase del millonario muro digital y puso en jaque a la seguridad de Estados Unidos.
Historia del muro
A finales de septiembre de 2006 Boeing Co. ganó un multimillonario contrato con el gobierno federal para colocar 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica.
El día que se adjudicó el contrato, el DHS anunció que el proyecto iba a ser construido en dos fases, y que la primera, un segmento de 45 kilómetros, sería levantado entre Tucson, Arizona, y México.
Boeing Co., con sede en Chicago, fue una de las casi 40 compañías que compitieron en 2006 por el contrato con el DHS.
A diferencia de sus competidores, Boeing no basó su oferta de vigilancia en el uso generalizado de vehículos aéreos o terrestres no tripulados, sino que incorporó la construcción de las modernas torres que hoy en día están en tela de juicio.
©Univision.com*
Commentarios