Bajo cuidado de ICE han muerto 126 inmigrantes desde 2003

EFE | Nov 04, 2011 | 8:43 AM

Guatemala, Cuba y México lideran la lista de decesos en cárceles de inmigrantes

PHOENIX, Arizona - En los últimos ocho años, 126 inmigrantes indocumentados han fallecido mientras se encontraban bajo la custodia de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en centros de detención en Estados Unidos.
Según estadísticas de ICE, desde octubre de 2003 y hasta octubre de 2011 se ha reportado esa cantidad de fallecimientos.
El más reciente fue el del inmigrante mexicano Pablo Gracida Conte, de 54 años, quien murió el pasado 30 de octubre después de haber sido transportado de emergencia mientras se encontraba detenido en el centro de Eloy, en Arizona.
El caso de Gracida Conte es el tercer fallecimiento de un inmigrante indocumentado bajo custodia de ICE que abarca el año fiscal 2012 en el país.
Causas desconocidas
El segundo caso se registró el pasado 5 de octubre cuando se reportó el fallecimiento de Mauro Rivera Romero, de 43 años y originario de El Salvador que se encontraba en un centro de detenciones en El Paso, Texas.
El primer caso de 2012 fue el de Aníbal Ramírez, de 35 años y también originario de El Salvador, quien falleció el pasado 2 de octubre en Charlottesville, Virginia.
La causa oficial de la muerte de los tres migrantes aún se encuentra por determinar.
Entre los países latinoamericanos, Cuba ocupa el primer lugar con el mayor número de inmigrantes indocumentados fallecidos mientras se encontraban bajo custodia de ICE, con 32 casos reportados en los últimos ocho años. Seguido de México, con 24 casos, y Guatemala, con 9 fallecimientos.
Entre las causas de muerte de los inmigrantes se cita, entre otros, problemas del corazón, presión alta, sida, fallas renales y neumonía.
El caso Gracida
En el caso en particular de Gracida Conde, la Oficina del Médico Forense del condado Pima aún no ha entregado el reporte de la autopsia, pero de forma preliminar se han citado problemas cardiacos.
El indocumentado mexicano, originario de Oaxaca, fue arrestado el pasado 4 de junio en Fairfield, California, y entregado a las autoridades de Inmigración el 9 de junio, las que lo transfirieron al centro de detenciones de Eloy.
"Las muertes de indocumentados que se encuentran bajo la custodia de ICE en centros de detención siempre son una gran preocupación para nosotros", dijo la abogada Victoria López, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.
Falta de transparencia
López afirmó que hasta el momento el gobierno federal no ha sido tan "transparente" al proporcionar la información detallada sobre los fallecimientos de los inmigrantes.
"En el pasado organizaciones han entablado demandas en contra de ICE para que proporcionara más información; recientemente la corte ordenó que la agencia federal reporte el número de muertes de personas bajo su custodia", dijo López.
Agregó que también les preocupan las causas de las muertes, sobre todo cuando se trata de un suicido o cuando no son tan específicos en las causas del fallecimiento.
"Hemos visto un patrón que se repite una vez y otra vez en la falta de cuidado médico adecuado en los centros de detención, no solo en Arizona sino a través de todo el país", enfatizó la abogada.
Informe sobre abusos
ACLU en Arizona dio a conocer en julio el reporte En sus propias palabras: Soportando el abuso en los Centros de Detención en Arizona, donde se denuncia las condiciones dentro de los centros de detención.
El reporte resalta que una de las principales quejas es la falta de cuidado médico adecuado, que va desde personas que han reportado que no les prestan atención cuando se quejan y otras que tienen que esperar mucho tiempo para recibir el cuidado especializado que requieren.
En opinión de la abogada, el gobierno debe de poner más énfasis en las condiciones de los centros de detención, sobre todo ante el incremento en el número de personas que están siendo detenidas y deportadas anualmente.
‘Las muertes de indocumentados que se encuentran bajo la custodia de ICE en centros de detención siempre son una gran preocupación para nosotros’.
©EFE
Commentarios