Motín en cárcel venezolana dejó ocho muertos

Univision.com | Nov 03, 2011 | 4:12 PM

Siguen con rehenes

CARACAS -  Reos de una cárcel del estado venezolano Táchira (oeste) liberaron a dos de los cuatro policías que mantenían como rehenes, y continúan una protesta luego de que un enfrentamiento entre los reclusos dejara ocho muertos y dos heridos, informó un comandante del Ejército.
"Los reos tenían de rehenes secuestrados a cuatro funcionarios policiales y la primera parte (de la negociación) incluyó la entrega de una agente policial, conjuntamente con los ocho cadáveres", dijo a periodistas el general Héctor Coronado, comandante de la segunda división de infantería del Ejército.
Traslado de reos
Más tarde, los penados liberaron a otro policía, luego de que las autoridades les garantizaron que unos 18 reos serán trasladados a otros centros penitenciarios como lo habían solicitado, señaló Coronado, quien descartó cualquier intervención militar en la prisión.
Los dos policías que estaban retenidos "están en buen estado de salud y los reos se encuentran tranquilos", señaló el responsable.
Hacinamientos
El incidente, que surgió en uno de los calabozos del Cuartel de Prisiones por una pelea entre miembros de bandas contrarias, dejó ocho reclusos muertos y otros dos reos heridos.
A mediados de este año, el gobierno puso en marcha un plan para mejorar la difícil situación en las cárceles del país, afectadas por la violencia y el hacinamiento, y creó el ministerio de Asuntos Penitenciarios para coordinar las labores.
Según datos oficiales, en los penales hay unos 50,000 reclusos, pese a que su capacidad es sólo de 14,000. Organizaciones humanitarias afirman que en las cárceles de Venezuela mueren unos 300 reos al año.
Reos amotinados
Reos tomaron a cuatro policías como rehenes durante una reyerta en una cárcel del estado occidental de Táchira que dejó ocho prisioneros muertos, confirmaron el miércoles autoridades.
Un grupo de amotinados obtuvo las llaves de las celdas y comenzó a disparar contra otros reos, provocando la muerte de ocho de ellos, detalló el comandante de la policía de Táchira, Jesús Berro.
Posteriormente secuestraron a cuatro agentes, quienes custodiaban el cuartel de prisiones de la Policía de Táchira, ubicado en la ciudad de San Cristóbal, unos 650 kilómetros al suroeste de Caracas, informó.
Berro declaró a la agencia estatal de noticias AVN que los reos rebeldes, que supuestamente pertenecen a una banda, recurrieron a la violencia como medio de protesta por los largos retrasos que han impedido que sus casos sean escuchados en la corte.
"Iniciaremos una investigación para saber el ingreso de armas al recinto carcelario", agregó Berro.

Reos inconformes

Los presos con frecuencia expresan sus quejas reteniendo a sus familiares durante las horas de visita o tomando como rehenes a los guardias.
Reclusos de otra prisión tomaron decenas de rehenes en octubre, lo que destacó las tensiones que existen en los notoriamente violentos centros penitenciarios del país, donde es común el contrabando de armas y drogas.
En ese entonces, los rehenes fueron liberados por los reclusos de la cárcel de Tocuyito, ubicada en el estado costero de Carabobo, después de que las autoridades acordaron la transferencia de 400 presos a penales cercanos a las localidades donde viven sus familiares y donde están los tribunales que llevan sus casos.
Violencia en las cárceles
Las cárceles venezolanas enfrentan una difícil crisis debido a serios problemas de hacinamiento, violencia y corrupción, que incluso han sido reconocidos por el presidente Hugo Chávez. Algunos reos pasan meses y hasta años a la espera de que sus casos sean escuchados en tribunales.
"Tenemos que humanizar el sistema penitenciario", dijo Chávez el miércoles durante una entrevista telefónica. No mencionó el motín en San Cristóbal.
"Vamos a poder superar todas esas contingencias que se han venido presentando", dijo la ministra de Servicio Penitenciario, Iris Varela.
Para hacer frente a la crisis penitenciaria, Chávez creó en julio el Ministerio de Servicio Penitenciario y designó al frente de ese despacho a Varela, una abogada y ex congresista oficialista.
Tras estrenarse en el cargo, Varela paralizó el ingreso de nuevos reclusos a las cárceles, lo que a su vez generó problemas de hacinamiento en los centros de detención preventiva que están bajo control de policías estatales y municipales. En menos de dos semanas el gobierno debió suspender la medida de la nueva funcionaria.
©Univision.com
Commentarios