Miles de niños ciudadanos de EU languidecen en hogares sustitutos tras deportaciones

Univision.com* | Nov 02, 2011 | 4:26 PM

Crecen los miedos en Alabama tras la puesta en vigor de la Ley HB56

WASHINGTON - En los primeros seis meses de 2011, el gobierno federal deportó a 46 mil madres y padres de niños ciudadanos de Estados Unidos, muchos de los cuales, hasta 5,100, fueron colocados en hogares de crianza sustitutos y pierden el contacto con sus padres al ingresar a un sistema que no documenta adecuadamente los casos, concluyó el reporte “Familias Destrozadas” del Centro de Investigación Aplicada (Applied Research Center o ARC, por sus siglas en inglés).
“ARC estima conservadoramente que hay al menos 5,100 niños que actualmente viven en cuidados de crianza temporales cuyos padres han sido detenidos o deportados. Esto corresponde a aproximadamente 1.25% del total de los niños en cuidados de crianza temporales. Si esta misma tasa se mantiene para nuevos casos, en los próximos cinco años al menos otros 15 mil niños enfrentarán estas amenazas para reunificarse con sus madres y padres detenidos y deportados.
Estos niños enfrentan barreras formidables para reunificarse con sus familias”, concluye el reporte que consiguió cifras mediante la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés).
Familias destrozadas
El reporte titulado "Familias Destrozadas: La Intersección Peligrosa de la Aplicación de Leyes de Inmigración y el Sistema de Cuidado Infantil", señala que los crecientes niveles de detenciones y deportaciones, combinados con la falta de una política clara y uniforme, sobre cómo las autoridades a diversos niveles deben lidiar con los niños de inmigrantes detenidos y deportados está separando familias y poniendo en riesgo el bienestar de los menores.
El documento da como ejemplo a unas hermanas mexicanas que fueron detenidas el año pasado en un pequeño pueblo de Nuevo México por autoridades migratorias que se personaron a su hogar por un reporte de que supuestamente tenían drogas. Aunque no se encontraron drogas, las mujeres fueron detenidas y, eventualmente, deportadas y sus hijos colocados en hogares sustitutos.
Un año después de su deportación, en 2010, una de las hermanas desconocía del paradero de su hijito. “Yo no sé dónde está mi hijo; no tengo contacto con mi bebé. No hice nada malo para que alejaran a mi hijo de mí”, declaró una de las hermanas.
Participación agresiva
El reporte añade que “en las áreas donde la policía local participa agresivamente en la política del desgaste al implementar las leyes de inmigración, los hijos de personas no ciudadanas posiblemente serán separados de sus padres y enfrentarán barreras para reunificarse”.
“Por ejemplo, en condados donde la policía local ha firmado convenios 287(g) con ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas), los niños en cuidado de crianza temporales tenían en promedio aproximadamente un 29% de mayores posibilidades de tener un padre detenido o deportado que en otros condados”, indica el reporte.
Y el problema no se limita a estados fronterizos. “A través  de los 400 condados y 20 estados incluidos en nuestras proyecciones, más de uno de cada cuatro (28.8%) de los niños bajo cuidado de crianza temporal con padres detenidos o deportados son de estados no fronterizos”, dice el reporte.
De hecho, y aunque no se incluye en este reporte, desde que comenzó a implementarse la HB 56 en Alabama, muchos padres indocumentados comenzaron a obtener cartas de poder notarial cediendo la custodia temporal de sus hijos a familiares o conocidos en caso de que sean deportados.
Miedo a flor de piel
Al conversar con varias familias de situación migratoria mixta en Alabama, uno de los principales temores que expresaron fue precisamente la preocupación de que sus hijos terminen bajo custodia del estado en hogares sustitutos y que no puedan volverlos a ver.
“A medida que más personas no-ciudadanas sean detenidas, se espera un aumento en el número de niños en cuidados de crianza temporales con padres removidos por ICE. Sin políticas explícitas ni criterios para proteger a las familias, los niños continuarán perdiendo sus familias en tasas alarmantes”, agrega el informe.
ARC recomienda, entre otras cosas, que el Congreso provea protecciones institucionales para los padres detenidos, incluyendo alternativas que les permitan participar de todo el proceso judicial de custodia de sus hijos y que fije políticas que faciliten la unidad familiar al momento de la deportación si es que los padres desean salir del país con sus hijos.
A nivel administrativo, el reporte solicita, entre otras cosas, que el Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS)  investigue a fondo cómo las prácticas de detención y deportación resultan en la separación de familias, con especial énfasis en los niños que ingresan al sistema de hogares sustitutos. Va más allá al pedir que el DHS suspenda los programas de colaboración entre policías locales y las agencias federales Comunidades Seguras y 287(g) y que se aclaren las nuevas regulaciones sobre priorización de deportaciones para establecer que los padres indocumentados con hijos menores de edad en Estados Unidos deberían estar sujetos a la discreción judicial en sus procesos de remoción sobre todo aquellos padres cuyos hijos hayan ingresado al sistema de hogares sustitutos.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America's Voice
©Univision.com*
Comentarios