Nicaragua: Ortega se alista para victoria violando la Constitución

Univision.com | Nov 02, 2011 | 1:48 PM

Los nicaragüenses acudirán a votar el 6 de noviembre aún cuando muchos ya creen saber el resultado

Por Sandro Mairata
Ni siquiera Anastasio Somoza García, el dictador auspiciado por Estados Unidos que fuera asesinado en 1956, se atrevió a lanzarse alguna vez a la reelección. Tanto él como sus hijos perfeccionaron un sistema de marionetas políticas para gobernar sea a plena luz o en las sombras, pero se preocuparon siempre de esconder los hilos de su poder.
Con todo, los nicaragüenses acudirán a votar este domingo 6 de noviembre aún cuando muchos ya creen saber el resultado: el presidente Daniel Ortega será reelegido, pisoteando la Constitución en su camino al poder.
Es este mismo Ortega quien alguna vez peleara en pos de la libertad y en contra de las tiranías dictatoriales al frente del grupo guerrillero Frente Sandinista de Liberación Nacional, o FSLN, quien ahora intenta aferrarse al poder en lo que pareciera una afrenta a todo lo que alguna vez defendió.
César Úbeda, editor de política del diario La Prensa de Nicaragua, dijo a Univision News que el “el fraude se viene orquestando desde hace mucho tiempo, no es solamente el día de las votaciones. El artículo 147 de la Constitución de Nicaragua dice que “No podrá ser candidato a Presidente ni Vicepresidente de la República: a) El que ejerciere o hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República en cualquier tiempo del período en que se efectúa la elección para el período siguiente, ni el que la hubiere ejercido por dos períodos presidenciales”.
Ambas restricciones se aplican a Ortega, y él los sabe.
Existen varias explicaciones para la búsqueda desesperada de Ortega por permanecer en el cargo. Está, por ejemplo, la inmunidad que le protege de ser procesado por las acusaciones aún no resueltas acerca del supuesto abuso sexual a su hijastra Zoilamérica Narváez, quien en 1998 denunció que Ortega comenzó a agredirla sexualmente cuando tenía 11 años, en 1979, hasta 1990. Las denuncias fuero desechadas por “un juez Sandinista”, según lo reportara la revista Time.
Están también las desastrosas derrotas de 1990, 1996 y 2001, en las cuales Ortega mordiera el polvo en público. Ahora en el poder por segunda vez y alistándose para un tercer periodo, Ortega obtuvo el triste honor de ser nombrado junto a Fidel Castro como uno de los dos “peores líderes latinoamericanos”, según la prestigiosa encuesta Latinobarómetro.
Por último, están esas dudosas amistades de Ortega con Rusia, Venezuela, Cuba e Irán, las cuales preocupan al menos a Estados Unidos. Cuando Ortega conoció a Mahmoud Ahmadinejad en 2006, declaró que las revoluciones de Irán y Nicaragua eran “gemelas” ya que ambas luchaban por “justicia, libertad, autodeterminación y la lucha contra el imperialismo”. En estos momentos el FSLN controla muchas regiones son conocidos los mítines que organizan en plazas de todo el país, lo cual contrasta con el sentimiento de muchos.
Por otro lado, las estrategias empleadas para garantizar el triunfo de Ortega son tan diversas como extensas.
Miles de cédulas de identidad han sido restringidas en los departamentos y ciudades que suelen votar en contra del sandinismo, como por ejemplo El Jícaro, San Fernando, Santa María, El Cuá y otros varios más. Según los cálculos de Úbeda, “casi 30 mil” nicaragüenses que se oponen a Ortega estarían impedidos de votar el domingo.
Las autoridades electorales –cuyos cargos, ya vencidos, han sido extendidos de manera forzada mediante decreto presidencial– también se han dedicado a negarle credenciales ya apoyo a observadores internacionales como el Centro Carter, y nacionales como las instituciones Hagamos Democracia, Ética y Transparencia y el Instituto para el Desarrollo de la Democracia, IPADE.  El Centro Carter ha optado por enviar de todas formas una tienda de observadores informales, sin autoridad, pero con capacidad de brindar reportes.
Univision News trató de obtener declaraciones oficiales del Centro Carter pero no se nos fueron brindadas. “Planeamos brindar un comunicado más adelante”, dijo Deborah Hakes, directora asistente para programas de paz.
Solo los observadores de la OEA y de la Unión Europea se encuentran acreditados por los internacionales. En el ámbito nacional el observador autorizado es el Consejo Nacional de Universidades – CNU, pero este se encuentra al mando de Telémaco Talavara quien, como reporta la agencia EFE, es “asesor para asuntos agropecuarios del presidente Ortega”.
Para poder postularse de nuevo, Ortega forzó a la Corte Suprema de Nicaragua a declarar inaplicables ciertos puntos de los artículos 147 y 178 de la Carta Magna. Al mismo tiempo, la maquinaria de Ortega había ya infiltrado sandinistas en todos los niveles del gobierno.
“Lo que resta credibilidad, es el hecho que la Junta Electoral de votos y el Consejo Supremo Electoral, evidentemente están controlados por miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional”, dijo otro editor político nicaragüense quien pidió la reserva de identidad. “Y eso uno lo puede saber porque uno vive en una parte y puede saber quiénes son miembros del partido de gobierno.”
Algunas encuestadores le dan incluso a Ortega una victoria del 40%.
“El gobierno tiene sus encuestadoras, como una llamada Siglo Nuevo; ellos siempre han tratado ubicar en los primeros lugares de preferencia al señor Daniel Ortega con puntajes que nunca en la historia de Nicaragua ha tenido”, afirma Úbeda. El principal contendiente de Ortega es el ex periodista y escritor Fabio Gadea Mantilla, quien este 9 de noviembre cumplirá 80 años de edad y postula por la Alianza PLI-UNE.
Según diversas fuentes consultadas, el líder nicaragüense ha pasado buena parte de su gobierno cincelando su permanencia en el poder, brindando apoyo al empresariado de derecha –de modo que éste sienta que podrá seguir gozando de privilegios económicos y políticos–, creando divisiones entre una oposición ya de por sí dividida y usando su apoyo a la Iglesia Católica –al promover iniciativas antiaborto– para obtener credibilidad social.
La eventual victoria de Ortega refleja una mezcla de dinámicas que han conseguido “manipular el sistema político” usando “políticas de bienestar social que han creado un capital político para su ganancia electoral”, explicó Manuel Orozco, director del programa centroamericano de Inter-American Dialogue, un centro de análisis político con sede en Washington DC.
“Lo que sí es cierto es que se ha constituido un partido dominante , parecido al PRI, parecido al Partido de Liberación Nacional de Costa Rica, parecido a lo que fue el PRD en República Dominicana en los años 70”, dijo Orozco. “Con la diferencia de que en Nicaragua este partido ha hecho uso infraestructura política y económica del país”.
“Por más encuestas que haya no se sabe cómo va a surtir efecto”, dijo finalmente Julio Rank, experto en México y Centroamérica del National Endowment for Democracy – NED.Es decir la mayoría de electores van a decidir su voto ese mismo día. Lo demás sería especular”. 
@smairata es editor de América Latina de Univision News
©Univision.com
Comentarios