Daniel Ortega sin obstáculos rumbo a la reelección

AFP | Oct 28, 2011 | 6:51 PM

Lidera sondeos

MANAGUA, Nicaragua -  El sandinista Daniel Ortega se encamina a una cómoda reelección en Nicaragua, donde la oposición, carente de líderes, desunida y sin propuestas claras, acude a las urnas con la esperanza fundamentalmente de aumentar su presencia en el legislativo.
Ortega, de 66 años, encabeza los sondeos, con un 48% de la intención de votos, contra un 30% de su rival más cercano, el empresario radial Fabio Gadea, y en un lejano tercer lugar el ex presidente Arnoldo Alemán, con un 11%, según la encuesta de Cid Gallup publicada el jueves.
Gadea, del Partido Liberal Independiente (PLI), es un conocido locutor y creyente fervoroso de 79 años, que ofrece "revolución de honestidad", mientras que Alemán (66), acusado y sobreseído por corrupción, es pieza clave de un pacto político promovido por Ortega para asegurarse gobernabilidad.
A dos semanas de los comicios
A diez días de los comicios, el entusiasmo en las calles es escaso, con una elección prácticamente decidida en favor del izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que, con Ortega al frente, gobernó de 1979 a 1990.
Sus cuatro rivales, todos liberales de derecha, libran entonces una batalla sin cuartel por el segundo lugar, para garantizar escaños que permitan negociar cuotas de poder en el parlamento, donde aunque el FSLN no tiene mayoría -38 diputados de los 90- logra tejer alianzas.
Según la ley nicaragüense, un candidato ganará la Presidencia con mayoría relativa de al menos el 40% de los votos, o un mínimo de 35% con ventaja de cinco puntos o más sobre su inmediato seguidor. Habrá segunda vuelta si ninguno alcanza esos porcentajes.
"Tenemos confianza plena en Dios y en nuestro pueblo que el éxito de estos años de gobierno nos permite afirmar que este proceso democrático va por buen rumbo. Es una realidad que se siente: un ánimo y aliento de celebración y ratificación del poder ciudadano", dijo la primera dama y portavoz oficial Rosario Murillo.
Polémica candidatura
La candidatura de Ortega desató una fuerte polémica pues busca el tercer mandato amparado en un fallo dictado por jueces sandinistas del máximo tribunal de justicia, que declararon "inaplicable" a él una norma constitucional que prohíbe la reelección sucesiva.
Ortega volvió al poder en 2007 con 38% de los sufragios, la votación más baja de los últimos 16 años, tras una campaña en la que la propraganda opositora auguraba un retorno de Nicaragua a los años 80 bajo gobierno sandinista: enfrentamiento con Estados Unidos, servicio militar obligatorio, confiscación de propiedades e inflación galopante, factores determinantes en su derrota en 1990.
No obstante, las encuestas para estos comicios reflejan un aumento del "voto duro" del FSLN, radicado principalmente en barriadas y zonas rurales marginadas del país.
En lo que sus críticos califican de política "clientelista", Ortega impulsa con su esposa y jefa de campaña planes sociales que le reportan caudal electoral y que son respaldados económicamente por su aliado, el presidente venezolano Hugo Chávez, que desde 2007 cooperó con Nicaragua por unos 1.600 millones de dólares.
Su administración
Entre 2007 y 2011 Ortega entregó 136,000 títulos de propiedad a personas pobres, con el "Plan Techo" reparte materiales de construcción y 75,000 familias han recibido un bono productivo, vacas, cerdos, gallinas e insumos agrícolas para su subsistencia.
El gobierno subsidia a su vez a 800.000 usuarios del transporte público de Managua y a 150.000 en la tarifa de energía.
Pese a su discurso "antiimperialista" y sus nexos con países que irritan a Washington, como Venezuela e Irán, Ortega sacó provecho del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.
Logró por otra parte una recuperación de la economía -se prevé que el país crecerá 4% este año-, facilitó que los empresarios realicen buenos negocios, y acabó con los apagones mediante millonarias inversiones en el deteriorado sector eléctrico.
Sin embargo, la pobreza aún afecta al 45% de los 5.8 millones de nicaragüenses y la miseria (personas que viven con un dólar por día) a cerca de un 10%, según estudios privados y oficiales.
En una Centroamérica con tasas de homicidios de 33.3 por cada 100.000 habitantes, la peor de América Latina y el mundo, Nicaragua figura por otro lado como el país más seguro de la región.
©AFP
Comentarios