Rescatan a bebé de dos semanas entre escombros en Turquía

Univision.com* | Oct 25, 2011 | 9:02 AM

SIGUIENTE:

En medio de la devastación del mortal terremoto encontraron una niña de 2 semanas de nacida al igual que a su madre y abuela.

Cifra de fallecidos por terremoto se elevó a 366; la ONU reportó 2.256 edificios destruidos

ERCIS, Turquía - Grupos de rescate hallaron el martes con vida a una bebé de dos semanas de nacida entre los escombros de un edificio de apartamentos que se desplomó a causa de un terremoto de 7,2 de magnitud que estremeció el domingo el oriente de Turquía, cerca de la frontera con Irán.
Imágenes de televisión mostraron a los rescatistas vestidos con overoles anaranjados cargando a la bebé Azra Karaduman, que fue hallada 47 horas después que ocurrió el sismo.
Un rescatista acurrucaba a la bebé que fue hallada desnuda y la cubrió con una manta y la entregó a un paramédico.
Más de 2 mil edificios se han desplomado a raíz del terremoto.
Buscan sobrevivientes
Los rescatistas de dos ciudades del este de Turquía trataban de extraer a sobrevivientes entre los escombros.
Entretanto, miles de personas pasaron una segunda noche a la intemperie bajo temperaturas casi gélidas en el este de Turquía, ante el temor de volver a sus casas tras un mortífero terremoto de 7,2 de magnitud que ha sido seguido por centenares de réplicas.
Las cuadrillas de búsqueda siguen revisando los escombros en las ciudades de Ercis y Van con la esperanza de hallar más sobrevivientes. La agencia de noticias Dogan dijo que los socorristas rescataron con vida a cinco personas de entre los restos de edificios durante la madrugada del martes.
El voluntario Mahir Yatagan dijo que su grupo de búsqueda y salvamento, AKUT, espera recibir llamadas telefónicas o mensajes de texto de personas atrapadas bajo los escombros.
La cifra de muertos por el sismo del domingo fluctúa entre 279 y 366, y al menos 1,300 heridos.
El reporte de la ONU
La Federación Internacional de la Cruz Roja informó que 2,256 edificios de viviendas mayormente de concreto se destruyeron a causa del terremoto de 7,2 de magnitud que afectó al este de Turquía.
La federación, que agrupa a las organizaciones nacionales de la Cruz Roja y Media Luna Roja en todo el mundo, dijo el martes que su representación en Turquía informó sobre el número de unidades destruidas y no se sabe con certeza cuántas personas quedaron atrapadas en esos edificios.
Las autoridades dijeron que el sismo del domingo causó la muerte a por lo menos 366 personas y dejó 1,300 heridas.
La portavoz de la federación, Jessica Sallabank, dijo a los periodistas en Ginebra que la Media Luna Roja de Turquía ha movilizado a todas sus unidades en el país y ha contado más de 80 edificios de viviendas destruidos sólo en la ciudad de Van.
Miedo y luto
Las familias en duelo se aprestaban a enterrar a sus allegados este martes, mientras que otras continuaban velando junto a las montañas de ruinas con la esperanza de que los equipos de rescate encontrasen gente con vida.
Los sobrevivientes pasaron una segunda noche de angustia por las réplicas e intentaban calentarse con fogatas a la espera de la distribución de ayuda por la Media Luna Roja y otras organizaciones caritativas.
Dos pueblos de carpas fueron montados y se organizó la distribución de alimentos para sus habitantes, cuya gran mayoría no se anima a regresar a sus hogares dañados por el temblor o por el temor a las réplicas.
Pero no todos están satisfechos. "Aquí sólo nos dan pan y agua", afirma Nebahat Gezici, que encontró refugio para sus tres hijos, su madre y su cuñada en una de las carpas instaladas por la Media Luna Roja en un terreno de fútbol.
"No tenemos calefacción, no recibimos frazadas, ni siquiera aspirinas", continuó la madre de Gazici.
Critican al gobierno
Críticas y sospechas surgen contra el ayuntamiento, en manos del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, surgido del movimiento islamista), en el poder, a quien se le reprocha favorecer a sus electores, las tribus conservadoras de los pueblos de alrededor, kurdas pero sin reivindicaciones comunitarias.
La región se encuentra cerca de Irán y vive allí una mayoría kurda.
"En el otro campamento, en donde están albergadas todas las familias de los militares y los funcionarios, el que los ministros van a visitar y en donde están concentrados todos los periodistas, hay comidas calientes y manera de calentarse", afirma Necdet. "Nadie se ocupa de nosotros porque somos kurdos", agrega.
El centro sismológico de Estambul predijo el domingo entre 500 y mil muertos, pero este temido balance podría no alcanzarse, según los socorristas en el lugar.
©Univision.com*
Commentarios