Aunque haya bloqueo temporal de la HB 56, 'esto sigue igual'

Univision.com* | Oct 21, 2011 | 8:39 AM

Miles de inmigrantes viven escondidos por miedo a ser deportados de Estados Unidos

BIRMINGHAM - A pesar del bloqueo temporal de ciertas cláusulas de la ley migratoria HB 56 de Alabama, el temor persiste en la comunidad inmigrante de este estado con efectos palpables en miles de familias, incluyendo las de situación migratoria mixta, como el caso de un joven indocumentado al que llamaremos Ramón.
Tras 16 años de vivir en Estados Unidos, 14 de esos en Alabama, trabajar en restaurantes, estar casado hace seis años con una joven estadounidense de este estado y tener una hija ciudadana de 15 meses de nacida, la HB 56 le ha dado un giro de 180 grados a la vida de esta joven familia.
El miedo a la separación familiar llevó a Ramón a renunciar a su empleo y permanecer en su casa saliendo sólo estrictamente para lo necesario. “Dejé mi trabajo porque no quiero que pase algo y me separen de mi hija… Nadie tiene el derecho de separarte de tu familia”, señaló mientras la niña jugaba en la sala de la casa en la que han vivido por casi siete años. Las paredes están tapizadas de fotos de la bebita y el suelo de sus juguetes.
Hundidos en las sombras
Está casado con una ciudadana estadounidense, pero como Ramón ingresó al país sin documentos, para poder regularizarse tiene que salir de Estados Unidos lo que activaría la prohibición de reingreso, en su caso por diez años.
Es la situación de cientos de miles de familias afectadas por las llamadas prohibiciones de los tres y los diez años de la ley de inmigración de 1996 (también conocida como Ley del castigo).
En lugar de poder regularizarse aquí, estos indocumentados tienen que iniciar el proceso en consulados estadounidenses y uno de los más comunes es en Ciudad Juárez, México, una de las ciudades más peligrosas del mundo.
Más complicado que antes
Eso, como la HB 56, supone la separación familiar. Pero la ley antiinmigrante vino a complicarlo todo.
“Completamente. Cuando yo todavía estaba trabajando mi esposa siempre estaba con el miedo de que yo no regresara a casa, sobre todo por mi hija, Cambió totalmente el ritmo de vida que teníamos nosotros… Hasta para ir al parque es una cosa muy diferente. Cuando pusieron la ley y dijeron que si alguien transportaba a un inmigrante ilegal, no sólo me están perjudicando a mí sino también a mi esposa, porque ella puede ir manejando y nos pueden detener y la pueden detener a ella o darle una infracción por transportar a un ilegal, que es su esposo. Todo cambió totalmente, completamente”, insistió.
Eso incluye las finanzas de la familia. Ahora el joven se dedica a cuidar a la niña y su esposa, que es enfermera, trabaja a veces hasta dos turnos diarios, unas 16 horas al día, para poder cubrir los gastos del hogar.
Impotencia y miedo
“Como padre de familia me siento impotente al no poder hacer nada. Me siento que me han quitado lo único que yo podía darle a mi familia, aunque fuera mucho económicamente o no, ser la cabeza de la familia es muy diferente a no poder proveerle a mi familia con algo como cuando yo trabajaba”, agregó.
Están contemplando irse de Alabama. El bloqueo de algunas partes de la ley no significa nada para él.
“El gobierno de Alabama se ha puesto muy fuerte en contra de cualquier apelación y yo no le veo ninguna solución positiva por ahora por un largo periodo de tiempo a esta ley. La gente aquí está muy cerrada, No he escuchado aquí a mucha gente que esté de acuerdo con darle a oportunidad a otra gente que no tiene cargos criminales y que sólo está trabajando y que llevan años aquí”, lamentó.
En su opinión, el racismo contra los inmigrantes siempre ha existido en Alabama, pero la crisis económica hizo que los políticos buscaran un chivo expiatorio a quien culpar por el desempleo.
Chivos expiatorios
“La gente siempre se ha opuesto a la inmigración, legal o ilegal. Siempre se ha dicho que los inmigrantes no trabajan, que roban, que venden drogas. Pero los  los inmigrantes que yo conozco tienen dos y tres trabajos. Nunca están en sus casas. Todo con miras a progresar”, indicó.
“No sabría la salida, pero creo que si quieren arreglar deberían de pensar que están afectado no sólo a inmigrantes sino a familias completas. Mi esposa no es inmigrante y ella está completamente afectada por la ley”, indicó.
La comunidad inmigrante, dijo, está entre la espada y la pared.
De un lado, los republicanos, como en Alabama y otros estados, impulsan leyes antiinmigrantes.
Y por el otro, aunque el Departamento de Justicia ahora intente bloquear la ley, la administración y el Congreso no impulsaron la reforma migratoria que podría ayudar a inmigrantes como él.
“Después que no pasó la reforma muchos estados han estado haciendo esto. Que Obama no haya al menos intentado hacer algo por la gente inmigrante afectó de todos modos. No sé cómo trabaja exactamente la política, pero nunca ví un intento de solucionar porque el problema (para los inmigrantes) no es sólo Alabama. El problema es nacional”, concluyó.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America's Voice
©Univision.com*
Commentarios