The New York Times clama una reforma migratoria comprensiva

Univision.com* | Oct 20, 2011 | 6:15 PM

Volvió a condenar La ley HB 56 de Alabama y dijo que la medida sembró dolor y desesperanza

El diario The New York Times dijo el jueves que el Congreso debería aceptar su responsabilidad y debatir y aprobar una reforma migratoria seria que incluya un camino hacia la legalización de millones de indocumentados, y de esa forma detener la oleada de leyes antiinmigrantes que se riegan por varios estados.
El periódico hizo referencia a la Ley HB 56 de Alabama, la más dura en su tipo, y apuntó que la medida, que entró en vigor el 29 de septiembre, está dejando consecuencias negativas tanto a nivel humano como económico.
En el curso de los últimos seis años el Congreso ha fracasado al menos una decena de veces en el debate de una reforma migratoria amplia. La falta de un acuerdo bipartidista previo que garantice un voto favorable en ambas cámaras es el nudo que ni George W. Bush ni Barack Obama han logrado desatar.
La falta de una reforma, además, desencadenó una oleada antiinmigrante que impactó en al menos 20 estados, donde las asambleas legislativas incorporaron a sus agendas el debate de leyes locales para combatir la inmigración indocumentada.
Clima antiinmigrante
Entre febrero y junio seis estados –Alabama, Georgia, Indiana, Carolina del Sur, Texas y Utah- aprobaron leyes migratorias inspiradas en la polémica SB1070 de Arizona. Y un séptimo, Wisconsin, buscó apoyo necesario para forzar un debate.
Entre otras medidas, las legislaciones incluyen la criminalización de la estadía indocumentada –que en el resto de estados sigue siendo una falta de carácter civil no criminal-, otorgan poderes extraordinarios a las policías (estatal y municipal) para que sus agentes detengan a individuos si tienen duda razonable que se trata de indocumentados y obliga a los empleadores a inscribirse en el programa federal E-Verify, para verificar el estado migratorio de los trabajadores.
Otras medidas castigan severamente el uso de documentos de identidad adquiridos de forma fraudulenta, prohíben las denominadas “Ciudades Santuarios” y rechazan la aceptación de las matriculas consulares como forma válida de identificación.
Desolación en Alabama
En el caso de Alabama, The New York Times denunció que la Ley HB 56 obligó a miles de hispanos a abandonar sus hogares, y a empresas cerrar operaciones. Mientras, los empresarios se preguntan adónde se fueron sus trabajadores.
A su vez, padres de familia inmigrantes aún no han resuelto qué harán, adonde irán por miedo a ser fichados. La nueva ley migratoria obliga a los establecimientos educativos preguntarles si tienen o no papeles de estadía legal en Estados Unidos.
Si bien una corte federal de apelaciones detuvo esta medida, los apoderados permanecen con bajo perfil y mantienen a sus hijos en casa sin llevarlos al colegio por miedo a que sean arrestados por la policía y entregados a las autoridades de inmigración para ser deportados de Estados Unidos.
Éxodo de desesperados
A causa de la puesta en vigor de la severa ley migratoria, Alabama registra un éxodo de trabajadores que puso en riesgo las cosechas.
The New York Tines afirmó que los agricultores temen que los cultivos se pierdan, situación que se está viviendo en otros estados con leyes similares, como Arizona, Georgia y Carolina del Sur.
Agregó que muchos ciudadanos estadounidenses carecen de la capacitación, la resistencia y la voluntad para laborar en los campos, considerada una de las faenas más difíciles de llevar a cabo.
Los autores de la HB 56, que festejan su puesta en vigor, dicen que la medida le hace la vida más difícil a los indocumentados y que ellos mismos decidieron marcharse. “Bajo ese esquema, se unen el miedo y el pánico. El punto clave es el sufrimiento”, expresó The New York Times.
Dolor para todos
El diario preciso además que el dolor que está causando la implementación de la HB 56 no solo lo acusan los inmigrantes indocumentados, sino también los inmigrantes legales y los nativos del estado de Alabama que lucen como hispanos y que ahora son mucho más vulnerables al acoso oficial.
Resaltó también que la historia de Estados Unidos muestra que la asimilación es más eficaz que la deportación masiva. Y resaltó que aunque la primera generación pudiera ser pobre, sus hijos crecerán y serán ciudadanos productivos y contribuyentes.
“A menos que se les asuste y oprima, y se les prohíba trabajar, vivir e ir a la escuela”, indicó el periódico.
El diario aconsejó a otros estados que están tentados a aprobar leyes como la de Alabama a que miren de manera detallada las consecuencias de lo que allí está sucediendo. “Nadie está ganando allí”, subrayó el rotativo.
Futuro incierto
En el último año en 16 estados fracasaron intentos por aprobar iniciativas contra la inmigración indocumentada. Pero eso no significa que vuelvan a intentarlo en la siguiente legislatura o período de sesiones.
California, Colorado, Florida, Iowa, Kansas, Kentucky, Maine, Mississippi, Nebraska Nevada, New Hampshire, Oklahoma Dakota del Sur, Tennessee, Texas y Wyoming han debatido leyes antiinmigrantes, pero al final de las discusiones sus respectivas asambleas desistieron.
El Foro Nacional de Inmigración (NIF) advierte que en 28 estados ya concluyeron las sesiones legislativas correspondientes al período 2010-2011, pero nada garantiza que en la agenda 2011-2012 no se van a incluir nuevos proyectos contra los indocumentados.
Los estados son: Alaska, Arkansas, Arizona, Carolina del Sur, Colorado, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Florida, Georgia, Hawái, Idaho, Indiana, Kansas, Kentucky, Maryland, Nuevo México, Montana, Mississippi, Montana, Nebraska, Tennessee, Texas, Utah, Virginia, Washington, West Virginia y Wyoming.
El Pew Hispanic Center reportó que en Estados Unidos viven 11 millones de indocumentados y que la mayoría de ellos proviene de América latina.
©Univision.com*
Commentarios