Precandidatos pierden el voto latino en Nevada

Univision.com | Oct 19, 2011 | 12:02 PM

Blog post de Jordan Fabian para Debate Latino

El debate republicano del martes en la noche en Nevada demostró que los precandidatos republicanos a la Presidencia tienen mucho trabajo que hacer en cuanto a perfeccionar su mensaje para los votantes hispanos.
Es un hecho que el tema migratorio no es lo único --o si quiera la preocupación más importante-- para los constituyentes latinos. Pero sí es un tema vital para la comunidad y la discusión sobre éste produjo momentos dignos de vergüenza. 
Rick Perry, cuyo record migratorio como Gobernador de Texas ha sido una debilidad frente a los votantes conservadores, decidió ir al ataque contra Romney usando el tema de la inmigración. Perry cavó un reportaje de hace cuatro años sobre el hecho de que el antiguo Gobernador de Massachusetts había contratado un servicio de podar grama para su hogar que empleaba inmigrantes indocumentados.
"Mitt, pierdes todo tu fundamento, en mi punto de vista, porque contrataste a ilegales en tu casa y lo supiste durante un año", dijo Perry, "y el hecho de que estés parado aquí frente a nosotros y te dejes ver como alguien fuerte en el tema migratorio es en sí la hipocresía máxima".
Romney se enfureció y los dos postulantes principales descendieron en un concurso de gritos. En un punto, Romney colocó la mano sobre el hombro de Perry, una movida inusual durante un debate presidencial.
Después de que las cosas se calmaron, Romney se puso a la ofensiva contra Perry, alegando que la inmigración ilegal subió un 60% durante la administración Perry en el estado de Texas. Pero también respondió torpemente al reclamo de Perry de que había empleado a trabajadores sin papeles.
"Por Dios, estoy en una contienda política, no puedo tener ilegales", dijo Romney.
Como escribió en su columna con Univision News, mi colega, Luis Megid, este tipo de retórica dura sobre la inmigración encariña a los republicanos con la base conservadora del partido durante las primarias. Sin embargo, a la larga, podría implicar una carrera hacia abajo para los latinos, quienes se espera van a desempeñar un papel grande en la elección general.
Si el partido quiere incorporar más latinos en sus filas, debería optar por una retorica más delicada sobre el tema migratorio y comenzar a hablar con conocimiento de causa sobre cómo temas como la economía y el servicio de salud afectan a esta comunidad.
Robert Zavala, un residente de Las Vegas quien tuvo la oportunidad de preguntar durante el debate, fue quien enmarcó mejor el tema: "Tenemos 50 millones de latinos y no todos somos ilegales. ¿Cuál es su mensaje para nuestra comunidad?"
Algunos de los candidatos menos importantes entendieron el comentario de Zavala.
El antiguo Senador Rick Santorum (R-Pa.) dijo que su partido podía atraer a los votantes latinos hablando de valores familiares; y el antiguo vocero de la Cámara Baja, Newt Gingrich (R-Ga.), dijo que a los republicanos le iría mejor hablando de la economía y de los empleos, remarcando que la mayoría de los latinos en Estados Unidos habían nacido aquí.
"Quieren una economía que esté creciendo. Quieren un empleo que pague bien para la casa. Quieren acceso a servicios de salud que puedan pagar. Quieren una oportunidad para educarse que sea útil y valga la pena", dijo Gingrich.
Incluso Romney les jaló un poco de mecate a los inmigrantes que vienen legalmente al país.
Pero no hay duda que la amarga discusión sobre el tema migratorio, especialmente de los líderes de la contienda, opacó el mensaje durante el parloteo mediático post-debate. Eso es algo que definitivamente tiene que cambiar para cuando llegue la elección general.
@jordanfabian
©Univision.com
Comentarios