ONU pide invertir para evitar más desastres

Notimex | Oct 13, 2011 | 3:12 PM

Con motivo del Día Internacional para la Reducción de Desastres

CHANGWON, Corea del Sur- La Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió a los gobiernos invertir en la gestión sostenible de tierras, para reducir riesgos de desastres naturales, incluso en los actuales tiempos económicos difíciles.
En un mensaje emitido desde la COP 10 de la Convención de Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CNULD), que se realiza en esta ciudad del sur de Corea, su secretario general Luc Gnacadja recordó la importancia de este reto en todo el mundo.
En su declaración con motivo del Día Internacional para la Reducción de Desastres, consideró positivo que se haya elegido este año como tema a niños y jóvenes, ya que son quienes tienen el potencial para impedir que la degradación de la tierra continúe.
Recordó que 29 mil niños han muerto y muchos más sufren desnutrición en el Cuerno de África
“Esta hambruna reciente es el testimonio de que en ninguna parte la vulnerabilidad de los niños es más real que en las tierras secas del mundo, que son el hogar de un tercio de la población mundial”, afirmó.
Expuso que en promedio, la supervivencia de los niños menores de cinco años y el bienestar general de los niños pobres en estos entornos es menor que en otros ecosistemas, por lo que la amenaza de sequías, desertificación y la degradación de la tierra amplifica esta vulnerabilidad.
Sostuvo que algún momento de este mes, el bebé número siete billones de personas en el mundo, va a nacer y posiblemente sea en las tierras secas.
“Con la tasa media de mortalidad infantil en las tierras secas de un 23 por ciento superior a la de otras regiones no secas, el futuro de los niño es sombrío. Debemos tomar una posición colectiva para crear más oportunidades para todos los niños a disfrutar de un desarrollo seguro, cierto y muy resistente”, señaló.
Gnacadja recordó que cada año, 12 millones de hectáreas de tierra se transforman en nuevos desiertos, tanto por la sequía y la degradación de las tierras secas del mundo, lo que equivale a 23 hectáreas cada minuto y 20 millones de toneladas de grano podrían producirse anualmente en ese terreno.
Enfatizó que las actividades humanas actuales, dejan a miles sin medios de subsistencia.
Explicó que tanto esta COP 10 como un evento reciente organizado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), muestran que los niños y jóvenes esperan decisiones de largo plazo de los adultos sean realmente sostenibles, que los proteja en la medida de lo posible de los riesgos de los desastres.
Subrayó que justamente esta COP 10 quiere la base científica sólida para la Convención, la solución de los desafíos institucionales que limitan su desempeño y el compromiso para que la gestión sostenible de la tierra sea uno de los pilares de una economía verde inclusiva.
Asimismo, contribuir a acelerar la reducción de la pobreza y a la construcción de un mundo sin degradación de la tierra neutral.
“La evidencia sugiere que los costos de la reparación de las tierras degradadas son muy superiores a la prevención”, enfatizó.
“Vamos a hacer que los niños una parte de la solución a largo plazo. Vamos a ejercer con responsabilidad el presente y el futuro previsible, la confianza que han depositado en nosotros”, añadió.
©Notimex
Commentarios