Indocumentados en Alabama hacen planes en caso de ser deportados

Univision.com* | Oct 10, 2011 | 7:19 PM

SIGUIENTE:

Joven que no pudo graduarse de secundaria y regresó a México se convirtió en símbolo de de la tragedia para indocumentados.

Alistan documentos legales para encargar hijos y pertenencias en Estados Unidos

BIRMINGHAM, Alabama – Los miedos causados tras la puesta en vigor de la ley migratoria HB 56 de Alabama van en aumento. Una semana después, inmigrantes indocumentados, aterrados ante la amenaza de ser arrestados y deportados, acuden a notarios para dejar a sus hijos bajo la custodia de familiares o amigos, y también sus propiedades y pertenencias.
Entre otras medidas, la severa ley migratoria, considerada la más dura en su tipo en Estados Unidos, permite a las policías locales (estatal y municipal) arrestar a inmigrantes si sus agentes tienen duda razonable que se trata de indocumentados, y a las escuelas a verificar el estado migratorio de alumnos nuevos y padres de familia.
The Associated Press escribió que el paso que están dando los indocumentados “habría parecido inconcebible hace muy poco”, y agregó que además de familiares y amigos, en algunos casos los indocumentados incluyen a compañeros de trabajo en los poderes notariales.
Un reciente informe del Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y de The Urban Institute, reveló que en Estados Unidos viven entre 3 millones y 5 millones de niños estadounidenses hijos de inmigrantes indocumentados. En el estado de Alabama viven entre 25 mil y 50 mil extranjeros sin la debida autorización para permanecer en Estados Unidos.
Datos del Instituto Pew Hispanic señalan que la mayoría de los indocumentados son de origen Latinoamericano, principalmente de México.
Clima de incertidumbre
La semana pasada, decenas de residentes indocumentados firmaron documentos en los que autorizan a otros a cuidar de sus hijos de ser necesario, confirmaron grupos de asistencia a inmigrantes.
Una pareja que vive sin papeles en el cercano condado de Shelby logró la promesa del jefe del hombre, de enviar a sus tres hijos -todos ciudadanos estadounidenses- a México si encarcelan a la pareja, reportó The Associated Press.
Uno de los autores de la polémica ley HB 56 de Alabama, el senador estatal republicano Scott Beason, dijo que dichas preocupaciones no se plantearon cuando los legisladores consideraban la medida.
Beason se pregunta si las versiones no están destinadas a suscitar simpatía por los inmigrantes que están aquí sin un permiso de permanencia legal por parte de las autoridades federales.
No tienen a nadie
María Patiño y su esposo son originarios de México, viven en Alabama y no tienen parientes cercanos que los asista en caso de ser detenidos y deportados.
Dijo que cada vez que acude a dejar a sus hijos a la escuela “reza” para que no tenga un encuentro con la policía, la detengan, la arresten y la entreguen al servicio de inmigración, que la pondrá en proceso de deportación.
Un encuentro casual con la Policía podría terminar con sus dos hijos de escuela primaria sin padres, si ella y su marido son repatriados a México o los menores son colocados en adopción, escribió AP.
La pareja está indocumentada en Estados Unidos y no tienen amigos ni familiares como para cuidar de los hijos.
"Cada vez que salgo no sé si volveré", dijo Patiño, de 27 años, llorando. "No puedo dejar de trabajar. Mis hijas necesitan zapatos y otras cosas".
Número de ayuda
Ante tal panorama de incertidumbre o preocupaciones, defensores de los inmigrantes reiteraron la existencia de una línea telefónica gratuita: 1(800) 982- 1620, para reportar los actos de abusos a los que está dando origen la ley migratoria HB 56.
"Nosotros hemos recibido más llamadas de las que hemos podido manejar", dijo una activista del Centro Nacional para Leyes de Inmigración. "Lo importante a saber es que si deja su número de teléfono y un recado, nosotros le devolveremos la llamada".
La información que reciba el Centro durante los próximos días a través de la línea telefónica gratuita 1(800) 982-1620) será vital, ya que la jueza que dio luz verde a la Ley HB 56 de Alabama, dejó la puerta abierta para que defensores de los inmigrantes regresen a su Corte y le soliciten nuevamente que detenga esta ley, si es que llegan a demostrar que ésta está causando daño a la población del estado de  Alabama.
"Esto, claro, va a acosar y a espantar a mucha gente de que no matriculen a sus hijos, que no los sigan llevando (a la escuela). Así es que esto es lo más peligroso (de la ley migratoria HB 56), en mi opinión", apuntó.
Otras preocupaciones
La HB 56 convirtió en delito criminal si un indocumentado solicita una licencia de manejar o comercial en Alabama, y permite que se anulen contratos hechos con indocumentados.
A finales de septiembre una corte de distrito decretó medidas cautelares para garantizar que no se pueda impedir a indocumentados pedir trabajo, que no se pueda criminalizar a quienes asistan a indocumentados, que los negocios pueden seguir deduciendo salarios de indocumentados de impuestos estatales, y que los trabajadores no pueden demandar a empleadores que contraten a indocumentados.
Empresarios agrícolas de Alabama temen que la HB 56 los impacte negativamente al provocar una grave escasez de campesinos que impida el levantamiento de las cosechas.
©Univision.com*
Commentarios