Gobierno de Obama presentó recurso para frenar ley de Alabama

Univision.com* | Oct 07, 2011 | 5:15 PM

SIGUIENTE:

Buscan orden judicial de emergencia para bloquear la ley que ha empeorado las condiciones de vida de los indocumentados.

Reiteró temor que la HB 56 afecte dañe derechos de estadounidenses

WASHINGTON – Ocho días después de su entrada en vigor, el gobierno del presidente Barack Obama presentó una apelación ante la Corte de Apelaciones del 11 Circuito en Atlanta, Georgia, para frenar la Ley HB 56 de Alabama mientras una corte de distrito emite un fallo final definitivo.
Entre otras medidas, la Ley HB 56, considerada por defensores y detractores como la más dura en su tipo en el país, criminalizó la estadía indocumentada, otorgó poderes extraordinarios a las policías para detener a individuos si tiene dudas razonables que se trata de indocumentados y obliga a las escúrelas a verificar el estado migratorio de los alumnos nuevos y sus padres o apoderados.
La moción presentada por el Departamento de Justicia  pide a la Corte de Apelaciones del 11 Circuito la suspensión de la ley inmediata de la ley, y argumentó que el tema migratorio es competencia del gobierno federal.
“Ni la Constitución ni las leyes federales de migración permiten un esquema estatal diseñado para echar a los extranjeros del estado”, señala el documento presentado por la oficina del Procurador Eric Holder.
Deportaciones de facto
El Departamento de Justicia también sostiene que la HB 56 puede convertirse en un instrumento para la deportación de facto de personas, “con lo cual puede impedir la aplicación de la ley” y “obstruir la regulación nacional de migración”.
El gobernador de Alabama, Robert Bentley, dijo en una declaración que la apelación no le sorprende. "Sigo decidido a ver que esta ley se aplique plenamente. Seguiremos defendiendo esta ley de todos y cada uno de los cuestionamientos", afirmó.
La ley migratoria de Alabama provocó desde antes de su entrada en vigencia un éxodo de inmigrantes sin papeles de estadía legal ante el miedo de ser detenidos, arrestados, encarcelados y deportados de Estados Unidos.
La HB 56 también niega fianza a los extranjeros que sean detenidos por no tener papeles.
"Alabama no se encuentra en una posición de responder a otras naciones de las consecuencias de su política", señala la demanda. "Esa es responsabilidad del gobierno federal, que habla en nombre de todos los estados y debe asegurarse de que las consecuencias de la incursión de un estado en el ámbito de la ley de inmigración no repercutan sobre la nación en su totalidad".
Agrega que requerir a los agentes que reporten a las autoridades migratorias a las personas que carezcan de credenciales adecuadas para justificar su estancia en el país "desvía innecesariamente recursos de las prioridades federales destinados a hacer respetar las leyes, y evita que las autoridades estatales y locales trabajen en verdadera cooperación con los funcionarios federales".
Reclamo de activistas
Activistas por los derechos de los inmigrantes han insistido en que la ley migratoria de Alabama debe ser frenada para evitar que cauce mayores daños a los derechos de miles de niños ciudadanos estadounidenses hijos de padres indocumentados.
Una coalición integrada por educadores, organizaciones que proporcionan asistencia jurídica a inmigrantes, activistas y líderes de grupos defensores de los derechos de los niños, advirtió que tras la puesta en vigor de la medida, la semana pasada, un fuerte número de familias están siendo afectadas.
"Una crisis se está desarrollando aquí en Alabama y los niños, más que ningún otro segmento, se encuentran atrapados bajo fuego cruzado”, dijo Mary Bauer, directora legal del Southern Poverty Law Center.
El Southern Poverty Law Center (Centro Nacional de Leyes de Inmigración), junto a otros grupos de derechos civiles, puso en funcionamiento la semana pasada un número de teléfono gratis, 1(800) 982-1620, para que los inmigrantes y ciudadanos denuncien los atropellos cometidos por las autoridades en la ejecución de la ley HB 56.
“Ya hemos recibido cerca de 2 mil llamadas en menos de una semana”, dijo Bauer. “Muchas de las llamadas son profundamente inquietantes y pintan un panorama sombrío de las consecuencias de esta ley mal concebida”.
Debate nacional
La cuestión migratoria se convirtió en un tema candente en Alabama durante la última década a medida que los habitantes hispanos en el estado aumentaron en 145% a unas 185,600 personas, reportó The Associated Press.
El 1 de agosto el Departamento de Justicia interpuso una demanda para bloquear la HB 56 y argumentó que se trata de una medida inconstitucional. Simultáneamente organizaciones de derechos civiles y grupos religiosos presentaron demandas similares.
El 28 de septiembre una corte de distrito falló a partes polémicas de la ley y decretó medidas cautelares para impedir que las autoridades detengan a inmigrantes indocumentados que pidan trabajo en las calles, universitarios que asistan a universidades públicas, o extranjeros sin papeles que trabajen como jornaleros en Alabama.
La ley de Alabama fue promulgada por el gobernador Robert Bentley el 9 de junio y fue inspirada en la también polémica ley SB 1070 de Arizona, cuyas partes más polémicas fueron frenadas temporalmente el día antes que entrara en vigor, el 29 de julio de 2010.
En su apelación, el Departamento de Justicia pidió que la demanda sea tramitada de manera expedita, por lo que la corte de apelaciones puede anunciar su fallo en cualquier momento.
©Univision.com*
Commentarios