Ley de Alabama fuerza al encierro a miles de indocumentados

Univision.com* | Oct 05, 2011 | 8:38 PM

Padres de familia ceden a otros el poder legal sobre hijos y propiedades

BIRMINGHAM, Alabama - Con la entrada en vigor de la ley migratoria HB 56 en Alabama, muchos han empacado huyendo despavoridos a estados vecinos y no tan vecinos. Otros prefieren pasar la tormenta lo más encerrados posible y sólo salir estrictamente para lo necesario. Otros han optado por sacar a sus niños de la escuela para no correr riesgos aunque se supone que no se indague sobre la situación migratoria de alumnos ya matriculados.
Pero las familias indocumentadas o de situación migratoria mixta en Alabama comparten más que el pánico que ha generado la ley migratoria en la comunidad.
Los une también la decisión de notarizar documentos para ceder a familiares o amistades el poder de qué hacer con sus hijos, muchos de ellos ciudadanos, en caso de que sus padres sean detenidos y eventualmente deportados.
La jueza federal de distrito Sharon Lovelace Blackburn rehusó bloquear la ley migratoria HB 56 de Alabama mientras proceden las apelaciones del Departamento de Justicia y de grupos de derechos civiles al fallo que ella misma emitió la semana pasada y que dio luz verde a la implementación de algunos de los componentes más restrictivos de la ley.
Más vale prevenir
A simple vista pareciera que muchas de estas familias podrían ser amparadas de una deportación por las nuevas regulaciones del Departamento de Seguridad Interna (DHS) para priorizar repatriaciones porque muchos son padres y madres de familia con lazos establecidos en la comunidad, algunos con más de diez años de residir y trabajar en este estado, y muchos tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses.
Con todo, están tomando sus providencias sobre hijos y propiedades en caso de que su peor pesadilla se convierta en realidad: ser detenidos y deportados. “Trato de mantener mi mejor ánimo por mi hijo, a quien escudo de todo este ambiente de pánico que estamos viviendo. Trato de ser fuerte y darles ánimo a otras madres que están en mi misma situación. Pero tengo miedo”, dijo una joven madre indocumentada oriunda de Oaxaca, México, que prefirió no ofrecer su nombre. Tiene un hijo de siete años, ciudadano de Estados Unidos, pero no tiene a nadie más: ni al padre ni a ningún familiar.
Poder temporal
“Ya preparé mi carta notarizada para darle un poder temporal a la madrina de mi hijo para que pueda sacarlo del país y llevármelo a México en caso de que yo sea deportada”, indicó.
“Si me deportaran y fuera yo sola, pues tendría que volver. Pero, ¿qué futuro le espera a mi hijo en México con tanta violencia y tanta necesidad? Es complicado”, agregó.
La historia de esta joven es similar a la disyuntiva que enfrentan muchos padres indocumentados de Alabama que llaman a grupos locales buscando asesoría de qué hacer con sus hijos o sus propiedades en caso de que ellos sean detenidos y colocados en procesos de deportación.
Llamados de emergencia
La Coalición del Interés Hispano de Alabama (HICA, por sus siglas en inglés), dice que un buen número de las cientos de  llamadas y citas que atienden a diario son de padres preguntando qué pasará con sus hijos si ellos son deportados.
“Buscan obtener los poderes notariales para que alguien más pueda tomar decisiones sobre sus hijos o sus propiedades en caso de que sean deportados”, explicó Victor Spezzini, organizador en jefe de HICA.
“Todavía no tenemos cifras exactas, pero es una de las principales peticiones. Tanto el poder como la Apostilla, que es el sello oficial que se coloca en los certificados de nacimiento y que les permite matricular a sus hijos en escuelas del extranjero si fuera necesario”, explicó.
Apelaron el fallo
Grupos de derechos civiles y el propio Departamento de Justicia apelaron la semana pasada el fallo de la jueza Sharon  Lovelace Blackburn que dejó en efecto algunos de los componentes más restrictivos de la HB 56. También se le solicitó que deje sin efecto su propio fallo en tanto se dilucida el caso en el tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito.
Spezzini indicó que “aunque la ley al final se bloquee, eso es temporal”.
“Igual le pediremos a la gente que continúe obtenido las cartas notarizadas de poder legal y la Apostilla porque aunque la ley de Alabama se bloquee, igual existen leyes federales y existe ICE así que el riesgo continúa”, afirmó Spezzini.
La oficina de HICA ha estado atendiendo estos casos constantemente y hoy no fue la excepción. Miedos en aumento
Un joven mexicano, del Distrito Federal, que prefirió no ser identificado, estaba gestionando la carta de poder no sólo por sus dos hijos ciudadanos estadounidenses sino por sus propiedades: su casa y un pequeño negocio de  construcción.
“Es para que mi amigo pueda enviarme a mis hijos a México si mi esposa y yo somos deportados y para que mi amigo se encargue de mi negocio que tanto trabajo me ha costado”, explicó.
“Los anglosajones que dependen de mi negocio de construcción me dijeron que si no tengo mis papeles en regla me van a hacer un papel firmado por ellos para que ellos se puedan cubrir. Están espantados por que ellos dependen de nosotros en la construcción”, indicó.
El pánico inicial ya ha cambiado las vidas de muchos.
La joven oaxaqueña mantiene, sin embargo, el optimismo. “Voy a ver qué pasa y si no me detienen antes, voy esperar porque tengo que seguir reuniendo dinerito en caso de que me saquen. Si voy a México no es como que voy a tener trabajando llegando. Pero al final Dios siempre nos va a proteger”, indicó.
Su despedida reflejó el miedo mezclado con optimismo con el que enfrenta la situación.
“Ojalá volvamos a vernos, si no aquí en Alabama, pues nos veremos en la Guelaguetza en Oaxaca”, concluyó.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice
©Univision.com*
Comentarios