Hispanos huyen de Alabama por miedo a ser arrestados y deportados

Univision.com* | Oct 12, 2011 | 7:55 PM

SIGUIENTE:

Comercios en Alabama cerraron sus puertas para repudiar la nueva ley antiinmigrante en el estado.

Organizaciones habilitan línea de teléfono para ayudar a indocumentados

Dos semanas después de entrada en vigor la ley migratoria más dura en Estados Unidos, miles de indocumentados en Alabama no saben qué les deparará el futuro inmediato. Cientos ya se se fueron, otros alistan maletas o firman poderes notariales para encargar a sus hijos en caso sean expulsados, y los menos se quedan encerrados en sus casas, esperando un milagro, que frenen la HB 56 y puedan nuevamente enviar a sus pequeños a la escuela.
"Tenemos mucho miedo", dijo María a Univision.com, una trabajadora inmigrante que vive en Birmingham desde 2005. Su nombre, sin embargo no es María. Pidió mantenerlo en el anonimato para que no la arresten, la metan en una cárcel y después la deporten.
"La semana pasada, hace ocho días, "nació mi hijita", dijo emocionada. "Mi esposo se encuentra detenido. Lo metieron preso. Me avisaron que lo pusieron en proceso de deportación y que lo van a mandar para nuestro país. ¿Qué podemos hacer? La nueva ley es muy dura".
Bajo el amparo de la Enmienda 14 de la Constitución, la hijita de María es ciudadana estadounidense.
"Es un caso triste", dijo Xiomara Corpeño, directora de campañas de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). "Le estamos comunicando a esta familia sus derechos en Estados Unidos y ayudándoles en las tradducciones, porque no saben inglés. Necesitan asistencia y eso es lo que estamos haciendo en Alabama".
El fallo de Blackburn
A finales se septiembre la jueza de distrito Sharon Blackburn emitió un fallo en un documento de 115 páginas y permitió que las policías de Alabama detengan a sospechosos de ser indocumentados si tienen una sospecha razonable para detenerlos por no tener papeles, y negarles una fianza.
"Mi esposo venía para la casa de regreso de su trabajo, a eso de las seis de la mañana", contó María. "Pero la policía lo detuvo porque no tiene licencia. Venía a buscarme para ir al hospital, porque tenía programada una cesárea en el hospital de Birmingham".
María no se presentó a la cita, decisión que hizo saltar las alarmas. Siguiendo el protocolo para este tipo de situaciones, el hospital la contactó y le enviaron una ambulancia. "Ya nació mi hijita, pesó cinco libras y 12 onzas, pero mi esposo está preso y lo van a mandar de regreso".
Los padres de la pequeña no tienen parientes en Alabama. "Tampoco en Estados Unidos. Sólo tengo a mis amigas y otro hijo de dos años y medio que también nació aquí. Mis amigas no son mis parientes, no son nada mío, pero me están echando una mano pasa salir de este problema".
Línea caliente
La HB 56 entró en vigor el jueves 29 de septiembre, horas después del dictamen de Blackburn. Un día después, el Centro Nacional para las Leyes de Inmigración habilitó una línea caliente, el 1-800-982-1620, para ofrecer ayuda a indocumentados que se vean afectados por la legislación o requieran asistencia legal en caso de ser puestos en proceso de deportación.
La campaña fue secundada de inmediato por varias otras organizaciones de ayuda a los inmigrantes en Alabama. "Estamos redoblando esfuerzos para dar un servicio gratuito", dijo a Univision.com Vanessa Stevens, de la organización The Hispanic Interest Coalition of Alabama (HICA), en Birmingham. "El servicio es gratis".
Stevens agregó que los afectados por la HB 56 pueden hacer preguntas, presentar quejas o solicitar servicios, que funciona de lunes a viernes y que los fines de semana y durante las noches "se pueden dejar mensajes y les responderán a la brevedad".
Por qué lo hacen
"La meta es ayudar a la gente, orientarla para que sepan qué hacer, adónde ir y cómo buscar la asesoría o el consejo legal necesario" para enfrentar la difícil situación generada tras la puesta en vigor de la ley HB 56.
Dijo además que en los cuatro primeros días de funcionamiento, la línea atendió casi mil llamados.
The New York Times dijo en un editorial que un número importante de llamados fueron hechos por mujeres embarazadas que tienen miedo de ir al hospital o madres que no saben si es seguro enviar a sus hijos a la escuela.
La HB 56 ordena a los establecimientos de educación pública que registren si sus alumnos y sus padres tienen o no papeles de estadía legal en Estados Unidos.
Conozca sus derechos
Tanto HICA como el Centro Nacional para las Leyes de Inmigración reiteraron que el número habilitado es el 1(800) 982-1620, y subrayaron que los inmigrantes pueden utilizarlo para hacer una queja creen que han sido víctimas de abuso o discriminación por parte de la policía y otras autoridades del estado de Alabama.
Luego agregó las partes de la ley que fueron suspendidas por la jueza Blackburn, sobre las cuales la corte decretó medidas cautelares. Entre ellas, que las autoridades no pueden detener a los inmigrantes indocumentados que asistan a las universidades públicas.
También fue suspendida la sección que criminalizaba a los inmigrantes indocumentados por buscar trabajo o trabajar como jornaleros en Alabama.
El fallo de la jueza Blackburn también bloqueó la sección que criminalizaba a otra persona que ocultara, diera albergue o transportara a inmigrantes indocumentados.
De los fichajes en las escuelas, HICA apuntó que las escuelas públicas sí pueden determinar el status migratorio de alumnos, pero sólo de los estudiantes nuevos, aquellos que nunca hayan estado registrados en el sistema, y que estudiantes existentes y activamente registrados no tienen que probar o establecer su estatus migratorio.
Nuevos delitos
La HB 56 tipifica que un inmigrante indocumentado que no cargue prueba de su estatus migratorio, podrá recibir cargos criminales menores.
También criminaliza a los indocumentados que soliciten una licencia de manejar o de negocios, y prohíbe al estado otorgar beneficios públicos a inmigrantes sin papeles.
E invalida todos los contratos entre inmigrantes indocumentados y otra persona, excepto en situaciones en donde alguien se esté comprando comida, este recibiendo atención médica y se quede alojado por una noche.
El diario The New York Times dijo que la ley migratoria de Alabama era una "vergüenza" para Estados Unidos, y urgió al presidente Barack Obama a que la frene y ataje el controvertido programa federal 'Comunidades Seguras', una herramienta, dijo, que contribuye a fomentar el clima hostil contra los inmigrantes indocumentados con redadas estatales y nacionales.
©Univision.com*
Comentarios