Rafael Correa advierte sobre riesgo de golpe de Estado en Ecuador

AFP | Oct 01, 2011 | 4:27 PM

'Todavía somos vulnerables'

QUITO - El presidente Rafael Correa advirtió que está latente el riesgo de un intento de golpe de Estado en Ecuador, en un discurso ante miles de seguidores a quienes llamó a prepararse para enfrentar esa posibilidad.
Correa lanzó la advertencia en Quito al cumplirse un año de una rebelión policial por reclamos salariales, que según el mandatario fue aprovechada por opositores para intentar derrocarlo, y que dejó diez muertos y unos 300 heridos. La oposición rechaza esa tesis.
"30 de septiembre nunca más, pero cuidado, todavía somos vulnerables, se han dado pasos gigantescos para que esta gente entienda que el tiempo de los golpistas, de los cobardes, de los traidores pasó y no volverá", dijo Correa, señalando que "por eso hay que estar más preparados que nunca".
A la concentración de este viernes asistieron más de 100 mil personas, afirmó el viceministro de Agricultura y miembro del buró del partido oficialista Alianza País, Miguel Carvajal.
Llamó a sus seguidores
El gobernante subrayó que aquellos que no pueden vencerlo en las urnas "tratan de hacerlo con la sedición, la conspiración, la desestabilización".
"Pero aquellos que creyeron que con sus balas asesinas iban a hacer retroceder esta revolución no saben a quiénes están enfrentando, a todo un pueblo que decidió acabar con tanto abuso, corrupción, entreguismo", dijo.
Asimismo, sostuvo que si se produce un nuevo intento de derrocamiento, sus simpatizantes deberían actuar como lo hicieron el 30 de septiembre de 2010, cuando cientos de ellos marcharon hacia un hospital de Quito donde, de acuerdo con las Fuerzas Armadas, Correa estuvo retenido por policías insurrectos unas 11 horas.
"Volveremos a actuar como aquella vez diciendo: de aquí salgo como presidente o como cadáver, pero jamás claudicaremos en nuestros principios. Representamos a un pueblo valiente, heroico, no podemos retroceder ante la fuerza bruta", afirmó Correa con vehemencia.
El mandatario también rindió homenaje a las víctimas: dos policías, dos militares y un civil que murieron en el operativo militar que lo rescató del centro médico y otros hechos vinculados con la revuelta. Cinco civiles más fallecieron durante saqueos en Guayaquil (suroeste).
"Aquellas balas también destrozaron nuestra alma. ¡Cómo hubiera querido dejar mi vida y que no se pierdan esas vidas valiosas!", expresó.
©AFP
Commentarios