'Se hizo justicia pero hay mucho por hacer', dijo soldado gay

Univision.com | Sep 20, 2011 | 12:28 PM

SIGUIENTE:

Los militares homosexuales no tendrán que preocuparse de perder su puesto debido a su preferencia sexual.

Fin de 'No preguntes, no digas'

Danny Hernández es uno de los miles de gays que ya inició el trámite para enlistarse al Ejército tras el fin de la polémica ley 'No preguntes, no digas', que prohibía a los homosexuales servir en las fuerzas armadas de manera abierta.
No obstante, Hernández dice que aún hay mucho por hacer.
'Ya pueden servir los gays sin mentir sobre su sexualidad pero todavía no hay igualdad en el Ejército. Los esposos o esposas de los gays que están en servicio no tienen los beneficios que tienen los miembros heterosexuales', dijo Hernández a Univision.com durante una entrevista telefónica.
'Y los miembros que son transgénero -siguió- no pueden servir en el Ejercito. Todavía hay mucho que hacer y habrá discriminación'.
Hernández nació hace 24 años en Texas en el seno de una familia de origen mexicano. Es bilingue y siempre quiso servir en las fuerzas armadas.
Se enlistó en 2008 y estuvo en entrenamiento en Texas y California. Pero su carrera militar se terminó cuando en febrero de 2010 fue dado de baja.
'Yo era Infante de Marina y dos amigos sabían que era gay. Un día fui a un entrenamiento y un superior me preguntó si era gay y le dije que si, le dije la verdad. Me investiigaron y mis amigos dijeron que escribieron todo lo que yo les había dicho. Me investigaron durante seis meses y me echaron por ser gay', recordó con dolor Hernández.
El joven aspirante a ser Infante de Marina se convirtió en activista por los derechos de los homosexuales en las fuerzas armadas.
Danny Hernández trabaja desde abril de 2010 en Service Members Legal Defense Network en Washington, DC, una organización que luchó para la revocación de la polémica ley y que continúa ofreciendo servicios legales para gays en el Ejército.
Mientras tanto, Hernández ya inició los trámites para su reingreso a los Infantes de Marina. Estima que el proceso durará un año.
'Se ha hecho justicia', dijo Hernández, pero agregó que 'aún queda mucho por hacer para la igualdad de los gays en las fuerzas armadas'.
Años de lucha
Después de años de debate y meses de preparativos finales, las fuerzas militares estadounidenses quedaron impedidas a partir del martes de prohibir que los homosexuales sirvan abiertamente en sus filas, un cambio largamente esperado que parecía tomarse con calma.
El rechazo de una ley de 1993 que les permitía servir solamente mientras mantuvieran en privado su orientación sexual entró en vigencia el martes a las 12:01 a.m. EDT.
Algunos en el Congreso siguen oponiéndose al cambio, pero los altos jefes del Pentágono han certificado que no perjudicará la capacidad de reclutamiento ni de librar guerras.
En una declaración, el presidente Barack Obama confió en que levantar la prohibición reforzará la seguridad nacional.
"A partir de hoy, los estadounidenses patriotas en uniforme no tendrán que mentir más acerca de quiénes son para servir al país que aman", afirmó. "A partir de hoy, nuestras fuerzas armadas ya no perderán las extraordinarias habilidades y experiencia de combate de tantos miembros del servicio homosexuales y lesbianas".
El Ejército distribuyó una declaración el martes en la que dijo que "La ley queda repelida" y recordó a los soldados que deben tratarse mutuamente con respeto.
©Univision.com
Commentarios