Imágenes de los cerebros tras ataque en Casino Royale

Notimex | Sep 14, 2011 | 11:52 AM

Autoridades presentaron fotografías

MONTERREY, México - La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) y autoridades de Nuevo León dieron a conocer el miércoles las fotografías de cuatro sujetos considerados como los mandos que perpetraron el crimen colectivo del casino Royale en el que murieron 52 personas el 25 de agosto pasado, por lo que son buscados en México y el extranjero.
En conferencia de prensa, el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, José Cuitláhuac Salinas Martínez, dio a conocer los avances de la indagatoria del multihomicidio derivado del incendio provocado con gasolina en el centro de apuestas.
Los cabecillas de la célula criminal fueron identificados como Francisco Medina Mejía, “El Quemado”; Baltazar Saucedo Estrada, “El Mataperros”; José Alberto Loera Rodríguez, “El Voltaje” y Jorge Carlos Alberto Alejandro Reyes, “El Toro”, “Toruño” o “Tolo”, indicó.
Un luchador entre los homicidas
En tanto, en varios medios mexicanos como la versión impresa del periódico Reforma, trascendió que uno de los líderes de la célula criminal es o fue luchador, y su carrera inició hace unos 11 años.
José Alberto Loera Rodríguez, alias “El Voltaje”, inició su carrera con el nombre de Power Ranger. Al perder la máscara, de acuerdo al medio, volvió a los cuadriláteros con el nombre de “Voltaje Negro”. Luego, cuando perdió la cabellera, de acuerdo con Reforma, se integró a Seguridad Pública del estado de Nuevo León.
Sin embargo, Loera fue detenido meses más tarde por  que se le comprobó que tomó parte en un narcobloqueo.
El medio además menciona que en sus andanzas en el mundo de la lucha libre, "Voltaje Negro" se caracterizaba por su carácter violento y por consumir drogas incluso al interior del gimnasio.
Piden ayuda para su localización
“Estos son los cuatro líderes de la organización criminal y el día de hoy se ponen a su consideración y al conocimiento de la población en general para que aporten información relacionada con su captura”, dijo.
Estos cuatro forman parte de los 18 implicados prófugos que se habían anunciado la semana anterior, por lo que se recurre también a vías internacionales para su localización, señaló.
Algunos de estos cuatro individuos identificados ya habían estado convictos, aunque no se precisaron fechas o delitos de ello.
Actualmente, abundó, hay seis detenidos, entre ellos el policía estatal en activo, Miguel Ángel Barraza Escamilla, quien confirmó “pertenece a la organización criminal “Los Zetas” y por su actividad le ofrecieron ocho mil pesos”.
Detalló que a lo largo de la indagatoria se ha tenido la participación de peritos especializados en diversas ramas, desde arquitectura, ingeniería, incendios, explosivos, genética, balística, dactiloscopía, entre otros.
Se confirmó el uso de gasolina
En torno al peritaje, se confirmó que fue un incendio provocado con gasolina, por lo que se descartó que la tragedia haya sido originada por una falla eléctrica.
“De manera general, la muerte de las personas se debió a intoxicación por monóxido de carbono, y se encontraron siete cadáveres calcinados, los sobrevivientes lograron salir por áreas contiguas a la zona de fuego del casino”, precisó Salinas Martínez.
Sobre el peritaje en seguridad industrial y protección civil, falta su conclusión para determinar irregularidades y responsabilidades al respecto, mencionó.
Por su parte, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, destacó el trabajo conjunto de autoridades federales y estatales en la investigación del caso y reiteró el compromiso de hacer justicia y dar con los responsables hasta sus últimas consecuencias.
Los cuatro presuntos mandos que ordenaron el crimen colectivo “son las cabecillas de esta célula y que –sus fotografías- estamos compartiendo con la población para que se conozcan sus rostros, se conozcan sus nombres y podamos tener la participación de toda la ciudadanía”, mencionó.
Pidió a la población que denuncie a estos prófugos de la justicia, toda vez que está vigente la recompensa de la PGR, de hasta 15 millones de pesos (más de $1 millón 100 mil) por cada uno de ellos a quien dé datos que permitan su localización.
©Notimex
Commentarios