E-Verify: ¿Destructor o creador de empleos?

Univision.com | Sep 13, 2011 | 11:58 AM

A debate este jueves

WASHINGTON, DC – El congresista republicano de Texas, Lamar Smith, se apresta a calificar este jueves en el Comité Judicial de la Cámara Baja el proyecto de ley que busca nacionalizar y hacer obligatorio el uso del programa E-Verify entre todos los empleadores de Estados Unidos a la hora de contratar nuevos trabajadores para determinar si están o no autorizados. Mientras el presidente Barack Obama presentó su plan de creación de empleos ante el Congreso buscando un alivio a la tasa de desempleo de 9% en Estados Unidos, es decir, más de 14 millones de personas sin trabajo, Smith impulsa el proyecto que para sus críticos resultará en que personas autorizadas para trabajar pierdan sus puestos por errores en el sistema electrónico de verificación que se basa en los bancos de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del Departamento d Seguridad Nacional (DHS). Se calcula que hasta 770,000 empleados autorizados podrían perder sus puestos por los errores en los bancos de datos y otros millones tendrían que dedicar tiempo en horas laborables para acudir a oficinas gubernamentales y tratar de corregir errores para no perder sus trabajos. Esto afecta a ciudadanos y residentes legales. Más aún, según, la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) el E-Verify nacional y obligatorio reduciría los ingresos federales en $17,300 millones en un lapso de diez años porque "la verificación obligatoria de elegibilidad de trabajo a través del sistema E-Verify resultaría en un alza en la cifra de trabajadores indocumentados que serían remunerados fuera del sistema tributario". Pero Smith insiste en que su plan liberará trabajos para los estadounidenses. “Podríamos abrir trabajos para millones de estadounidenses desempleados requiriendo que todos los empleadores utilicen el E-Verify…El Congreso debe aprobar este proyecto y el presidente debe promulgarlo. Es uno de los mejores proyectos de creación de empleos bajo consideración”, afirmó Smith. Sus críticos, sin embargo, cuestionan las motivaciones reales tras el plan de Smith pues va en contra de la premisa de menores regulaciones y menos burocracia que tanto predican los republicanos. Se calcula, por ejemplo, que las pequeñas empresas gastarán hasta 2,600 millones de dólares cada año sólo en la implementación del programa. Los pequeños negocios son el principal motor generador de empleos, pero tendrán que gastar fondos en regulaciones y no en crear trabajos, todo en favor de un programa que según datos de propio gobierno, más de la mitad de las veces no identifica a trabajadores indocumentados. El conservador diario The Wall Street Journal, publicó hoy un editorial señalando que “uno de los proyectos de Lamar Smith es hostigar a las empresas estadounidenses para convertirlas en agentes de aplicación de leyes de inmigración de Estados Unidos”. El diario enfatiza que la industria agrícola, ya abatida por la escasez de mano de obra, es una de las que más podría afectarse con la nacionalización y obligatoriedad del E-Verify, considerando especialmente que se nutre de trabajadores sin documentos. A pesar de que los agricultores publicitan la disponibilidad de trabajos en este sector, no encuentran trabajadores autorizados que los realicen. Por ejemplo, cuando Georgia implementó el E-Verify estatal, unas 11,000 plazas agrícolas quedaron vacantes resultando en pérdidas millonarias a la industria: cosechas perdidas o traslado de sembrados a México y Centroamérica. De hecho, el retraso en la consideración del proyecto de E-Verify responde a que Smith enfrentó la dura oposición de un sector republicano presionado precisamente por la industria agrícola. Curiosamente, la decisión que tomó Smith para lograr el apoyo del sector agrícola a su proyecto E-Verify fue presentar otro proyecto de ley que pretende traer hasta 500,000 trabajadores extranjeros anualmente. Es decir, en lugar de buscar mecanismos para legalizar a los trabajadores indocumentados que ya laboran en los campos agrícolas, Smith, el legislador restriccionista en materia migratoria, propone traer hasta medio millón de nuevos trabajadores migrantes cada año para lidiar con la escasez de mano de obra agrícola. ¿Suena incongruente? Lo es. Una vez más, el Wall Street Journal escribió que Smith se ha opuesto repetidamente al proyecto AgJobs que legalizaría la mano de obra indocumentada, pero ahora propone traer medio millón de trabajadores agrícolas cada año lo cual de todos modos no resolvería la escasez de mano de obra de varios sectores agrícolas. La conclusión del editorial del Wall Street Journal resume con exactitud la situación: “Los republicanos argumentan que se oponen a la inmigración ilegal pero la verdad es que se han tornado hostiles a toda inmigración. Esto supone costos económicos mayores en momentos en que Estados Unidos necesita más inversiones y más empleos. La mano de obra agrícola es un ejemplo de cómo la inmigración promueve el crecimiento (económico) estadounidense. En vez de imponer más costos de aplicación de leyes sobre las empresas estadounidenses, el Sr. Smith y otros restriccionistas republicanos, deben apoyarse en su reciente epifanía y reconocer que la mejor forma de reducir la inmigración indocumentada es que el gobierno provea avenidas más amplias para la inmigración legal”, concluyó el diario.
©Univision.com
Comentarios