Vendedor de armas de EU animaba a clientes 'narcos' a matar federales en México

Univision | Sep 10, 2011 | 1:11 PM
GERARDO REYESgreyes@univision.net
En un nuevo capítulo de la masiva exportación ilegal de armas de Estados Unidos a México, miembros de una familia estadounidense afrontan cargos por vender fusiles y munición a carteles mexicanos de la droga.
Pero este caso tiene un ángulo siniestro adicional, según los documentos judiciales: el padre de la familia alentaba a los narcotraficantes a matar autoridades mexicanas.
Los miembros de la familia Reese sabían contra quienes serían disparados algunos de los fusiles AK-47 que vendían en su tienda de Denim, al sur de Nuevo México, muy cerca a la frontera. Pero no solo lo sabían sino que lo deseaban.
“Digo que espero que mis armas se vayan a México… Espero que las usen para dispararle a esos hijos de perra corruptos federales en el trasero’’, se escucha decir a Rick Reese, dueño de New Deal Shooting Sport, cerca a Deming.
La frase fue grabada en julio de este año por un informante confidencial del gobierno de Estados Unidos que posaba como narcotraficante. Es solo un fragmento de múltiples conversaciones que comprometen a Reese, su esposa Terri y sus dos hijos Ryin y Remington en una acusación de 30 cargos por contrabando de armas y lavado de dinero.
La acusación fue revelada la semana pasada cuando la tienda y el campo de tiro de los Reese fueron allanados por autoridades federales.
La venta de fusiles y munición a los carteles incluía además consejos prácticos, según la acusación.En noviembre de 2010, Rick Reese le mostró a un intermediario de un cartel de las drogas de México un arma calibre 50. mientras le explicaba que tenía suficiente alcance como para matar gente en México desde la cima de una montaña.
La fiscalía de Nuevo México afirma en uno de los documentos del caso que los Reese contribuyeron a la violencia que ha dejado en México más de 40,000 muertos en el último año al vender el los narcotraficantes su arma preferida: el fusil AK 47 y otras más livianas.
Por lo menos cuatro armas de este tipo, vendidas por la tienda los Reese, fueron confiscadas por autoridades mexicanas en diferentes escenas de crímenes.
La acusación detalla así tres de ellas:- Un rifle AK-47 con el número de serie AB2T-N102432 incautado por autoridades mexicanas en un tiroteo con ocho sospechosos en Sinaloa, México el 30 de julio de este año. Había sido vendido por los Reese 22 días antes.- Un rifle AK-47, serie DC-0646-10, confiscado por México en un allanamiento en Juárez en febrero 15 de este año, siete meses después de adquirido en New Deal Shooting Sports- Un rifle AK-47 serie DR-2693-09, incautado por autoridades mexicanas junto con otras armas y narcóticos en Juarez en marzo 10. El arma había sido comprada en el negocio de los Reese el 25 de agosto del año pasado.
El martes pasado un juez federal de Nuevo México, negó la libertad bajo fianza de Rick Reese. La fiscalía ha pedido al juez que revoque su decisión de dejar en libertad condicional a Remington, uno de los hijos de Rick, por el peligro que significa para la sociedad.
Para sustentar este argumento, el fiscal citó una conversación en la que el joven vendedor de armas le explica al informante encubierto la capacidad destructiva de un arma calibre cincuenta. “Yo te garantizo que si tuvieras cinco hombre bien coordinados allá abajo [México], es todo lo que se necesita. Cinco hombres. Puedes barrer a quien quieras’’.
La complicidad de las armerías de Estados Unidos, especialmente las que operan en la frontera ha sido el motivo de varias denuncias del presidente de México, Felipe Calderón.
“Parte de la tragedia que tiene que vivir el pueblo mexicano’’, dijo el mandatario el mes pasado, “tiene que ver con que estamos al lado del mayor consumidor de drogas y vendedores de armas a organizaciones criminales en el mundo”.
©Univision
Comentarios