Cártel mexicano reclutó a jóvenes bonitas como pistoleras

AFP | Aug 17, 2010 | 9:49 PM

Para "engañar" a rivales

MÉXICO - Mexicanas jóvenes y "bonitas" fueron reclutadas en los últimos meses como pistoleras a las órdenes de un cártel mexicano, dijo un presunto integrante de esa organización en un video de la secretaría de Seguridad Pública difundido este martes por la prensa.
Rogelio Amaya, presunto integrante de 'La Línea', un grupo de sicarios del cártel de Ciudad Juárez, la más violenta del país, dijo al ser interrogado por la policía que las mujeres que se han sumado en los últimos dos meses "son bonitas, de buen ver, para engañar más a los contrarios".
La "capacitación"
"Se van capacitando, mirando ellas y acompañando a otros sicarios. Van con armas largas o cortas, a veces van acompañadas de hombres pero son ellas las que hacen el 'trabajo'", dijo Amaya en un interrogatorio al que fue sometido por la Secretaría de Seguridad Pública y difundido en un video a la prensa.
Las mujeres que han sido reclutadas por el grupo de sicarios de 'La Línea' son "entre unas 20 y 30" y "están entre los 18 y 30 años" de edad, añadió Amaya, detenido la semana pasada en Ciudad Juárez.
Reclutan a jovencitas
Las jóvenes "ya han realizado varios trabajos", operan como "como cualquier sicario hombre", se trasladan en "trocas (camionetas) o carros" y usan lo mismo "armas largas que cortas", dijo el detenido.
El reclutamiento de mujeres para convertirlas en pistoleras está a cargo de una célula especial del "La Línea" que actúa siguiendo "varios esquemas" y hay encargados de encontrar nuevos "halcones (vigilantes), sicarios o extorsionadores", indicó el detenido.
Este grupo de sicarios, según las autoridades, está bajo las órdenes del cartel de Ciudad Juárez, que libra una sangrienta disputa por las rutas hacia Estados Unidos con el cartel de Sinaloa.
Ciudad Juárez, con 1.3 millones de habitantes, es la localidad más violenta de México con más de 2,660 homicidios en 2009 y unos 1,860 este año, la mayoría atribuidos a una disputa entre los cárteles de la droga.
©AFP
Commentarios